Penumbra ©

Tamaño de fuente: - +

3.

Mes 10, día 11/4.109

-Tiene que hacerlo creíble, los dos -Magno observa más a mi hermano que a mí y luego suspira- Deja de fruncir tanto el entrecejo, William, necesitamos que tu padre crea que de verdad quieres pertenecer al ejército.

-¿Qué tal si solo cree que voy a hacer lo que él me diga por cuidar a Anahia? -Magno lo piensa por un segundo y luego se encoge de hombros.

-Supongo que eso también funcionará. Ahora, entremos ahí y empecemos con el show.

-Espera -Lo detengo- No se me da muy bien mentir, puede descubrir que estoy engañándolo.

-No lo hará, sabrás mentir está vez porque hay muchas vidas en juego -William toma mi rostro entre sus manos y me hace fijar mis ojos en los suyos- Puedes hacerlo, puedes mentir cuando se trata de salvar vidas y yo estoy contigo, Nahi, en todo momento -Asiento. Respiro hondo y armándome de valor tomo la perilla de la puerta del estudio de papá y lo abro.

No me sorprende encontrar a Marco Aurelio y a Ernesto en el estudio con mi padre, así que avanzó hasta quedar frente a la mesa con el pequeño grupo de personas que harán esto por mí, por nosotros, detrás de mí.

-Quiero hablar contigo -Declaro y al ver que ninguno de los hombre restantes se mueven, continuo- De ser posible, sin ellos -Contengo la respiración cuando papá mira de ellos a mi, como si estuviera analizando la situación, incluso se siente como si desconfiara de mi.

-Retírense, por favor -A pesar de la frase por favor soy consciente de que ha sonado más como una orden. Marco Aurelio y Ernesto abandonan la sala y una vez la puerta está cerrada, papá encarna una ceja en mi dirección pidiéndome decir lo que sea que tenga que decir.

-Voy a hacer lo que me pides, voy a colaborarte, estaré de parte de ustedes y haré lo que tenga que hacer para que este mundo tenga paz -Soy firme mientras lo digo y no me tiembla la voz debido a que la última parte es verdad, voy a hacer lo que sea necesario para que este mundo tenga paz.

-¿Puedo saber a qué se debe este cambio de opinión? -No me cree. Sabe que no cambio de opinión tan fácilmente, pero confía en lo que le digo, de eso estoy segura, si le pongo un poco más de empeño podrá confiar en mí.

-No cambie de opinión, papá, sigo queriendo lo mismo. Paz -Sus ojos encuentran los míos y tengo la sensación de estar bajo un escáner, bajo una prueba que debo pasar.

-Y el pequeño ejército que tienes detrás ¿Qué tiene que ver en esto?

-No pensarás que voy a dejar a mi hermana sola en esto ¿O sí? -La altanería de William parece darle puntos de credibilidad con papá porque él asiente estando de acuerdo.

-¿Y el resto?

-Pues ya sabes -Magno da un paso al frente, como siempre hace cada vez que va a ratificar algo- Somos un grupo, nos protegemos entre todos -Wendell observa a cada una de las seis personas que tiene frente a él, supongo que analizando la situación.

Cruzo los dedos y rezo porque papá caiga en el engaño, porque nos deje ser parte de esto y podamos conseguir la información que necesitamos.

-Esta bien, lo entiendo. Son un combo, seis por el precio de uno -Veo como mi hermano aprieta sus dientes conteniendo las ganas de responder- En ese caso, empezamos a las cinco de la mañana. Tenemos reunión a las ocho con los líderes del Imperio del Oeste y del Este, pero antes necesitaremos aclarar unos puntos con ustedes.

-¿Qué hay de las clases? -Pregunta Ethan

-Iran a sus clases, la reunión con los líderes no los incluye a ustedes -Asiento y me dispongo a salir cuando papá continua- Quédate unos minutos más, Anahia, tenemos que hablar de algo importante -Asiento nuevamente y me mantengo en mi puesto mientras veo salir a mi hermano y a mis amigos- Toma asiento -Hago lo que me dice y me pongo de pie al instante apenas escucho su pregunta- ¿Quién es tu complemento? -Me siento intimidada y busco en mi mente una rápida respuesta.

-Un chico con el que discutí. La verdad no lo conozco de nada -Puedo sentir el pequeño malestar en la parte trasera de la cabeza que me da al mentir, pero soy firme y esto es algo que voy a ocultar de él el tiempo que sea necesario.

-¿Nunca lo habías visto?

-Como te digo, no lo conozco de nada.

-¿Te quedaste con alguno de sus datos? -La mirada morada de papá me atraviesa el cráneo con decisión. Él quiere saber quién es y no va a parar hasta hacerlo.

-La verdad es que no. Viste lo asustada que llegue, esto no es algo que me gustará y menos si me ocurrió con un desconocido. Créeme cuando te digo que no me interesa saber quién es ese chico. No me preocupo por ahora por eso, estamos destinados, así que ya aparecerá ¿Por qué? ¿Tienes algún interés en él?



GiniaCado

#71 en Paranormal
#24 en Mística
#427 en Fantasía
#67 en Magia

En el texto hay: union, magia, primer amor

Editado: 18.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar