Perdóname por ser mujer (1)

Tamaño de fuente: - +

26-Madurez

Me quede sentada en la cama mirando a mi bello durmiente, el cual se mantenía sereno con su respiración acompasada. Realmente parecía imperturbable. No lo quería despertar, pero ya era hora de irme. Así que me dispuse a hacerlo.

ꟷMarꟷempecé a llamarlo, pero me detuve al ver que Marco se revolvía en la cama. De repente su respiración se volvió agitadaꟷ ¡Marco! ꟷgrité para que se despertara de lo que me parecía que era una pesadilla.

ꟷPerdónꟷdijo con la voz ahogada mientras se seguí moviendo en la cama, de sus ojos cerrados empezaron a caer lágrimas a borbotones, mientras él seguía pidiendo perdón.

ꟷ¡Marco despierta! ꟷgrite para que parara, pero él aún se mantenía inquieto. No sabía qué hacer, no lo podía tocar, estaba en pánico. Inesperadamente la puerta de la habitación se abrió y de ella entro Martín, el cual se quedó sorprendido al verme.ꟷ ¡Martín, a Marco le pasa algo! - grite angustiada.

Martín corrió hacia la cama y tomo a Marco de los hombros, logrando así despertarlo.

ꟷ¿Estas bien? ꟷpregunto Martín preocupado a un Marco desconcertado. Poco a poco la respiración de este se volvió regular y parecía que ya entendía lo que había pasado.

Cuando al fin estuvo más calmado giro hacia mi dirección para mirarme. Pude identificar en sus ojos la tristeza y la vergüenza, haciendo que me rompiera el alma.

ꟷSolo fue un mal sueño, solo fue esoꟷdije intentando verme tranquila. Marco debía sentirse mal por haberme perturbado. Pero tenía que hacer todo lo posible para que vea que yo estaba bien.

ꟷSí, Marco solo fue eso un mal sueñoꟷ estuvo de acuerdo Martín apaciguándolo.

ꟷLo sientoꟷdijo apenado mientras apretaba sus puños en la cama.

ꟷNo, todos tenemos malos sueño. No te preocupesꟷasegure regalándole la mejor de mis sonrisas y este también me respondió con una, aunque esta no llego a sus ojos.

ꟷSerá mejor que descanses, Marco. Yo llevare a Esperanza a su casaꟷpropuso Martín. Marco lo miro y se quedó pensativo un rato hasta que acepto.

ꟷEsta bien para vos ¿verdad? ꟷme pregunto Marco mientras me miraba con sus ojos tristes. Yo asentí. Lo mejor era que él descansara.

ꟷNos vemos mañanaꟷdije mientras tomaba mi mochila.ꟷ Descansa, MarcoꟷLe sonreí de la manera más alegre que pude.

ꟷDescansa, Hopeꟷcontesto aun un poco cabizbajo.

Sali de la habitación y baje para esperar a Martín que se había quedado a hablar con Marco.

Me senté en los sillones de la sala para rememorar lo ocurrido. Sentía tanta impotencia de no poder ayudarlo en ese momento. Gracias a dios llego Martín porque si no, no sé lo que hubiese pasado. Marco se veía tan atemorizado suplicando perdón. Seguramente rememoro lo que le ocurrió. ¿Siempre será así? ¿Marco recuerda en sus sueños a esa grandísima hija de puta? ¿Pero por qué le pide perdón, si ella fue la que le hizo algo? Mi pobre amor.

Al llegar al auto de Martín, me senté en la parte de atrás. No porque creyera que él era un violador o algo como la otra vez, sino porque quería estar un poco sola con mis pensamientos.

No hablamos por casi la mitad del trayecto, parecía que Martín me había entendido, ya que me no me hablo, y solo miraba como lloraba en la parte trasera de su auto. Cuando sentí que ya no tenía más lágrimas que derramar, me limpié las últimas con las manos.

ꟷToma papelꟷdijo dándome un pañuelo ꟷTu nariz moqueaꟷ tomé el papel y me dispuse a limpiar mi nariz. ꟷParece que desde ese día que viniste pasaron años, pero en verdad solo fueron unos cuantos días. Creo que un poco más de una semana. Y mira, ya sabés casi todo. Realmente estoy impresionado. Te mueves rápidoꟷSupongo que tenía razón todo paso muy rápido. Aunque me sorprende que sepa que estaba al tanto de todo.

ꟷ¿Cómo sabés eso? ꟷpregunte interesada.

ꟷUn trapo de piso me contóꟷdijo divertido. ¿Trapo de piso? La verdad no tenía ganas de ponerme a investigar las cosas de este tipo. Mejor lo dejaba pasar y le preguntara cuando tuviera más animo ꟷ¿Estas segura de que querés seguir? Creo que esto se puede poner más difícil aún.

ꟷSí. Voy a seguir hasta las últimas consecuencias. Amo a Marco con todo mi corazónꟷaseguré firme. No había manera de que yo lo dejaraꟷ Aunque quisiera irme, no podría porque lo quiero muchoꟷdije mientras nuevamente las lágrimas escapaban de mis ojos.

«Dios me siento una canilla de agua».



Munay

#12544 en Novela romántica
#4403 en Joven Adulto

En el texto hay: misterio, novelajuvenil, traumas

Editado: 05.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar