Pernocta

Tamaño de fuente: - +

1

El sol entraba por las ventanas…

-.-.-.-.-

- Ayer estaba feliz de que por fin acabaron las clases – dijo él aún somnoliento - ¿ahora resulta que tengo que tengo que volver?

- Eso fue hace un mes – dijo empujándolo por la puerta.

- Pues que rápido pasa el tiempo – resistiéndose a salir del lugar – se nota que algunos querían deshacerse de mí.

- No seas tonto, es tu primer día de clases. Tendrás nuevos compañeros ¿No te emociona?

No, no lo emocionaba en absoluto. Cuando vio las fotos que enviaron por Whats App le desilusionó. El hecho de estar nuevamente con personas que no conocía o con los que casi no hablaba le estresaba.

- ¿Qué hare? – Ni si quiera había llegado y ya le atormentaban las preguntas – ¿Y si pide que hagamos pareja para algún trabajo?

Cruzaba la calle con las manos en la cabeza, parecía tranquilo, pero dentro de si no dejaba de preguntarse ¿Por qué tenían que mezclarlos?

- Haber …

Pensaba con quien haría pareja.

- Esteban estará con Maria, esos dos nunca se separan, Juan y Carlos, Ivan – lo pensó un momento – creo que estará con Rodrigo

Trataba de analizar las pocas opciones que tenía. Sabía que era estúpido pensar con quien haría pareja en los trabajos, ya se lo habían mencionado sus compañeros, pero era algo que le inquietaba, no podía evitarlo.

- Al final acabare solo, como siempre – se encogió de hombros.

Ese era el problema de ser un grupo de amigos impar, uno siempre que daba solo y ese uno era él.

- Es triste tener que preguntar quien no tiene pareja – suspiró frustrado -¿Y que pasara con Lina?

Su antigua compañera con lo que hacia los trabajos era algo que en esos momentos también le preocupaba, a ambos los unieron al quedar solos y a ella no parecía importarle.

- Espero que consiga algún compañero – pensaba – talvez debería aconsejarle que se una a mi escudería, para que no tenga problemas en los parciales.

Ella siempre había sido solitaria, hablaba con los demás, pero le gustaba estar sola.

- De seguro encontrara pareja rápidamente.

.-.-.-.-.-

- La existencia es como una bola de cristal que se va agrietando con el paso del tiempo, hasta que se rompe.

Pensaba, mientras veía a las personas pasar.

- Y la vida sigue sin mas

Se sentía deprimido.



Nanox2522

#5198 en Otros
#1963 en Relatos cortos
#8011 en Novela romántica

En el texto hay: primer amor, amistad

Editado: 03.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar