Pero Que Me Quedes Tu

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 1

Mi vida. Si pudiera redactar mi vida desde el comienzo desde una niñez normal, llena de amor, donde están presentes los tradicionales y extrovertidos padres, papi y mami, con sus respectivos hermanitos llenos de mucho amor, pero no, soy una anticuada huérfana que a sus diencinueve años vive con su querido tío y su insoportable esposa que lleva consigo una revoltosa y antipática hija que le dan una pizca de terror a mi vida a diario y que quisiera desaparecer…

 

_Y LOGICO QUE FALTO YO EN ESE CUENTO

Pero no todo es color gris, también de color rosa, pues tengo que confesar que hablo con mi otro yo por asi decirlo, me la imagino como si fuera mi hermana Gemela, aparece solo en mi mente.

_ Tu siempre estas tontuela, ahora desaparece que no me dejas redactar mi Historia.

_ ¿Hablando sola Muchachita?

_ Nani regresaste, que alegría verla, no sabe la falta que me hizo.

Nani, es la abuela que nunca tuve, se hizo cargo de mi desde que fallecieron mis padres, ah sido una gran ayuda para mi tío.

_ Solo fueron unas simples vacaciones, pero ya estoy de vuelta al trabajo muchacha loca.

_ Pensé que la Reina Macabra te había corrido, de hecho le dije que si no regresabas rápido me iba a ir a buscarte.

_ Ven para aca, yo no me voy a ir, si me eh encargado de ti por muchos años.

Cuando ella me abrazaba, siento que de sus brazos brotaba amor, y me hacia recordar a mi mama.

_ Ahora a levantarse de esa cama, y baja a desayunar.

En esa, entra la señora Gallegos, toda ella, entaconada con su mejor vestido, sus prendas, y su perfume algo fuera de si, llevándose a todos por delante sin importar que.

_ Me imagino que ya le diste los buenos dias a Esmeralda, ahora baja y déjame a solas con ella Isabel.

_ ¿Porque tiene que ser asi todo el tiempo?, ¿porque no respetas mi privacidad?, ¿porque entras sin tocar? Exclame arrodillándome en la cama y arrugando el ceño.

_ Porque tengo que recordarte las normas todo los benditos dias Esmeralda, Levántate temprano, arréglate decentemente y baja a desayunar. En esta casa se hacen las cosas bien, no siempre mal como tú.

_ Eso ya lose, pero no tengo porque hacerlo hasta los fines de semana, esto no es una cárcel.

_ Recuerda que solo lo hago para ayudar a tu tío, que bastante ocupado esta tratando de que no te mueras de hambre.

_ ¿Sabes una cosa Cristina?, anda a ver si tu hija ya se levanto y déjame en paz.

_ No es necesario, esta desayunando, asi que muévete. Mientras que chasqueaba sus dedos y tiraba la puerta

 

BRUJAAAA (Decía mi conciencia mientras sacaba su lengua)

_ ¿Esto tiene que ser asi todo el tiempo Nani?, ¿ella siempre va estar aquí, fastidiando?

_Hay mi Sangrona, ya veras que con el tiempo esa señora no te va a molestar tanto.

 

_ Eso dices tu, ahora voy a bajar, porque sino a doña señorona le da algo.

 

A veces pienso que la vida es algo injusta, dura y fuera de lugar, mientras estaba sentada en la mesa, veía como la señorona y su retorcida hija me estrujaban su grandioso y admirable amor de madre e hija, que me daba asco, pero a la vez lastima, la muy señorona trataba de tapar el sol con un dedo, mientras que la chiflada de Victoria, se daba de la inocente niña dulce.

 

_ ¿Buenos Dias princesotas, como amanecen?

Por lo menos mi tío con un beso en la frente me recordaba que tenía familia, mientras su mujer me miraba con asombro.

_Bien querido, quería llevarte el desayuno a la cama pero me imagine que…

En eso, la corto de una mi tío, sin darle importancia a sus palabras.

_ No esta bien asi Cristina, Esmeralda, necesito hablar contigo, te espero en mi oficina, pero antes termina de desayunar, te parece?

_ Si por su puesto tío.

Mientras que su Adorada esposa se moría de intrigas, corriendo detrás de el.

_ Eso es lo que te gusta verdad, que Mateo ignore a mi mama, Exclamo Victoria. Y tu te salgas con la tuya, oh eso piensas tu mugre, pues déjame decirte espanta pájaros que aunque tu no quieras, ella es su esposa, y tu su significante sobrinita Huérfana.

Eso me corto la Sangre en Seco…

_ Para tu desgracia víbora del infierno, tu querida mami puede ser muy señora y todo lo que se le pegue la gana, pero que te quede bien clarito princesita, yo soy su familia y tu y tu mamita si a mi se me pega la gana son un cero a la izquierda, asi que con permiso su majestad, me retiro de la mesa porque ver tu cara me dan nauseas.

_ Sabes una cosa Esmeralda?, te podrás reír ahora de nosotras, pero tarde oh temprano no las vas a pagar.

Solo me quedo Mirarla con lastima y una cara de que me daba asco



PERO QUE ME QUEDES TU

#2577 en Novela romántica
#499 en Chick lit

En el texto hay: amor mentiras deseo amistad

Editado: 20.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar