Peter

Tamaño de fuente: - +

Peter

Porque solía nadar entre pensamientos vagos y perezosos, mi padre solía decir que mi mente era una máquina del tiempo, ya que en cualquier momento podría regresar a sucesos aterradores, o quizás podría presentarme como un cordial caballero del siglo diecinueve, me gustaba creer que podía regresar a las tierras de 1912 y saborear un rico brandy, siendo el dueño de millones de sueños, siendo el rey de un noble corazón, creía que las sirenas solían agradecer a un dios mediante su canto mientras que mi padre susurraba a mi madre que yo necesitaba una especie de ayuda, sabía perfectamente que la realidad era lo que mis ojos podían tocar y lo que mis manos podían ver, y aunque acostumbraban a decirme que era algo absurdo mezclar la realidad con los sueños, a mi me parecía un completo disparate puesto que sentía que vivía en un sueño totalmente real, el mundo era un colibrí lleno de vida, podía sentir el zumbar del viento podía acariciar la letra de cualquier melodía y sin embargo ellos tarareaban acerca de una realidad macabra envuelta en telarañas, pensaba que mi presente era muy diferente al suyos, me encantaba ser observador, llevar las riendas de la nave, en medio de mi inconsciencia podía ver como los unicornios escribían poemas o como la luna y el sol relataban a los lobos una historia de amor envidiable, pero entonces todo aquello se difumino de una forma siniestra, la obra dio inicio con hadas, magia y un chico que quería vivir por siempre, acabando tan rápido ¡tan lento! pero nunca me percate de nada...Y era terriblemente tarde cuando vi la otra cara de la moneda, cuando tú eras tan real  y en un tic toc dejaste de serlo.



PaoMendoza

#8744 en Otros
#3402 en Relatos cortos

En el texto hay: secretos, amor, fantasia

Editado: 17.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar