Phantom heart

Tamaño de fuente: - +

sin medias y a los besos

Estoy nerviosa mientras espero a Marcus.

 Mamá está en la panadería. Hoy se quedaran hasta tarde para hacer una torta de bodas. Me cambio tres veces de ropa, primero un vestido veraniego pero me hacía parecer demasiado campesina. Después unos pantalones de cuero y un suéter negro pero parecía estar esperando el estreno de alguna película de vampiros. Así que opte por nos jeans desgarrados en la pierna y un suéter de color crema que dejaba un hombro al descubierto. Sexy pero no desesperada. Estaba por ponerme los zapatos cuando sonó el timbre y termine yendo descalza a su encuentro.

Abro la puerta y como siempre me quita la respiración. Su cabello está en un moño en la parte de atrás de la cabeza y es demasiado masculino. Lleva una camiseta negra al cuerpo con la etiqueta del whiskey Jack Daniels y unos jeans desgastados que caen perfectamente por sus estrechas caderas pero se ajustan en sus piernas. Termino de comérmelo con la mirada y veo que levanta una ceja divertido

_ ¿estoy bien vestido para entrar al exclusivo club?_

Me rio y niego

_ pasa_ digo abriéndole la puerta del todo. El entra y mira alrededor. Nuestro apartamento parece aún más pequeño con toda su altura y sus espaldas anchas. Y su trasero... dios... que bonito. Antes de que me pesque de nuevo mirando de más le digo

_ ¿quieres tomar algo?_

_ café si tienes_ dice y asiento yendo a la cocina agradeciendo que mamá haya dejado el café hecho ya que yo sería un desastre con Marcus tan cerca.

Sirvo dos tazas y digo mientras se la acerco

_ ¿vamos a mi habitación?_

El levanta una ceja y yo me sonrojo

_ vaya eres de las que proponen eso me gusta_ dice divertido

_ Marcus_ digo negando y riendo _ tengo mi computador allí y el diario_

_ vamos_ dice y me sigue y cuando me doy vuelta es el quien mira mi trasero y sonrió negando.

Mi habitación parece llenarse con su presencia. Tomo mi computadora y nos sentamos en mi cama y agradezco que sea grande. Sin embargo él se quita las zapatillas y se sienta pegado a mí. Dios... hasta sus pies son sexys y no soy una chica de pies...

Tomo mi computadora y le muestro que escanee cada una de las 37 páginas del diario de Daniel. Y subí una copia a una nube segura para no perder nada.

Con mi computadora entre sus sexys piernas establece una conexión segura, al parecer uno de los muchos talentos de Marcus es que sabe mucho de computadoras e internet. Comenzamos a buscar direcciones de diarios importantes y de la fiscalía para poder enviar las copias. Cuando la fiscalía lo requiera enviaremos el diario original pero queremos mantenerlo con nosotros lo más posible como prueba.

Enviamos casi 50 emails a los más importantes diarios no solo de aquí sino de todo el país. Y enviamos copias a varias personas de alta jerarquía de la fiscalía. Cuando todo está hecho deja la computadora a un lado y se estira haciendo rodar su cuello y poniendo sus brazos detrás de su cabeza.... Sus músculos se marcan en los brazos de la camiseta y esta se levanta dejando a la vista un abdomen musculoso y unos oblicuos bien marcados... si no tiene suerte como artista bien podría ser modelo... de ropa interior... me encantaría verlo en ropa interior.

Me sacudo esos pensamientos y bebo parte de mi cafe y hago una mueca al ver que no solo esta frio si no que esta helado.

El me mira y se ríe ante mi mueca

_ esta helado_ digo y él se ríe más fuerte y su rostro parece diferente... más joven... su teléfono empieza a sonar y cuando lo saca del bolsillo la fotografía de Alicia está en la llamada. Él lo ignora y lo deja en la cama

_ ¿quieres más café? Pregunto y el niega mirándome a los ojos y haciéndome cosas que nunca otros ojos me hicieron. El teléfono vuelve a sonar, es Alicia de nuevo. Él ignora la llamada de nuevo dejándolo en la cama otra vez... se vuelve hacia mí y pregunta

_ ¿Daniel está aquí?_ niego con la cabeza. Entonces levanta su mano y acaricia mi mejilla con su pulgar mientras su palma descansa en mi cuello y sin darme cuenta cierro los ojos para sentir su áspero pero a la vez suave tacto. Siento su aliento cerca de mi boca y suspiro mordiendo mi labio

_ no hagas eso..._ susurra y abro los ojos para encontrarme con su mirada azul. Su boca se posa en la mía y siento sus labios suaves pero firmes sobre los míos. Degusto su beso y su lengua acaricia suavemente mi labio y lo dejo entrar. De apoco caemos en la cama y su cuerpo se pega al mío y puedo sentir que mi beso le gusta... mucho... seguimos besándonos un largo rato, parando apenas para respirar, sus besos bajan por mi cuello y por mi hombro desnudo. Su pecho se pega a mi pecho y me siento como nunca antes.... Flotando en una lujuria desconocida para mí porque siempre evite este tipo de contacto con otros chicos... pero Marcus no es un chico... él es un hombre y me lo hace sentir con sus besos confiados. El teléfono empieza a sonar otra vez y el suspira frustrado.

Lo toma y esta vez atiende

_ Alicia déjame en paz por favor..._ ella dice algo del otro lado del teléfono y parece alterada, el suspira y niega luego dice_ si probablemente te estés volviendo loca _ ella grita algo en el teléfono y Marcus lo aleja poniendo cara de dolor y fastidio_ estoy ocupado y no voy a correr porque tu imaginación está demasiado activada déjame jodidamente en paz_ dice antes de terminar la llamada. El suspira y se ríe



Oscura Galatea

#52 en Paranormal
#20 en Mística

En el texto hay: fantasmas, espiritus, crimen

Editado: 16.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar