Pide un deseo

Tamaño de fuente: - +

Introducción

Toda mi vida he estado rodeada de situaciones alegres, otras no tan alegres, muchas otras nefastas, de vergüenza y hasta momentos en los que me sentí completamente minorizada.

Todo iba bien en mi vida hasta que llegó mi hermana menor Scarlet, siempre lo tuve todo hasta el día que mis padres se enteraron que estaban esperando un nuevo bebé; pasé inmediatamente a un segundo plano, los mimos, los regalos, las atenciones, el amor y todo lo demás pasó a ella; a pesar de los esfuerzos de mis padres en querer vincularme emocionalmente con mi nueva hermana, éstos fueron inútiles, mi vida y mi familia era perfecta hasta ese día que mamá llegó con ese sobre a casa y se lo dio a papá, mamá traía lágrimas en el rostro y una sonrisa congelada, papá gritó un gran ¡SI! La abrazó sonriente, en ese momento supe que alguien venía a desplazarme de ese amor.

Avanzado el embarazo de mama me tuvieron que inscribir en el jardín de niños porque ella no podía cuidar de mí, las cosas se habían complicado con su estado, y supongo que ya me correspondía empezar mi vida escolar.

El primer día de escuela: había varios como yo, la misma estatura, unos rubios, otros cabello ondulado, unos pocos de contextura rellena, pero íbamos todos con el mismo fin, deshacernos de mamá y papá, ¿o era al revés y eran ellos quienes nos llevaban allá para deshacerse de nosotros?  Una vez nuestros padres nos dejaron a solas con la maestra y la auxiliar, nos ordenaron sentarnos en las mesitas pequeñas con patas de colores, me senté en seguida y a mi lado se sentó una niña de cabello largo y oscuro, con flequillo poblado,  ojos grandes, oscuros, labios pequeños

-Hola..._ le dije espontáneamente, varios niños la veían, ella me miró y me brindó una sonrisa

-Hola, ¿cómo te llamas?

-Ashlee ¿y tú?

-Brittany...

Desde ese momento, mi vida dio un giro, Brittany era la hija única del dueño del diario Los Ángeles Time, uno de los diarios de mayor circulación en la ciudad. Transcurrieron los años y continuamos en la escuela juntas y en la preparatoria, nos hicimos muy amigas, todas las chicas enloquecían por andar con Brittany, ella era mega popular, ella marcaba la moda en el resto de las niñas (incluyéndome) a pesar de ser tan cercana a ella, a mí no me volteaban a ver, ella era la importante, yo empecé a notarme cuando empezó la secundaria, sin embargo quedaba opacada por Brit. Desde 4to grado me gustó un niño, Ian Sprout, niño de cabello castaño claro, ojos azules, desde entonces era "novio" de Brittany, ella poseía todo lo que yo quería; al pasar el tiempo se volvió pretenciosa al igual que yo.

Brittany desde luego no era la única "amiga" que tenía, estaba Paul que era un amigo de infancia, mucho antes de conocer a Brittany, mis padres y los suyos estudiaron juntos también y nos criaron como hermanos. Pero al pasar el tiempo lo fui dejando a un lado.

Todos los días deseaba con todas mis ansias ser como Brittany, todos los días me esforzaba para ser como ella, me miraba en el espejo largos minutos, practicaba como hablar, como sentarme, como mirar, me probaba maquillaje, semanalmente sacaba ropa de mi closet que ya estaba "sobre usada" y cuando digo "usada" es que me la había comprado hacía 2 meses y no podía continuar poniéndomela por "vergüenza"; nunca fui millonaria ni nada que se le pareciera, vivíamos en Pasadena en una casa modesta, amarillo pálido con detalles en blanco, césped exageradamente podado, tenía comodidad, pero no tenía lo que quería; Brittany vivía en Beverly Hills, en una súper mansión con piscina, sirvientes, mucho dinero, posiblemente vecina de Brad Pitt o algo parecido, y tenía algo que yo anhelaba con locura, el amor y la atención de Ian.

-¿A donde tienes pensado ir de vacaciones este verano?

-Aun no lo sé, posiblemente visitemos a la abuela en Alaska ¿y tú?

-Iré a un crucero a Dubai, sé que suena ridículo, pero deberías venir_ en ese momento recordé mi asquerosa realidad, no tenía ni la mitad de las posibilidades de hacer semejante viaje con Britanny_ no te quedes callada ni pienses en tu miserable vida Ashlee, es un regalo, no tienes que pagar nada, iremos solo Pamela, tu y yo, sin padres_ fue inevitable dejar de mostrar asombro, mi mandíbula se dejó caer inmediatamente

-Brit... yo... no... no sé qué decir...

-Un simple gracias sirve. La asistente de mi padre hará todo lo de tu viaje, boletos, permisos, etc, etc. Nos vamos el 5 de agosto_ ¿5 de agosto? Faltaba menos de 3 semanas para ello, ¿cómo le decía semejante cosa a mis padres? Que su hija de 15 años se iría de crucero con sus 2 amigas a Dubai y que no tendrían que pagar nada, si, a DUBAI-EMIRATOS ARABES-ASIA, afortunadamente quedaba en este mismo planeta.

Ese último día de clases había sido sin duda el mejor, despedidas, fiestas, el REGALO de Britanny, ahora venía lo difícil del regalo: hablar con Susan y Colton (mis padres)

-¿Cómo te fue en el último día de clases?

-¡Muy bien! Mejor de lo que esperaba



mairimsoledad

Editado: 17.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar