Piel morena

Tamaño de fuente: - +

10

Estábamos frente a frente con el ejercito de klaner se oía el sonido de los cascos de los caballos y el temor se respiraba en el aire las respiraciones nerviosas y rápidas podías notarla en cada soldado, te hacia pensar en una sola cosa ¿sobreviviré?.

Anthony tomo mi mano y la apretó -te deseo mucha suerte elena pero lo que mas deseo es que cumplas nuestra promesa, vuelve con vida y mantente a mi lado- me dijo soltando mi mano de mala gana eh igual yo no se si me guste o no tal vez solo sea querer, pero no es tiempo de pensar en sentimientos tengo que ganar una guerra.

de lo que aparecía el general de la banda de levanto su espada y dio un gritó estruendoso de guerra tanto como soldados y caballos comenzaron a correr u en minutos comenzó el choque de espadas al primero al que me enfrente se estaba burlando de mi ¿porque? no lo se pero detuve su espada con la mía hasta que de un costado saca otra mas pequeña que roza la armadura -oye pero que te pasa esta armadura es nueva- le grite empujándolo y este se quedo confundido -tu. Eres una mujer no? pero que estupidez parece que a tu estúpido rey es tan cobarde que hasta le ordena a mujeres a combatir- dijo sacudiendo su espada de un lado al otro -bien como ventaja bajare mi nivel de fuerza si? nena?- me dijo y eso hizo que mi enfado fuera aumentado pero yo tengo mis planes -oh eres muy amable, pero veo que eres muy atractivo no creo vencerte tal vez si tuviera a alguien como tu a mi lado sería feliz el resto de mi vida no lo crees?-le pregunte bajando mi espada y dejándola enterrada en el suelo, me acerco poco a poco a el este baja la guardia y aún con mi armadura puesta lo abrazo un asqueroso olor a suciedad, sudor y vino se mete a mis narices, so oyó una pequeña risa de satisfacción, este hombre es un asco de persona y la daga que tenia escondida en mi brazo se la encajo en la espalda baja -nunca subestimes a una mujer- le dije y este cayó al piso en cuanto me lo quite de encima vi como al menos 3 hombres mas me rodeaban con sus armas rápidamente tomo mi espada y esquivo el primer ataque pero otro viene por detrás mío y me quito tan rápido como puedo, acaban rapido con mi trabajo pues se han apuñalado los dos en el estomago el tan rapido como termino como esos os comienzan a rodearme mas pero llega la caballería y mi padre los apuñala en la espalda a unos junta su espalda con la mía -lo estas haciendo muy bien para ser tu primera guerra- le dice atacando a sus adversarios -lo aprendí del mejor- lo alago, después de acabar con los contrincantes decidí meterme mas a la batalla hasta que de repente llegue al lado de anthony -elena! aléjate de aquí, es peligroso!- me dice esquivando ataques y deteniéndolos con su espada -no te voy a dejar la espalda cubierta, no te dejare aquí! avanzaremos juntos!- le dije mientras atacaba a otros hasta que de repente ahí la vi. Sarah estaba corriendo con una espada en sus manos a la capilla de heridos -maldita- susurro pero parece que anthony lo nota -ve elena salvalos- me dice deteniendo a unos que estaban al lado mio -no lo haré- le digo a anthony, destripando a unos que se postraban frente a mi -porque?!- me pregunta -porque ella me busca a mi, en cuanto vea que no estoy ahí ella se adentrara a esta gigantesca batalla- le digo y el parece preocupado -ademas allá esta kale si acaso sarah se atreviera a atacar kale no dudaría en pelear- le digo a anthony me detengo y me pongo firme -bueno es hora de mostrar mi rostro al enemigo, vamos a ver si así me encuentra mas fácil sarah.

Narrador

Desde el palaquin real donde se encontraba el rey klaner escondido se encontraba sarah arrodillada frente al rey -por favor su majestad! permitirme cobrar mi venganza- le pedía sarah al rey, más este la ignoraba, lo único a lo que estaba fija su mirada era a sus aclamadas concubinas que lo rodeaban por completo, sarah al lado suyo se sentía como un misero bicho despreciado y esa sensación la despreciaba. -por favor mi rey, su majestad, su alteza permitame salir al combate- le pedía de nuevo sarah a klaner, hasta que sarah se hartó salió del palaquin y tomo una de las espadas ensangrentadas tiradas y la escondió entre la tela de su vestido -observa elena el como tomare tu sangre y manche mis manos-

***

-rey, la chica se fue- le decía una concubina a klaner este tomo un sorbo de su copa -lo se pero esa chica me importa un bledo lo que le suceda ni si quiera sirve para satisfacerme- dijo mirando la concubina acariciando cada parte descubierta de los hombros, brazos y piernas -usted es muy malo rey mio- decía la concubina hasta que es interrumpido por un soldado -su alteza! su alteza!- gritaba desesperado desde la entrada del palaquin klaner no tuvo de otra que levantarse y molesto mira desde abajo al soldado -que es lo que quieres pedazo de mierda- le grita al soldado, el soldado se tira al piso -lamento interrumpirlo pero es de importancia suya lo que le voy a informar- dice temblando klaner estaba curioso sus únicos intereses eran: las mujeres, el dinero y torturar -esta bien, tienes permitido levantarte ahora habla!- le ordenó klaner al soldado este se paro de inmediato -hay una mujer peleando junto con el rey enemigo...- dijo el soldado y klaner abrió el ojo de golpe le parecía estúpido que una mujer combatiera en esta guerra de hombres el soldado le paso un telescopio y este miro a la dirección una chica era hermosa, de piel quemada por el sol, unos labios carnosos pintados de rojo, de pelo rizado y esbelta figura -...es extranjera y la única concubina de el enemigo- termino de hablar el soldado y este se asombro más en cuanto lo pensó le vino un plan maestro, si tenia a la chica en sus manos tendría al reino entero -llama a la inútil y dile que no tiene permitido matarla y mejor le ofrezca este trato...- le susurro a el soldado -pero donde la encontrare?- le pregunto el soldado a klaner entonces pensó -ella debe estar cerca del campo de batalla asechando a la chica, rapido! antes de que sea demasiado tarde!- y el soldado corrió la única pregunta que viene a la mente ahora es ¿cual es su plan?



valeria pajaraloca

#7770 en Otros
#524 en Novela histórica
#1125 en Humor

En el texto hay: guerra, humor y romance

Editado: 30.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar