Piel morena

Tamaño de fuente: - +

14

Ya han pasado cuatro días desde que estoy en este barco. Se detuvo ya habíamos llegado a clinthar en eso ese rey de mierda se sube a su palaquin con las mujeres que el selecciono, maddet y las demás chicas se quedaron quietas -prepárense chicas, llego el momento mas triste para todas- dijo y a ciertas chicas se le escurría el maquillaje en una carretilla de madera nos subieron a todas y cerraron los ojos todo estaba seco, no había agua, plantas o tan siquiera una hoja en un árbol pero la pobreza abundaba entonces varios clinathrianos al vernos rápidamente corrieron a nosotras -mireya, mireya! mírame al menos una vez mas- gritaba un hombre y rápidamente volteé a ver a la chica apretaba fuertemente la mandíbula y una lagrima corría por su rostro había otros ancianos -andrea! hija mía! andrea!- al igual a la chica rápidamente salieron las lagrimas -mama! mama!- volteé a ver tan pequeños y débiles los niños no podían correr por sus débiles piernas la chica se tapaba el rostro, era doloroso ver esto no solo dolía en el pecho si no en el alma -varias de ellas fueron sacadas a la fuerza de sus casas, de sus familias, de sus hijos , de sus seres queridos a cambio de la protección de ellos- decía maddet abriendo sus ojos entonces tomo mi mano y la apretó lo que me preguntaba era ¿que era lo que perdió ella? Después de unos minutos comencé a ver indicios de vegetación, pero era muy poca, algunas secas pero aun así no era suficiente como para ayudar a la población al igual varias de las chicas lloraron y maddet me apretaba mas la mano, me vi cuenta de que este reino estaba literalmente dividido en partes, pobreza extrema nadie tenia dinero, agua o alimento podías ver varios cadáveres puestos en brazos de sus familiares ya ni si quiera había quien robara. Pobreza apenas alcanzaba la comida y agua y se podía ver en sus ojos lo enfermos que varios se encontraban, clase media agua y alimento, medicina se podía vivir perfectamente ahí. Clase media alta, perfectamente podías vivir, te sobraba la comida y agua había guardias al menos custodiando las calles, Clase alta, desperdiciaban su dinero tal vez la mayoría debía ser barones y baronesas, sacerdotes y monjas o al menos conocidos de el rey, la basura de la humanidad reían y carcajeaban hasta que de repente vi, ¿¡Había una chica igual de morena que yo?! pero al girar la cabeza ya no la vi ¿acaso fue mi imaginación? -...la basura de la humanidad...-susurré y madet asintió -en el mundo hay gente que es basura inútil y la otra es basura pero que tiene un simple propocito- me dijo entonces de repente la carretilla se detuvo- un gigantesco castillo limpio, con fuentes de agua, flora, fauna y muchas mujeres -parece que llegamos a nuestra querida prisión, prepárense chicas por algo llegamos antes que el - dijo madet todas se retocaron el maquillaje y se pusieron en fila, maddet me acomodo en una fila y se quedo mirando a una ventana de ese castillo, no entendía el porque.

Y el plaquín llego todas nos arrodillamos y como siempre ese "hombre" llego borracho, chocando con todo a su paso.

***

--mi boca sabe a asco!- se quejaba kale -ya cállate pedazo de shit (mierda)- le grité a kale llevaba quejándose horas y ya nos estaba hartando a todos -ahh que has dicho?! no entendí ni madres pero se que dijiste algo malo!- me grito de nuevo kale -entonces acostúmbrate a la marea y deja de vomitar pronto el mar ya no sera agua si no vomito tuyo!- le decía lesli a kale.

-ya cállense los tres el estrés no va bien con el mar, créanme ya lo eh sentido- respondió el padre de elena, llevábamos apenas cuatro días en el mar y en esos cuatro días de seguro a la mayoría se le fue el apetito con lo que sacaba kale a toda hora. -Si no nos detenemos en nada llegaremos dos semanas mas rapido- me dijo el padre de elena al sentarse al lado mio -enserio?! eso seria de gran ayuda asante mugnu (gracias a dios)- digo palmandome el pecho -ya has mejorado cada vez el idioma, je, yo tarde todo un mes Ashanti me tuvo mucha paciencia- decía con la mirada perdida entonces me miro de nuevo -te vez cansado, no has podido dormir bien verdad?- me pregunto y yo asentí -cada que cierro ,mis ojos tengo una pesadilla lloro por dos horas hasta que mi cuerpo no lo resiste- le comente con la mirada triste el me mira preocupado -le debes extrañar tanto como yo- decía con pesar.

***

Al entrar a el castillo todo estaba de color rojo y blanco cada mujer se fue por su lado y maddet me llevaba a donde se supone yo haría dormir a el puto de mierda pero me llevo a una habitación donde muchas sirvientas estaban limpiando y acomodando al verme las cosas que traían en la mano se cayeron al suelo -no puede ser ella verdad?- pregunto una sirvienta -la guerrera del sol' si, lo es. Pero por ahora ah perdido el alma de combate debe recuperarlo de nuevo y por lo que me comentó no debe de tardar mucho, tal vez una semana después de eso se hará el plan- decía a las sirvientas y ellas me miraron de un lado al otro -en que sección estará?- le preguntaron -va a ser la pastilla con música para dormirlo- respondí sentándose en una silla -nada mal, no creo que la pase tan mal estando ahí, entonces necesitara algo adecuado y que tapé el instinto masculino verdad?- pregunto y maddet asintió, me sentía como ese cuento de princesas donde la dama deja la zapatilla pero en vez de magia era paso por paso y sin tiempo limitado, un vestido con escote que me llegaba hasta la punta de los pies color blanco -lista, ahora solo vamos a esa habitación asquerosa a esperar- asentí y de repente por el rabillo de mi ojo pareció haber visto a otra chica con mi misma piel, me detuve por segundos - que es lo que pasa?- me pregunto maddet mas yo negué con la cabeza -nada...-   



valeria pajaraloca

#7783 en Otros
#523 en Novela histórica
#1131 en Humor

En el texto hay: guerra, humor y romance

Editado: 30.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar