Píntame

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 2

Agatha

Ésta mierda ya comenzó, yo que siempre he vivido libre, no he dependido de nadie, ni mucho menos nadie había controlado mi vida además de mis padres y mi mánager Demian. Pero ahora todo ha cambiado, un completo desconocido se meterá en mis asuntos.

Lo único que puedo decir de ese desconocido, es que se llama Liam Johnson, su cabello castaño oscuro pareciera que nunca lo peina y su mala onda se nota, o tal vez lo quiero ver de esa manera.

Cuando anunciaron su nombre sentí su mirada decaer sobre mí, yo me levanté de mi silla y salí por la puerta trasera rumbo al carro de Demian. Estaba harta de todo, no puedo creer lo que acababa de pasar hace unos minutos dentro de ese maldito lugar.

En el carro puse música desde mi celular, la cual comenzó a sonar un poco elevada y bajé el volumen.

Comencé a ver imágenes sobre mí trabajo, sobre mis pinturas. Recuerdo todo lo que me costó llegar hasta donde estoy, y lo que sufrí cuando les dije a mis padres que quería ser pintora y no me apoyaron (en ese entonces), nunca tenía que rendirle cuentas a alguien que no fuera Demian, sólo porque él me había hecho la pintora exitosa que soy. Y ahora me hace la vida imposible.

Así de simple.

Yo, Agatha Cromwell, no le daré explicaciones de mi vida a una persona equis. Y haré todo lo posible para que tarde o temprano terminé yéndose, y yo vuelva a ser libre, como siempre lo había sido.

 



Saul Vega

#13388 en Novela romántica

En el texto hay: pintora, amor, ficcion

Editado: 13.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar