Poesías de una noche

Tamaño de fuente: - +

En tus zapatos

Cuando hablamos, nunca sabré 
porque escuchaste de odio 
cuando solo pude decir 
lo mucho que te amé.

O quizá hable de odio 
con violencia y maldad. 
porque no soy si quiera el amo
de mis propias palabras.

Que el lenguaje, como todo lo que surge
sea creación de mi mente 
sea invento de mi alma 
tenga vida propia y hable, con sus propias palabras.

Si me escucho y no me entiendo 
si me pienso y no me comprendo 
tiene algo de sentido 
esto que está sucediendo.

El hombre corre por mil caminos. 
Son distintas sus andanzas. 
Desde ellas es que transmite 
todas sus enseñanzas.

Pero nunca es igual el recorrido 
Ni los pasos caminados. 
Ni es igual la palabra, 
que tu aún no has escuchado.

Pero aunque camine torcido 
calzando tus zapatos partidos 
no puedo caminar a tu ritmo 
no puedo andar tu camino.

Tu tampoco podrías 
aunque así lo intentarás 
y si se te va la vida 
dudo mucho que escucharas.

Porque solo podría entender 
si estuviera en tu lugar
siendo tu, viendo-me.
Lo pienso, lo sueño, me muevo.

¿Por qué estoy diciendo estas cosas?
Que para nada quiero pronunciar. 
Y que ahora estando en tu sitio 
entiendo que no quiero escuchar.

No hay dos palabras iguales, 
ni dos formas de expresión. 
Y aunque tenga tus zapatos 
sigo siendo yo.



Randax

#661 en Joven Adulto
#729 en Otros
#44 en No ficción

En el texto hay: poesia, reflexiones, drama

Editado: 16.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar