Por ti podría morir

Tamaño de fuente: - +

3

Desperté en una habitación que obviamente no conocía, escuchaba voces de dos hombres aparentemente, quería escuchar bien lo que decían pero hablaban demasiado bajo para mi gusto en ese momento.

-Alex ella está bien, solo tiene golpes en el cuerpo, y se rompió la cabeza cuando chocó contra el timón pero debes llevarla a un hospital debe revisarla un médico.

-Miguel tú eres médico para que llevarla a un hospital.

-Escucha Alex si soy médico pero, deben tomarle radiografías, puede que tenga alguna contusión por dentro que no puedo notar.

-Si lo hago preguntarán que paso, y tendré que decirles que choco por manejar ebria y tendrán que llamar a la policía.

-Y que quieres hacer, traer una máquina y aquí hacerle los estudios.

-No sería una mala idea

-Basta Alex era una estúpida broma, mientras no la lleves a un hospital y me entregues esos estudios no puedo ayudarte más, eres mi hermano pero tienes que hacer las cosas bien, por lo pronto si tiene mucho dolor en el cuerpo dale esta pastilla.

Ok estaba en la casa de un tal Alex y tiene un hermano que es doctor, hasta ahí todo claro pero ¿porque no llevarme al hospital en vez de traerme a su casa?

Escucho que tocan la puerta supongo que puede creer que he despertado, pero como tengo mucha curiosidad me hago la dormida y siento como entra en la habitación, me quedo idiota cuando lo veo de reojo mientras me da la espalda es alto, con el cabello castaño rizado, un gran gran cuerpo que creo que le doy en el ombligo literal. Cuando voltea cierro los ojos para que no se dé cuenta que ya desperté.

-¿Cómo te llamarás? Me tienes muy intrigado deseo que despiertes, pero sé que si lo haces luego de eso te irás y no quiero que lo hagas.

En ese momento sonó mi celular, rayos quien será espero que sea Carla. Mi celular suena, suena y suena pero no responde así que no se quien es. Si es Carla y no le contesto se va a preocupar irá a mi casa y como no esté llamará hasta al presidente para que me encuentre.

Empiezo a moverme como si me estuviera despertando, noto que se acerca a la cama cuando abro los ojos y me encuentro con los suyos casi me derrito como chocolate a fuego máximo, tenía unos ojos color caramelo hermosos, y SOS creo que me había enamorado de un desconocido.

-Hola

-Hola, ¿Dónde estoy? Y ¿Quién eres tú?

-Tranquila, primero dime cómo te sientes, te duele algo

-Un poco la cabeza y el cuerpo ¿Qué fue lo que me pasó?

-¿No te acuerdas de nada?

-Pues no por eso te lo pregunto

-Ayer tuviste un accidente en tu carro, estabas ebria y chocaste contra un árbol, me imagino que maniobraste para no hacerlo contra un carro, pero el otro conductor no te ayudo.

-¿Y tú como me encontraste?

-Pasaba por ahí, regresaba de una reunión, mi chofer te vió y te traje a mi casa.

-Podrías darme por favor mi celular.

Cuando lo hizo vi que ya eran las 7 de la noche, casi me desmayo pero de lo asustada que estaba, tenía 15 llamadas de Carla, 10 de mi padre y como 50 de Luis (un amigo que no quería ser solo mi amigo), sabía que estaba en muchos problemas y pues era mi culpa.

-Puedo hacerte una pregunta.

-Sí claro

-¿Quién es Luis?

-Un amigo ¿por?

-Te llamo más de 20 veces y tienes mensajes de él ¿Es tu novio?

-¿Luis? No, solo somos amigos

Por alguna extraña razón cuando escucho mi respuesta su rostro cambio estaba como tenso, creo que el escuchar que Luis solo era mi amigo lo puso de mejor humor.

-Iré para que te preparen algo de comer ¿Quieres algo en especial?

-Cualquier cosa está bien para mí.

Me quedé sola y pues tenía que empezar a llamar a mi padre obvio, estaba súper preocupado por mí, le tuve que mentir y decirle que me había quedado dormida, por suerte Carla no tenía el nuevo número de mis padres, a la siguiente que llame fue a Carla con ella si me fue peor, parecía la policía, en efecto había ido a mi departamento ya que no le contestaba y cuando vio que no estaba se preocupó empezó a llamarme y se asustó pero cuando vio que ni siquiera mi auto estaba.

-¿Se puede saber dónde demonios estas? Llevo llamándote todo el día fui a tu casa y no estabas, llamé a Luis para preguntarle si estaba contigo y nada me dijo que saliste antes que ellos y te fuiste en tu coche



CJ

Editado: 02.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar