Por ti podría morir

Tamaño de fuente: - +

4

-¿Por qué te fuiste de mi casa así?

-Pues quería verte pero cuando me iba pero no te encontré

-Me preocupe cuando no te vi. ¿Puedo pasar?

-Sí, disculpa pasa por favor.

-Tu departamento es muy bonito.

-Pues no se compara con tu mansión

-Puedes vivir ahí también si quieres.

-¿Qué dijiste? ¿Qué viva contigo?

-Veo que las pastillas que te di te han ayudado bastante.

Lo que dijo que me dejo un poco pensativa porque viviría con él en su casa, pero la verdad no quería hondar mucho en el tema.

-¿Lucia está todo bien?

-Sí todo bien

-¿Quieres comer algo? Para pedir a domicilio

-No tengo mucha hambre pero creo que necesito comer por las pastillas.

Sonó su teléfono y aproveche para llamar a Carla quería que viniera a mi casa para no quedarme sola con él, pero estaba con su familia y no podía salir de la nada así que estaba sola.

-Debo irme tengo un problema y debo atenderlo perdón por no poder quedarme.

-Si entiendo ve.

-Toma este es mi número llámame si necesitas algo a la hora que sea sí.

-Está bien lo haré

Me sentía nerviosa cuando lo tenía cerca pero también quería estar en mi casa sola y poder descansar. Me gustaría saber quién fue el conductor del otro carro que me dejo ahí.

Desperté cuando sonó la alarma de mi celular ya me dolía menos el cuerpo pero aún estaba con el malestar, me levante de la cama tenía que empezar a buscar un trabajo no podía vivir del aire no, sonó mi timbre y cuando abrí estaba el cartero con una cajita.

Me parecía raro la dirección que aparecía en la caja era la de Alex, abrí la caja y encontré un hermoso collar, que era mío cuando lo busque en mi cuerpo no lo tenía supongo que se me cayó en el accidente, no sabía si llamar o no a Alex pero quiero hacerlo.

Levanto el teléfono y ya estoy nerviosa.

-Alex Blake ¿Quién habla?

-Hola Alex soy…

-Lucia que gusto escucharte.

-Te llamaba para agradecerte por el collar no me di cuenta que lo había perdido.

-No tienes por qué agradecer nada, ¿Cómo va tu malestar estas mejor?

-Sí, me duele menos la verdad gracias a ti.

Suena mi celular y veo que es Luis, pero como no quería dejar de hablar con Alex le pedí que me espere.

-Hola Luis y perdón por no llamarte estaba muy cansada, ya estoy en mi casa…….- estas abajo a ok, te abro ahora.

Cuando colgué le iba a hablar a Alex pero ya me había cortado, creo que no debí pedirle que me espere. Abrí la puerta y vi a Luis su cara era todo un poema me abrazó como nunca que casi me deja sin aire. Conversamos y le conté todo lo que había pasado el día anterior se molestó claro por qué no lo llamé en ese momento pero tampoco iba a llamar a todo el mundo, de la nada sonó el timbre no esperaba a nadie supuse que era Carla y la sorpresa fue aún más grande cuando vi quien era.



CJ

Editado: 02.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar