Preámbulo (a retirar para correcciones 25/02)

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 35: Decisiones

Llegamos a casa y bajé de la camioneta de Adam sin decirle una palabra ni reparar en mi bolso, corriendo a los brazos de Hunter que me esperaba. No me importaba que el dos metros nos viera, me dije mientras el joven cazador me arropaba en sus brazos y pude sentir que él había estado preocupado por mí también. Supongo que la visual de Adam debió intranquilizarlo, porque me apartó para mirarme.

—Anne ¿estas bien? —preguntó acongojado.

—Sí —murmuré sabiendo que detrás, a lo lejos debía estar el pelinegro, casi podía sentir sus ojos azabaches clavados en mi espalda como puñales.

—¿Te hizo algo? —susurró.

—No —respondí en un cuchicheó.

—Te he metido en un problema, lo siento, Anne —se angustió.

—No te preocupes, todo parece estar bien por raro que suene —dije con extrañeza en voz baja.

—Dejé las llaves de mi camioneta haciendo contacto, yo puedo distraerlo —susurró de forma casi inaudible. Hunter sabía que yo no era una buena conductora. De hecho, no lo era, lo más cerca que había estado de manejar algo, había sido el tractor que teníamos, pero aún así me quería dar una oportunidad de escapar.

—Estoy bien, no te preocupes —aseguré.

Sentí finalmente el ruido de los pasos de Adam acercándose.

—Tu debes ser Hunter, el mejor amigo de Anne, he escuchado mucho de ti, yo soy Adam —dijo presentándose a sí mismo sin darme oportunidad de hacer nada. Me asaltó la incredulidad ante lo que presenciaba, yo nunca le había mencionado a Hunter siquiera una vez.

—Encantado —expresó antes de estrecharse las manos en un gesto que por un momento juraría que había sido de rivalidad mutua. Me había parecido ver a dos personas totalmente distintas a las que conocía, como si la sangre se les hubiera subido a la cabeza hasta que se habían soltado. La situación se veía tensa y yo no sabía qué acotar, pero no fue necesario que dijese nada porque Adam volvió a acaparar la situación.

—Olvidaste tu bolso —me percató mirándome fijamente buscando mi mirada y pude ver que lo traía en la otra mano como si fuera un accesorio de gnomo— lo llevaré dentro para que puedas hablar con tu amigo a solas —mencionó tan cortésmente que me intrigó.

—Vale, muchas gracias —traté de sonreír.

—Te voy a estar esperando dentro, mi amor —E imprevisiblemente tomó mi rostro y me besó suavemente en los labios— No te tardes —dijo cerca de mi oído antes de marcharse mientra yo aún me estaba dado cuenta de lo que había ocurrido.

—No me gusta este tipo —soltó Hunter sin importarle si Adam le oía o no.

Yo intenté despertar del sueño o la pesadilla. ¿Eso fue lo que yo pensé que era? Aún dudaba, todo fue tan rápido, pero algo era seguro, yo sentí que me besaban los labios, creo que eso había pasado.

Hasta que alcancé a reaccionar.

—Ese maldito imbécil —exclamé sin poder callármelo. Ese había sido mi segundo beso. ¿Pero por qué siempre tenía que hacer lo que quería? No había tenido ni tiempo de darle vuelta la cara con mi mano, podía imaginármelo sonriendo a sus anchas antes de entrar a mi hogar, me hervía la sangre.

Estuve a punto de ir tras él para gritarle unas cuatro cosas, porque el primero había sido mi decisión, pero eso no quería decir que podía ir besándome por ahí. Sin embargo, una mano en mi muñeca me detuvo.

—Anne, es nuestra oportunidad, vamos —me indicó Hunter.

—¿Para qué? —le respondí totalmente perdida.

—Para huir —me recordó, pero un gran parte de mí me aseguraba que matar a Adam era más importante que cualquier cosa.

—Pero ahora no puedo —le dije sin pensar.

—¿Por qué no? —se extrañó.

Yo hice mi mayor intento por tranquilizarme y voltear a ver a Hunter, pero necesité respirar profundamente un par de veces.

—Porque creo que sé exactamente lo que Adam quiere.

—¿Te ha dicho él algo o cómo los has averiguado? —preguntó intrigado.

—Sí, mi abuelo me lo dijo —le aseguré.

—¿Y qué vas a hacer?

—Me voy a casar con Adam.



Brenda Rivera

#4215 en Fantasía
#1870 en Personajes sobrenaturales
#9353 en Novela romántica

En el texto hay: hombre lobo, matrimonio, amor

Editado: 26.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar