Preámbulo (a retirar para correcciones 25/02)

Tamaño de fuente: - +

Entrevista con Adam y Anne

Ambos se encuentran sentados uno al lado del otro y se lanzan miradas de reojo, soltando alguna risa de vez en cuando como si estuvieran teniendo una conversación que el resto no puede oír.

Entrevistador: Nuevamente, gracias a ambos por estar aquí. Queremos preguntarles ¿qué tal se llevaron fuera de las líneas de la novela?

Anne: Fantástico, Adam tiene un sentido del humor muy particular y siempre es muy amable.

Adam: Anne siempre es muy tierna para hacer todo, no puedo evitar quedarme atontado cada vez que la veo hacer algo, tan pequeñita y con esa vitalidad de creer que puede ser mortal (risas).

E.: ¿Tienen alguna queja que hacerse mutuamente?

(Ambos se miran).

Anne: Bueno, Adam gruñe, me alegra que se haya contenido un poco, pero a veces puede sonar un poco aterrador.

Adam: No puedo evitarlo, soy un lobo (risas).

Anne: Tienes razón, lo siento.

Adam: Yo por mi parte sí que tengo una gran queja. Anne, he leído todas las descripciones que has hecho sobre mí, ¿por qué nunca haces mención a mi pack de seis más dos gratis? (risas).

Anne: No me avergüences, ¿cómo voy a saber yo eso?

Adam: Puede que no me haya quitado nunca la camiseta para que no me veas la mancha que tengo en el hombro, pero no te creo que no te dieras cuenta (más risas). ¿Sabes lo que trabajé en el gimnasio para estar en forma?

Anne: Lo siento, pero no quería dar esos detalles trillados donde todos tienen cuerpos esculturales y cosas así, me gusta por quién eres en el fondo, no por cómo luces, aunque te ves muy bien como lobo.

E.: Ah, sí, la escena de la serpiente ¿fue difícil de hacer?

Anne: Yo estaba muy nerviosa.

Adam: ¿De qué escena estamos hablando?

Anne: De esa en la que aparece una serpiente y luego apareces tú con tu forma de lobo, entonces, consigo escapar.

Adam: Pero... yo nunca hice esa escena, ni siquiera sabía que existía.

E.: Un momento, todos supusimos que eras tú, Adam, si no lo eras ¿entonces quién?

Anne: No lo sé, estoy muy confundida, habría jurado que eras tú, Adam.

Adam: Si hubiera sido yo lo sabría.

(Conmoción en la sala)

E.: Intentemos retomar, Adam, ¿puedes contarnos un poco sobre la persona que buscaban porque pretendía matar a Anne?

Adam: Eh, sí, bueno, seguimos una serie de pistas y encontramos a un brujo cambia-piel muerto, todo nos cerró y concluimos la búsqueda.

Anne: ¿Podría ser? ¿Y si no ha muerto y sigue por ahí?

Adam: No, eso es imposible, Anne, nos aseguramos con tu abuelo.

Anne: Pero hay cosas que no cierran, porque yo nunca les conté lo de la serpiente a ninguno de los dos.

Adam: Es cierto, pero no quiero que te alarmes, Anne, lo resolveremos.

Anne: ¿Y lo de la brisa cálida?

(Conmoción total, se decide suspender la entrevista).



Brenda Rivera

#4187 en Fantasía
#1864 en Personajes sobrenaturales
#9327 en Novela romántica

En el texto hay: hombre lobo, matrimonio, amor

Editado: 26.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar