Predestinados a Encontrarse

Tamaño de fuente: - +

30

Milena

       Al despertar no me sentía insegura ni nada por el estilo, había olvidado por completo que me encontraba en una nave Zenogard con un príncipe.

       Me senté en la cama y para mi sorpresa Oscar estaba parado a un lado de la puerta de la cocina de brazos cruzados y sonriendo.

_No me digas que hablo dormida – digo seria.

_Para nada – suelta sus brazos y ríe – Admiraba tu habilidad Zenogard o Shadow, una de esas se manifestó ahora.

       Ladee la cabeza y me levante algo confundida, mis habilidades Zenogard y Shadow no se han manifestado nunca y él ahora dice que sí.

_ ¿Qué hice mientras dormía?

_No estabas durmiendo – se sienta en la cama y apoya sus manos detrás de su espalda – Tenías una especie de visión, un lugar donde nadie puede alcanzarte.

_ ¿De qué estás hablando?

       Me siento retirada de él en la cama y cruzo los brazos, ¿Un lugar donde nadie puede alcanzarme? ¿Visión? Estas son cosas que nadie nunca me ha dicho, incluso después de mi visita al doctor Flinck con mi madre deje de soñar cosas extrañas, ¿Por qué hacerlo ahora? Además ¿Por qué era tan tranquila y pacífica?

_Tus ojos – me mira – No eran de tu color, eran plateados y tus ojos no estaban cerrados, mirabas el techo y decías palabras en otro idioma, no era ninguno de los idiomas conocidos. Creo que esa es tu habilidad Shadow.

_ ¿Cómo sé que no me estas mintiendo?

_ ¿Por qué lo haría? No sé nada de ti, ni de tu familia, tampoco conozco tu historia, solo sé que eres una descendientes de tres razas, Zenogard, Millenian y Shadow. No ganaría nada mintiéndote.

_Yo tampoco sé nada de ti – digo seria – Y lo que sé es que eres un Zenogard que irrumpió en mi planeta y mato a todas las personas que amaba.

_Hagamos algo.

       Levanta sus manos y sube sus pies descalzos a la cama, el príncipe más despreocupado de modales que he visto, cruza las piernas y me mira un poco intrigado.

_Yo te cuento de mí y tú me cuentas de ti, no tocamos recuerdos dolorosos y nos conocemos mejor. Después de todo tenemos toda una larga noche Navi.

       Si me da curiosidad saber su origen, pero no me apetece decirle el mío, es algo un poco extraño para alguien como él, de seguro su vida es fácil y sin ningún problema, además lo que veo es a un príncipe que se volvió loco y protegió a una Millenian que ahora es algo así como una fugitiva.

_ ¿Cuál es tu nombre completo? – pregunto y suelto los brazos.

_Es algo extraño – sonríe – No te vayas a burlar – muevo la cabeza y sonrío un poco – Mi nombre completo es algo así como, Oscar Otirik Gardild Iruy.

_Vaya un nombre extraño para un príncipe – muerdo mi labio y contengo la risa. Muy gracioso para un príncipe.

_Oscar me nombro mi padre y Otirik fue mi madre – continua con una sonrisa – Fue por la capital de aquí, le encanta Navi y decidió que su hijo debía llevar un nombre parecido a esta capital. Te toca a ti ¿Cuál es el tuyo?

_Milena Clark Lenians Saltier.

       No me avergüenza decir mi nombre, me incomoda tener el nombre de un asesino Shadow fugitivo, puede ser mi padre y todo pero es extraño que tu hija lleve ese nombre, la cara de asombro de Oscar me lo dijo todo, no comprendía el porqué de mi nombre, sus ojos azules lo decían.

_Te voy a explicar – sonrío – Mi padre es Shadow, hijo de un desterrado Zenogard y una Shadow, llego a Millenian huyendo de los habitantes de Sun porque había matado a una de sus personas de altos rangos, al llegar a Millenian mi madre le dio un hogar y un nuevo nombre – río un poco – El nombre “Clark, el asesino de las sombras” no quedaba para un Millenian.

_ ¿Tu padre es el asesino Shadow más famoso de todos? – Dice sorprendido – ¿Cómo es? Solo sé de los Shadows por lo que he leído, no conozco su aspecto real.

       Su curiosidad parece de un pequeño que apenas acaba de aprender a leer, me recuerda a mi cuando mi madre me hablo de mi padre, ese día fue muy gracioso.

~**~

       Tenía tres años y muchos en la escuela me habían hablado de mi padre, decían que era un monstruo y que había encantado a mi madre, al llegar a la casa le platique a mi madre sobre todo lo que ellos me decían y hablaban.



Laczuly0711

Editado: 12.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar