Predicciones Erróneas

Tamaño de fuente: - +

6

Oscar

         El viaje a Hatifar no es gratificante, mucho menos cuando tu acompañante es alguien tan molesto como lo es Meb; miró las estrellas por la escotilla principal de la nave y cruzo los brazos. No pude siquiera despedirme de Milena ¿Qué pensará ahora de mí? ¿Con quién tuvo que viajar?

_Hora de entrenar niño lindo – anunció Meb entrando a la cabina con dos varas de madera, una en cada mano – Debemos estar listos para cualquier obstáculo.

         Tomó la vara que me arroja en el aire y frunzo el ceño, no me agrada la idea de estar alejado de Milena, mucho menos ahora que estoy tan confundido, desde que desperté en Shadows me sentí algo indefenso. Como si el veneno de Oneved te pudiese robar algo; eso tal vez le ocurrió a Milena y por eso era tan reacia a todo.

         Detengo el golpe de la vara de un movimiento y levantó una ceja en dirección a Meb, estaba con su ropa negra común y las alas estaban ocultas, casi podría decirse que era una Zenogard como yo, busco golpearla en las costillas y ella se aleja con un movimiento parecido a una danza.

_ ¿No te da curiosidad saber por qué maldije a tu familia?

         Niego con la cabeza y ataco a su pierna, no pienso darle ese control sobre mí, conozco esa táctica, la usé muchas veces con Brandom cuando quería algo de niño; ella solo me está provocando para que caiga y le permita golpearme.

Detengo otro golpe y doy dos pasos hacia atrás. Ella golpea increíblemente fuerte para ser una chica.

_He conocido tú linaje desde mucho antes que tú – comienza mientras atacaba más rápido y yo la esquivaba – Conozco Zenogard como la palma de mi mano, cada rey y cada descendiente. Incluso traté con la familia de Sebastián antes de venir aquí…

_Mientes – gruñí y la golpee en una pierna.

         No es de mis gustos golpear a una mujer, pero Meb puede exasperar a cualquiera, da una pequeña sonrisa maliciosa girando la vara en sus manos y levanta la barbilla retándome.

_Por lo que veo tú talón de Aquiles es Sebastián – dice triunfal – ¿Celoso por su relación con Milena?

         La golpeo en un hombro y eso la aleja de mí, no estoy celoso por la relación que tiene con mi novia, jamás lo he estado, me enteré que era su guardaespaldas a las pocas semanas que estuve en Shadows, Jeys era algo popular en ese entonces por el simple hecho de estar cerca de la hija de Clark.

~**~

_Muy bien Oscar – decía uno de mis instructores de lenguaje Shadows – Ahora deberás leer de nuevo todo el libro y trazar con una línea las palabras nuevas para ti.

         Esto era como volver a la escuela del castillo, aprender desde cero a leer un idioma, reconocer símbolos, anotar dudas; esto era deprimente.

         Levanté un poco la mirada y allí estaba ella.

Milena estaba sentada a cuatro puestos por delante de mí y se veía afligida observando esos libros de texto que el instructor le colocó en la mesa. Su cabello estaba atado en una coleta brillando de un color castaño, no me ha notado y parece está muy sumergida en sus libros.

_Lenians.

         Miro a la puerta y frunzo el ceño, Sebastián está allí de pie con media sonrisa, apoyado en el marco, parece estar muy animado el día de hoy, es extraño luego de nuestra grata bienvenida cuando desperté. Tampoco parecía observarme en absoluto, sus ojos estaban sobre Milena.

_Ahora no estoy de humor, Jeys – murmuró Milena en Millenian.

         Conocí a Jeys desde que tengo memoria, siempre estaba con el ceño fruncido y sus manos inquietas en cualquier cosa en el castillo, ahora se veía algo tranquilo, no había rastro del príncipe temeroso que conocí en mi hogar.

_Sabes que debes entrenar…

         La voz de él terminó cortada por una suave risa cuando Milena le lanzó un libro al rostro, era uno de los tomos más gruesos, él lo esquivó con facilidad y lo atajó en el aire sin ningún problema; se había vuelto más rápido todo este tiempo, ya no lo reconozco y me temo que tampoco reconozco a Milena; ella era tímida cuando estaba en mi planeta, no se atrevía a estar cerca de alguien sin sonrojarse, tampoco es como si yo la conociera mucho, pero no tenía cara de decir mucho lo que pensaba.



Laczuly0711

Editado: 30.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar