Predicciones Erróneas

Tamaño de fuente: - +

3

Milena

         Me levantó de nuevo con la respiración acelerada y cierro uno de mis ojos con el dolor atenazando todo mi cuerpo. Jalt cometió un error al llevarme con mi hijo, cayó en mi trampa y no lo notó en lo absoluto. Ahora solo debía entrenar mi ser espectral.

Odio que el tiempo en este lugar no pase como lo hace en el exterior, ni siquiera sé cuántos días llevo aquí. Aunque también cabe la posibilidad que fueran años. ¡Estúpido Jalt!

_ ¿Milena?

         Lo que me faltaba. Aprieto los puños secando el sudor que tengo en la frente y enfrentó la mirada sorprendida de mi padre, que no sé cómo, pero también está en el subconsciente de Jalt.

_ De todas las personas que pensé que sucumbirían ante Jalt, no pensé que fueras una – dice sorprendido deteniéndose frente a mí.

_ ¿Por qué?

         No quería dirigirle la palabra, pero nada ganaba con huir, no es como si en este lugar tuviera muchas opciones para ignorarlo.

_ Porque Jeys debía cuidarte.

         Detuve mis ejercicios y apreté los labios en una fina línea. Jeys debe odiarme ahora mimo. Bueno. Si yo fuera él también lo haría, no es como si todos los días tu alma gemela hacía su familia con otro hombre y tú presenciabas todo como un absurdo espectador. Giré mis manos en un eje perfecto creando un escudo morado y grité cubierta de frustración mientras lo liberaba.

_ ¿Acaso Jeys murió en la guerra?

_ ¡Por supuesto que no! – le grité encarándolo con ira.

         No era quien para hablarle así a mi padre, pero sencillamente no podía seguir escuchándolo. Todas las palabras que salían de su boca para mí eran estupideces. Lo único que deseaba era abandonar este absurdo lugar. Mi familia estaba en peligro y no quiero ser una madre como lo era Clark. Alguien que se ganó el odio de su único hijo.

_ ¿Por qué estás aquí de todas formas? Deberías ayudar a los demás a llevar a cabo está guerra. Eres el líder – dije despectiva volviendo a mi entrenamiento espectral.

         Él debería dejar de ser un maldito cobarde. ¿Cómo va a abandonar de esa forma a todo su ejército? Sí. Yo me dejé manipular por Jalt porque no tenía el conocimiento que él posee. Me criaron en un planeta pacifico, además que siempre fui ignorada. No es como si Clark me dijera lo mucho que me educó en las sombras, porque en ningún momento noté su presencia cerca de mí.

_ Estoy muerto – declara entre dientes – Jalt tiene a mi alma encarcelada para controlar mi cuerpo sin vida.

_ No estás muerto – digo con molestia sin mirarlo – Yo también soy controlada por Jalt y no he muerto.

         A menos que sí lo haya hecho y mi mente no quiera aceptarlo.

         Negué con la cabeza eliminando definitivamente esos pensamientos y seguí con mi entrenamiento. Debía salir de este lugar, mi hijo, mi alma gemela y todas esas personas me necesitaban. Y no porque fuera una pieza imprescindible, sino porque yo sabía manejar los venenos que estos sujetos manejaban y podrían ser de gran ayuda en estos tiempos tan difíciles.

_ A ti no te enterró un cuchillo y arrebató el alma en el proceso, Milena – dice Clark llamando de nuevo mi atención – Yo estoy muerto, él solo prolonga la muerte de mi alma.

_ ¿Y cómo esperas que te crea? Eres mi padre, pero para mí solo eres un desconocido – digo molesta cruzándome de brazos – Todo lo que salga de tú boca para mí será una gran mentira, Clark. Podré llevar tu sangre, pudiste salvarme en el pasado infinidad de veces, pero una cosa nunca obtendrás de mí y eso es mi amor – lo empujó con una mano y aprieto los dientes – Si tanto decías amar a mi madre hubieras peleado con ella para salvarnos. Para estar a su lado mientras yo crecía, pero no, decidiste tomar el camino más fácil para ti.

_ ¿Más fácil para mí? Milena sufrí la perdida de tu madre – gritó – Lamenté cada día que no estuve a tu lado. Todo lo que pasó también me lastimó a mí. Nada en este camino fue fácil para mí, apenas eres una niña. No entenderás lo que es amar a un hijo.



Laczuly0711

Editado: 30.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar