Predicciones Erróneas

Tamaño de fuente: - +

9

Mathew

         Hoy era mi noveno cumpleaños. Para cualquier príncipe significaba recibir la gema de tu familia en manos de tu padre, lamentablemente todo lo que pasa en la mía era un completo caos.

         15 de Diciembre. Ya diez años desde el exterminio en Millenian, claro que de seguro en ese planeta apenas han pasado unos cinco años. Todo con lo relacionado en el tiempo es una ilusión, aquello que nos permite apreciar el espacio para buscarle una respuesta a las cosas, nosotros quisimos medirlo y por ello nos molestamos con contar los días, pero ¿Qué pasaría si el asunto del tiempo no tiene ningún sentido ahora?

         Porque ahora que veo a mi madre dormir plácidamente en la cama de su cuarto puedo notar que los años no han pasado como deberían por su cuerpo, sus facciones siguen siendo delicadas, su rostro enjuto y con la palidez de los Millenian. Una belleza luminosa entre tanta oscuridad. Su cuerpo está adaptado al tiempo de Millenian, así que mientras ella aquí debe tener más de veinte, apenas aparenta veintidós.

_ ¿Todavía no despierta?

_ Lleva así mucho tiempo – digo ausente cepillando su cabello castaño con los dedos – ¿Qué crees que tenga, Jalt?

         No quiero demostrar lo feliz que estoy por esto. Sé que si mi madre está inconsciente es porque están viajando entre los recuerdos de Jeys para acceder al día en que todo ocurrió, Camelot es un genio y espero que encuentren la ayuda para mi madre antes que el monstruo que está a mi espalda lo note.

_ De seguro está enferma – dice restándole importancia – Sabes que al tener Veintisiete años todo resulta ser más complicado para cualquier adulto.

_ Claro – suspire cerrando los ojos – Solo espero que no le suceda nada malo.

         Miro a Jalt por el rabillo del ojo y puedo sentir su impotencia hacía esta situación. Una lástima que no podrás entrar a su mente mientras yo esté cerca, querido Jalt. Y no dudes que jamás la dejaré sola, todo se puede derrumbar en el exterior, pero yo no abandonaré a mi madre para que poseas su mente y no le permitas ser libre.

_ Deberías descansar, príncipe Mathew – me mira y sonríe – Estas no son formas de pasar tu noveno cumpleaños, dime ¿Ya Oscar te entregó la joya familiar de los Gardild?

_ Lo hizo en la mañana – lo miro y sonrío – No te preocupes, todo lo que deseo en mi cumpleaños es estar al lado de mi madre, nada me importa más.

         Presiento su helada presencia en el borde de mi mente y sin pensarlo dos veces levanté un muro que la proteja de sus ilusiones que pueden llegar a controlarme. Puedo ser un niño, pero esta guerra me ha demostrado que no debes dejar tu mente expuesta. Mucho más al estar alguien como Jalt cerca.

_ Bueno – repone guardando sus manos en los bolsillos, retira sus intentos de poseer mi mente y suspira – Yo iré a entrenar con tu primo. Adiós príncipe Gardild.

         Asentí de forma imperceptible y cuando cerró la puerta dejándonos a solas me dejé caer al suelo jadeando, puedo proteger mi mente pero solo de forma efímera, las protecciones en mi madre me agotan más de lo necesario y sin contar como Jalt buscar poseerme cada día, puedo acabar con mi energía si no la aprendo a controlar de una forma equitativa.

         ¿Cuánto falta, Sam? – pregunté en la mente de la hermana de Jeys mientras me sentaba en un sillón en la esquina de la habitación.

         Camelot todavía sigue recorriendo los recuerdos de Jeys para encontrar la cura – responde preocupada – Suenas cansado. ¿Cómo te sientes Mathew?

         ¿Cómo crees que me siento? Jalt sigue intentando poseer mi mente y mis fuerzas están concentradas en proteger la mente de mi madre.

         Levanto la mirada para ver a mi madre y suspiro ¿Qué tanto puede tardar para encontrar la cura en uno de los recuerdos? No es como si Jeys y mi madre vivieran muchos momentos juntos, es insólito. El estúpido de Jalt los separó antes de siquiera reforzar el vínculo de las almas gemelas, sigo sin poder creerlo. Cerré los ojos respirando profundamente y dejé salir un gemido lastimero, mi cuerpo no va a resistir otro asalto de Jalt por el día de hoy.

         Pensé que Oscar estaría ayudándote.



Laczuly0711

Editado: 30.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar