Princesa de los lobos

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 31

El libro abre sus tapa sin la necesidad de que le dé un poco más de mi sangre, supongo que eso solo se hace una vez. Las páginas comienzan a cambiarse por sí solas y tras unos segundos, se detienen justo donde quede. Tomo la fina hoja en mis dedos y la cambio.

Concejos:

Si estás leyendo esto es porque ya tienes a tú manada completamente, o por lo menos gran parte de ella, reunida. También espero que ya los hayas acomodados en sus "casas o habitaciones", si no es así ¡ve! Corre a hacerlo, la luego podrás seguir leyendo.

Lo primero que debes tener en cuenta es que necesitas un beta, ósea tu mano derecha. Si aún no lo has elegido, pues ¿Qué es lo que estás esperando? Te daré una que otra recomendación para que elijas a tu beta.

Tiene que ser astuto, fuerte, con carácter, eficaz y lo más importante, de total confianza. No importa si en la manada ya se encuentra un lobo con antepasados betas, pues tú lo puedes rechazar, no es una obligación que él sea beta. La confianza es esencial en esto. Puede ser un lobo común o corriente.

Bien ya que hablamos del beta, hablemos del segundo consejo que te daré;

La confianza. En una manada de lobos blancos la confianza lo es todo. Si tus integrantes confían ciegamente en tu jamás se irán, nunca te traicionarán. Has que los ellos confíe en ti.

Lo tercero es que si en tu manada ahí una persona que tiene alguna profesión, por favor, has centros donde ellos puedan trabajar, aunque no le pagues ellos estarán realmente agradecidos contigo, causando así su fiel asistencia en la manada.

Tal vez no son muchos consejos como creíste que serían, pero sé que te servirán. Si cumples todo esto al pie de la letra ellos serán fieles a ti. Aunque también debo admitir que en muy pocas ocasiones los integrantes hacen algo en contra de su alfa, aunque está sea un patán ellos no hacen nada, espero que esta no sea la ocasión

Por poco se me olvidaba decirte. Los miembros de la manada son muy rencorosos y celosos, cuanto esté encuentra a su mate, sea mujer o hombre, si a ellos les caen mal te lo harán saber, no lo dudes.

También te aviso que si tú mate es de una manada enemiga, a ellos no les agradará para nada la idea.

Espero que los pongas en prácticas cuanto antes.

Al final del texto como siempre se encuentra aquella firme y como siempre, la ignoro. Tomo una gran bocanada de aire y me tiró para atrás en el suelo de mi habitación.

— ¿Erin? - miro para arriba y veo el confundido rostro que me está dando Dana desde la puerta de mi habitación, la cual no se ha qué hora abrió — ¿Te encuentras bien?

— Si, no te preocupes — sonrío para que de esa forma si me crea.

— Tú rostros que lo contrario — se cruza de brazos delante de mí.

— Solo es cansancio, no tienes de que preocuparte — suelto una pequeña ricilla.

Este me queda mirando unos segundos.

— ¿Ya has comido algo? - rápidamente asiento con la cabeza — ¿Quieres que te traiga un té para que te relajes un poco?

— Solo si te sientas aquí conmigo a tomarlo — ella asiente con la cabeza mientras ríe.

— Ya vuelvo. — avisa dándose la vuelta.

Me quedo tirada en el suelo mirando el techo de la habitación. Los gritos de los pequeños niños jugando afuera me llegan a mis oídos, una sonrisa se apodera de mis labios rápidamente.

Son muchos.
Lo sé ¿Te encuentras feliz?
Claro que lo estoy.
Eso me alegra.
Hace días no salimos a dar una vuelta juntas, las dos solas...
¿Quieres que más tarde salgamos a alguna parte?
¡Claro!

Corto la conexión con Itzel y me siento en suelo de la habitación prestándole suma atención a Dana, la cual tiene en sus manos una bandeja con cinco tazas.

— ¿Quién se nos une? — pregunto mientras está solo sonríe de oreja a oreja.

— Momento de chicas — habla Axlin tomándome por sorpresa.

Una sonrisa se apodera de mis labios cuando detrás de ella entra Marta y Aldam, todas se sientan junto a mí en el suelo mientras rápidamente comienzan a hablar de una que otra cosa, causando de ese modo que me sienta totalmente cómoda, tranquila. Amo a estarás chicas.



Carla Bustamante (Carla17)

Editado: 19.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar