Príncipe Oscuro

Tamaño de fuente: - +

Capítulo X

Abro los ojos lentamente y lo primero que noto es que estoy en un lugar completamente desconocido para mi. Me incorporo poco a poco, aún algo atontada por el resiente sueño e intento buscar pistas de este extraño lugar.

  Me encuentro en una habitación pequeña y acogedora, sin muchos adornos, si me lo preguntan podría decir que quizas un tanto lugubre también. Solo hay una pequeña ventana al lado de mi cama que parece no haber sido abierta en siglo y que tampoco me brinda ninguna vista del paisaje exterior ya que los cristales estan tan empañados que se hace imposible ver por ellos. Pero lo que mas me llama la atención es que parece que no solo yo he dormido aqui ya que hay una cama a mi lado que se encuentra en completo desorden... ¿de quien será?

    Imágenes de lo acontesido inundan mi mente y no logro recordar nada con claridad, lo último que tengo registrado es la discusión con Alistar y luego.... nada... esta todo en blanco. Me pregunto si mi padre estará bien, espero que el vampiro tenga palabra y haya depositado el dinero necesario para que salga de la cárcel, no soporte verlo asi... tan frágil...

    Y hablando de eso ¿donde estará? ¿Es esta su casa? Parece que si.... ¿será suya la cama a mi lado? No parece su estilo pero no me atrevo a asegurar nada, para empezar... ¿los vampiros siquiera duermen?

-Veo que por fin despiertas -escucho una voz detrás de mi y me volteo a mirar a la chica que se encuentra parada en la puerta -Ya comenzaba a preocuparme.

      La observo detenidamente y me doy cuenta de que es una muchacha realmente hermosa. Su cabello es castaño oscuro y lo lleva lacio hasta la mitad de la espalda. Tiene unos bonitos ojos marrones y una piel aceitunada con un bronceado perfecto. Pero evidentemente su principal atractivo son sus rasgos asiáticos, le confieren un aspecto sumamente seductor. Si no fuera por las sencillas ropas que vestia la hubiese confundido fácilmente con una modelo. Aunque.... ahora que lo pienso... ¿por que va vestida como si fuera una especie de doncella de la edad media?

-¿Dónde estoy? -es lo primero que se me ocurre preguntar y ella me mira confundida.

-¿Es broma? -niego con la cabeza y ella se acerca a mi hasta sentarse a mi lado -en el palacio real ¿donde mas?

-¿P-palacio? -digo sin entender ¿pero que es esto? ¿donde me he metido? ¿en una peli medieval? -Me estas tomando el pelo ¿verdad?

-Que rara eres -me dice sonriendo, es obvio que algo la divierte y no tengo ni idea de que es -no entiendo las cosas que dices, no te he tocado uno solo de tus cabellos ¿por que iba a hacerlo?

-Me referia a si estabas bromeando conmigo -le explico ¿como no entiende esa expresión? ¿me habrán mandando a otro país? Si al final va a ser que tenia razón y Alistar pertenece a la mafia -No podemos estar en un palacio... ¿o si?

-Por supuesto que si -exclama ofendida -no me gusta que me tachen de mentirosa.

-P-perdon -digo rápidamente con miedo de haberla ofendido -No fue eso lo que quize decir, solo estoy algo confundida....

-Puedo verlo... -me mira sonriente y enseguida se que vamos a caernos bien, parece una persona agradable -Soy Nathalie.

-Un gusto -le tiendo mando para estrecharsela y ella la mira sin entender pero a un gesto mio por fin la toma -Mi nombre es Erika, es todo un placer conocerte.

-¿Sueles darle la mano de esta manera a las personas que conoces? -la pregunta podria parecer irónica al primer momento, pero después te dabas cuenta de que Nathalie la hacia mas bien... intrigada.

-Mmm... si... -explico mientras la suelto, no se donde estoy pero se ve que tienen costumbres bien diferentes a las mías -Es algo que haces cuando conoces a alguien ¿aquí no es así?

-Si, pero solo lo hacen los hombres, una señorita no saluda así.

-Vaya... si que tienen costumbres bastantes concervadoras por aquí.... -suelto un silbido y ambas nos reimos como tontas -Por cierto... ¿exactamente donde estoy?

-Pues estamos en Agrene por supuesto -me dice como si eso fuera lo más normal del mundo pero yo no entiendo nada.

-¿Agrene? -pregunto con confusión.

-¿Que ocurre? -dice observado mi nerviosismo y después de unos momentos veo algo de comprensión en su mirada -Tu.... no eres de este lugar ¿verdad?

-¡Pues claro que no! -exclamo finalmente alzando las manos -Es lo que e intentado decirte todo el rato, parece que estoy en otro pais o algo, no recuerdo ningún lugar que se llame Agrene por donde yo vivo.

-No... no es eso lo que quize decir -dice en voz baja y yo trato de prestarle la máxima atención -me referia a que tu no perteneces a este mundo.... tu.... eres del mundo humano ¿no?

-E-espera ¡que! -esto tiene que ser una broma, una muy mala broma -¿Que es exactamente este lugar?

-Estamos en Euphor, mas específicamente en Agrene, su capital... o sea... en otras palabras, estamos en la dimensión de las criaturas de la noche....

     La miro con la boca abierta sin podermelo creer, estoy segura de que mi cara debe ser todo un poema. Por un momento pensé que Alistar me habia llevado a otro país, pero resulta que ahora ni siquiera estoy en mi propio mundo.... de no ser por todas las cosas locas que me han pasado hasta ahora no siquiera hubiese sido capaz de creerlo,aún me cuesta un poco, nunca imaginé que existieran otras dimensiones... otros mundos.... y ahora me encuentro atrapada en uno.



Mary

Editado: 13.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar