Prodigios|| saga The Last

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO II

Había una mujer. Su piel era blanca y en el rostro tenía algunas pecas. Tenía unos labios gruesos y rosados y unos ojos verdes. Era muy bella, pero aun así no pude dejar de sentir odio cuando la vi.

 

«Contrólate, Merina, contrólate» me decía para no perder la calma.

─Tú debes de ser la pequeña Merina, ¿no es así?─ Me pregunta educadamente.

─Si, soy yo─ le respondo sonando mucho más seca de lo quería. La mujer sonríe.

─ Yo soy Helen, Helen Park.

─ ¿Por qué vino sola?─ Pregunte impulsivamente─, se supone que solo una pareja puede adoptar─. Helen vuelve a sonreír.

─ ¿Te preocupa que no pueda adoptarte? Quédate tranquila Merina. Estoy decidida a llevarte conmigo, así que nada de lo que hagas o digas cambiara en lo absoluto la decisión que he tomado─. Me dijo muy seria─, aunque creó querida, que todo sería más fácil, si no trataras de mentirme─. Agrego tomándome por sorpresa.

─ ¿Qué...que quiere decir?─ Pregunte nerviosa, sin embargo, la estúpida sonrisa de Helen no se borro.

─He oído mucho de ti, Merina, por eso estoy más que decidida en que formes parte de mi familia.

─ ¿Ah sí? ¿Y se puede saber porque una dotada querría como hija a una Exotic?─ le pregunte de manera retadora. Sin embargo Helen no dejaba de sonreír y eso me ponía cada vez más furiosa.

─ Yo no soy una dotada, y mi marido tampoco lo es─. Me respondió.

─ ¿De manera que espera que me trague el cuento de que una Exotic, logro recaudar el dinero necesario para una adopción?─ Le grite sin lograr contenerme─, ¿Quién diablos es usted? Nunca la vi en el mercado, y no tiene la apariencia de alguien que pueda conocerme.

─Sin embargo te conozco. Mi hijo no hace más que hablar de ti.

─ ¿Su hijo?─ le pregunto.

─ ¡Sí! Tendrás un hermano, bueno en realidad tendrás cinco hermanos─. Yo no supe que contestar. En realidad siempre me había preguntado que se sentía tener una familia, tener hermanos, pero sabía perfectamente que esas personas no serian mi familia. Mi familia eran todos en el mercado, era Ivanna, Vicctoria y Tadeo, nada más.

─ ¿Cómo esta tan segura de que iré con usted?─ Le dije.

─No tienes más opción.

─Puedo escaparme.

─No lo harás.

─ ¿Cómo esta tan segura?─ Al fin la sonrisa se borro de su cara.

─Creí que habíamos acordado no mentirnos─. Me dijo seriamente─, sé que yo no te agrado, lo note a penas pusiste un pie en esta habitación, pero conoces muy bien las leyes del clero, y sabes perfectamente que yo soy la única opción que tienes ahora.

─ ¿Trabaja para el clero?─ Le pregunte acusadoramente.

─ ¿Cómo te atreves a insinuar semejante estupidez?─ Me dijo ofendida, lo cual me sorprendió, nunca imagine que una mujer con el porte de Helen odiara al clero. Siempre estuve convencida de que las personas como ella no eran más que unos lame botas que adoraban al clero por sobre todas las cosas.

─Veo que no le gusta que la comparen con la basura─. Le dije en tono burlón, sin embargo ella no lo tomo muy bien.

─Ten cuidado con lo que dices. El que no esté a favor de los Ilunithe no quiere decir que me dedique corromper las normas─. Me dijo secamente. Yo estaba hecha una furia, me puse de pie y golpee la mesa que me separaba de ella con las manos, lo cual provoco que esta se tambaleara un poco, sin embargo Helen no se movió.

─ ¿Quién diablos es usted? ¿Por qué está empeñada en adoptarme?─Le grite a la cara.

─Ya te dije que nada de lo que digas o hagas me hará cambiar de parecer ¿Por qué te importan tanto los motivos?

─ ¿Por qué? Le diré porque, porque pase toda mi maldita vida esperando que llegara alguien que viera algo bueno en mi. Alguien a quien no le importara tener como hija una Exotic. Alguien que me apreciara. Alguien a quien llamar familia. Sin embargo ese alguien nunca se presento y yo deje de esperar. ¿Tiene idea de cuantas veces tenía que ver desde mi ventana como los demás niños asistían a la escuela? ¿Sabe lo horrible que es vivir sin un apellido? No, no lo sabe.¿Cómo podría saberlo? A duras penas se nota que en usted no hay ni una gota de sangre dotada. ¿Cómo consiguió el dinero para la adopción? ¿A caso se hizo pasar por una dotada? Infringió las normas, ¡NO LO NIEGUE! Podre no tener un cerebro privilegiado como todo mundo esperaba, pero tampoco soy una tonta─ me detuve un instante para tomar aire─, no venga a decirme que la única razón porque quiere adoptarme es por su hijo, porque no le creo─. Helen me escuchó con atención hasta que termine, después se puso de pie y sin apartar la vista de mi rostro se me acerco.

─  Haces preguntas demasiado fáciles. ¿Sabes por qué quiero adoptarte? Porque odio al Ilunithe tanto como tú. ¿Crees que no sé lo que se siente ver a los demás niños asistir a un colegio, presumiendo sus apellidos? Te equivocas, como te dije en un principio, yo no soy una dotada, soy una Exotic, igual que tu. ¿Cómo conseguí dinero para tu adopción? Otra pregunta fácil, con una respuesta aún más fácil. Las personas del mercado central recaudaron lo necesario, sin embargo ninguno de ellos era candidato para adopción, por eso estoy yo aquí. ¿Me hice pasar por una dotada?─ La mujer rió como si la pregunta le causara mucha gracia─ ¿En serio Merina, no me conoces? Soy Helen Park, la hermana de la comandante Rosette─. Al escucharla, mis fuerzas me abandonaron y me deje caer de golpe sobre la silla.



Mariiah Cisneros

Editado: 11.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar