Prófugos

Tamaño de fuente: - +

×Capitulo Veinte

Pov's Maia:

Todavía no puedo creer que haya besado a Caleb, no sé de dónde carajo saque la valentía para lograrlo, pero no voy a negar que fue la mejor de las decisiones, fue un excelente beso.

Ay ay Maia está enamorada del chico malo.

Cállate maldita Ruperta

¿Ruperta? ¿Con quién me engañas maldita perra?

No estúpida tu eres Ruperta es tu nuevo nombre ósea dah

¿ok? El beso te ha dejado muy mal.

Cállate por dios

Tengo que dejar de pelear con mi conciencia un día lo haré en voz alta y pensaran que estoy loca.

Miro el reloj que se encuentra en mi mesa de noche, son las seis y media debo levantarme para ir al instituto.
Todavía no se cómo reaccionaré cuando vea a Caleb o el cómo reaccionará cuando lo vea ¿tengo que saludarlo con un beso? ¿decirle que tal amigo? ¿solo saludarlo con la mano? Por dios porque me preocupo tanto solo fue un estúpido beso que seguro no significo nada para él.

Miro el reloj y ya son las siete. Mierda en qué momento paso tanto tiempo. Me levanto rápidamente, me dirijo a la ducha, me doy el baño más rápido de la vida, salgo me cambio con un jean negro, rasgado, un buzo Nike y mis infaltables Nike air force blancas.

 Me levanto rápidamente, me dirijo a la ducha, me doy el baño más rápido de la vida, salgo me cambio con un jean negro, rasgado, un buzo Nike y mis infaltables Nike air force blancas

 

Agarro mi mochila, mi celular, las llaves del auto, bajo rápidamente las escaleras y voy hacia la cocina a agarrar una manzana y ver si Cailin está lista.

Al entrar veo a Cailin esperándome. —Cai vamos que llegamos tarde, chau mamá —ella asiente.

—Maia no has desayunado.

—Como una manzana de camino, adiós. —Le doy un beso en su mejilla y salimos rápidamente. En veinte minutos ya estoy aparcando.
Miro mi reloj y faltan diez minutos para que toque el timbre. Me despido de Cailin y me adentro al instituto.

Camino hacia las chicas que están cerca de mi casillero y las saludo una por una. —¿Como han estado mis bellas amigas?

—¿Alguien se levantó de buen humor hoy? ¿Qué paso alguien ha recibido un besito tal vez? —Dice Fayna de manera picara, mientras que las chicas ríen

—Cállate Fayna no digas tonterías, solo estoy feliz porque rompí mi récord solo tarde treinta minutos en bañarme, cambiarme y llegar al instituto. Creo que soy rayo McQueen —Todas ríen por lo ultimo que dije.

—Que tonta eres Mai, ¿pero seguro no hay un besito por ahí? —pregunta Leila picándome con el dedo en las costillas tratando de sacarme la verdad.

—¿Si les cuento prometen no hacer alboroto? —las tres asienten rápidamente entusiasmadas. —Ayer tal vez solo tal vez me bese con Caleb. —y como esperaba, ninguna de las tres ha cumplido, se han puesto a saltar, bailar y gritar como locas en el medio del pasillo, yo no sé dónde esconderme.

—Lo sabíamos, Isaac me debe veinte dólares. —Dice Tracy

—¿Isaac y tu han apostado? —La miro entrecerrando los ojos.

—Emm.

—Ya te he dicho Caleb esta loquito por ti. —Dice está vez Fayna haciendo que deje de fulminar con la mirada a Tracy.

—¿Para cuándo la boda? —Dice Leila

—Ya cállense no quería que se enterara toda la escuela y menos mal que me han jurado que no harían ningún alboroto. —Las fulmino a las tres, mientras sonríen de manera inocente —Y no habrá boda, no se ilusionen solo fue un beso y no creo que allá significado gran cosa para Caleb, de igual forma no hemos hablado desde que paso.

—Tranquila vas a ver que hoy va haber mas besitos —Dice Leila burlándose de mí. Yo solo ruedo los ojos y me despido de ellas para ir rumbo a mi primera clase. Raramente Caleb no se encuentra ahí como ocurre siempre, tal vez llegará tarde quien sabe.

Pasaron varias horas y Caleb no ha llegado y me parece muy raro, tal vez le paso algo a el o a alguna de sus hermanitas espero que no sea nada grabe.

Ha llegado la hora del almuerzo y me dirijo hacia el comedor, allí me encuentro a los chicos todos sentados con sus bandejas. Voy en busca de la mía y voy a sentarme con ellos.

—Hola chicos —saludo y les doy una sonrisa a todos.

—Hola —dicen todos al unisonó. Comenzamos a comer y a hablar de cosas sin sentido hasta que suena el celular de Gael. Luego de leer el mensaje que le ha llegado.

—Caleb me ha mandado un mensaje diciendo que hoy no vendría ya que no se sentía bien. —que raro, de igual forma no le doy importancia.

—Bueno chicas nosotros nos vamos, tenemos que ir con el profesor de deportes que nos ha pedido que pasemos por su despacho antes de que suene la campana. —Dice Isaac, y se va con Gael.



xFlorTiesox

#7860 en Otros
#887 en Acción
#1139 en Humor

En el texto hay: carrerasilegales, carreras de autos, accion peligro

Editado: 28.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar