Prófugos

Tamaño de fuente: - +

×Capitulo veintiséis

Coloque la venda en mis ojos como me pidió Caleb.
Él habrá conducido unos diez minutos más, ya comenzaba a desesperarme, cuando siento que el auto se detiene. Logro escuchar el ruido de su puerta abrirse y cerrarse, no creo que me deje aquí o ¿sí? Escucho el ruido de mi puerta abrirse.

—Ven preciosa. —Caleb toma mi mano y me guía hacia no sé dónde.

—No dejes que me caiga Caleb, sino te matare idiota.

—Tranquila fiera confía en mí —yo asiento y caminamos unos pasos —Espera un momento aquí, no saques la venda todavía. —El me suelta y puedo escuchar algunos ruidos, no logro descifrar que es.

Cuando siento su respiración en mi oído haciéndome sobresaltar. —Ya puedes sacarte la venda preciosa. —Asiento y me saco la venda, No puedo creer lo que mis ojos ven y donde estamos.

 —Asiento y me saco la venda, No puedo creer lo que mis ojos ven y donde estamos

 

Caleb había organizado una hermosa cena en el mismo mirador donde tuvimos nuestra charla ayer por la noche.
Preparo una bella mesa, con un mantel blanco y flores color rosa. Sinceramente estaba impresionada, me di vuelta y lo miré a sus hermosos ojos azules.

—Es hermoso Caleb ¿tu hiciste todo esto? —le di una cálida sonrisa.

—Si y no

—¿Si yo no? ¿Como es eso? ¿Porque elegiste este lugar? —largo una pequeña risa

—Mi madre me ha ayudado a organizar todo esto, lo he elegido porque es donde me has perdonado y me has dado una oportunidad.

—Es muy hermoso, gracias—digo mirando la vista.

—No me agradezcas, vamos a comer.

La cena fue perfecta, estaba todo muy rico, nos la pasamos haciendo bromas y riendo a carcajadas, como también hablando de diversos temas.

Mientras comíamos el postre, Caleb me agarra mi mano y hace que nuestros dedos se entrelacen haciendo que me sonroje.

—Princesa sé que será muy pronto y tal vez me digas que no, pero quiero que sepas que me gustas muchísimo realmente no sé si estoy enamorado, realmente no sé qué es lo que se siente cuando alguien se enamora nunca lo he sentido o eso creo, pero me importas demasiado, no me interesa ninguna chica más que tú, eres en la única que pienso cada noche y me gustaría preguntarte algo.

—Dime Caleb. —digo sin entender a donde quería llegar

—¿Mai quieres ser mi novia?

Pov's Caleb:

Esta noche está siendo realmente perfecta, Maia esta hermosa, cuando la vía así vestida casi muero del infarto, no puede ser tan preciosa.

Ya estábamos comiendo nuestro postre, y creo que es hora que se lo pregunte y no acobardarme, no sé qué haré si llega a rechazarme, pero debo arriesgarme de una vez, así entiende que verdaderamente me importa y no es un polvo más.

—Princesa sé que será muy pronto y tal vez me digas que no, pero quiero que sepas que me gustas muchísimo realmente no sé si estoy enamorado, realmente no sé qué es lo que se siente cuando alguien se enamora nunca lo he sentido o eso creo, pero me importas demasiado, no me interesa ninguna chica más que tú, eres en la única que pienso cada noche y me gustaría preguntarte algo. —mierda estoy nervioso, ella me observa sin entender que quiero decir.

—Dime Caleb.

—¿Mai quieres ser mi novia? —digo así sin más, para no seguir retrasando todo. No sé qué hare si me Maia me dice que no, ella es muy importante para mí, no sé qué haría sin mi pequeña rubia loca amante de los autos.

Comienzo a desesperarme Maia no contesta a mi pregunta no hace ni un gesto ni pronuncia una mínima palabra ¿será que la cague? ¿Qué no siente lo mismo? Necesito que me diga algo estoy entrando en pánico.

—¿May estás bien?

—Si si lo siento —dice saliendo de su trance.

—Sabes que olvídalo, no sé qué estaba pensando.

Ella me da una bella sonrisa —Caleb si quiero.

—¿Cómo has dicho? —digo pensando que he escuchado mal

—que si quiero ser tu novia. —cuando salgo de mi impresión, me levanto de mi asiento rápidamente para abrazarla y darle un tierno beso.

—Eres hermosa mi amor —Digo mirándola a los ojos sin poder creer que me ha dicho que si —No puedo creer que me has chico que si — al decirlo logro que se sonroje.

Lo que quedó de la noche nos la pasamos besándonos, abrazados mirando las estrellas y hablando de tonterías.

El tiempo se nos ha ido volando, ya son las doce y era hora de irnos, fuimos rumbo a mi auto tomados de la mano, realmente me gusta mucho estar así con ella.

Pov's Maia:

No puedo creerlo, soy la novia de Caleb Miller, nunca pensé en esto como una posibilidad.



xFlorTiesox

#947 en Otros
#131 en Acción
#200 en Humor

En el texto hay: carrerasilegales, carreras de autos, accion peligro

Editado: 28.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar