Promesa de amor

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 8

Leticia: ahora tengo que explicarles muchas cosas a mis padres. Espero que comprendan, Pero no tengo de que preocuparme. Porque ya aceptaron mi matrimonio con él.

Ella va directamente a la sala, nada podría arruinar su felicidad y por la cara de sus padres sabía que iba a ser difícil, se sienta en un sillón y espera que sus padres empiecen hablar

Papá: ya entiendo todo. Por esa razón nunca dejaste que ningún chico se te acercara, porque nunca nos dijiste nada. Acaso estabas pensando irte con él sin decirnos.

Leticia: las cosas no son como te la estas imaginando, papá. Le dice antes de irse Humberto hace años, me hizo una promesa de amor que nunca olvidaría. Él prometió casarse conmigo cuando fuéramos grande y llego el momento adecuado para hacerlo.

Mamá: es muy bonito todo esto. Pero realmente estás enamorada de él. Estás segura de que no lo idealizaste.

Leticia: estoy completamente segura de que lo amó y más ahora de que lo he vuelto a ver. Él es mi amor, lo reconocí con tan solo verlo a los ojos y no necesito nada más que seguir mi corazón. Eso es lo que realmente importa.

Papá: será algo difícil verte ir con él. Por qué aceptamos su matrimonio y no podemos hacer nada. Quiero que nunca olvides que está es tu casa, en verdad deseo que seas feliz.

Leticia: muchas gracias, papá. Sé que no me voy arrepentir. Él me va a cumplir todas sus promesas y esta vez, no voy a dejar que me afecten los malos comentarios de las personas, ustedes me van hacer mucha falta.

Mamá: sé feliz, hija. Disfruta de ese amor que sientes por él, como tus padres debemos de apoyarte en cada una de tus decisiones.

Leticia: éste día fue el más feliz de mi vida, mamá. Le dice ya nunca más sentiré que algo me falta, porque a su lado me siento completa. Lo único que espero es que no sea un sueño y no llevarme una gran desilusión cuando despierte.

Papá: eso lo comprobarás cuando despiertes, llego la hora de que te vayas a dormir. Mañana tú madre te llevará a comprar un lindo vestido de novia, ni creas que te vas a poner unos de los vestidos que ya tienes. Además, quiero que lo tengas como un recuerdo de éste día.

Ella se despide de sus padres para ir a su recámara. Leticia suspirado de felicidad cuando entra, se acerca a su clóset para agarrar su pijama y empieza a ponérsela ya que lo hace se acuesta en su cama, al momento de que cierra sus ojos se queda profundamente dormida para después soñar con él.



Karen Pamela De La O Jaimes

#1775 en Novela romántica

En el texto hay: boda, romance, fea

Editado: 22.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar