Proyecto Doppelganger

Tamaño de fuente: - +

Parte Seis: Proyecto Doppelganger

Por más difícil que fuera, mi cerebro intentaba comprender todo lo que acababa de decirme Julián.

-Pero recuerdo una clase de biología en la que la profe dijo que aun con la tecnología actual todavía era muy difícil poder clonar a un ser vivo ¿Y vos de la nada lograste superar a todos esos científicos? -

Él levanto un poco su hombro derecho a la par que una sonrisa burlona aparecía en su cara y cambiaba la dirección de sus ojos para arriba, esa era su típica expresión de “Y si”.

-No fue tan de la nada. Hacer las primeras unidades sí fue muy difícil-

Me levante de mi silla y me acerque al clon sentado en la punta derecha de mi mesa. Había tres de ellos sentados frente mío y otro más en cada punta. Comencé a mover mi mano cerca de su cara para probar sus reflejos.

-¿Y cómo funciona esto? ¿Si golpeo a uno todos lo sienten? ¿Habitas todos esos cuerpos a la vez?-

-Es algo mucho más complicado- Respondió el Julián sentado en medio de todos.

-Bueno, empezá a aclararlo- Le dije mientras me le acercaba.

A3 dejo salir un suspiro –Lo que vos conoces como Julián se encuentra dentro de este cuerpo- Dijo llevando su mano al pecho.

-¿Y todo el resto que son eh?-

-Somos una mezcla entre una I.A, parte del alma de Julián y otra parte de sus recuerdos - Contesto L2 quien estaba sentado a la izquierda de A3.

Yo seguía algo confundido y mi mente intentaba comprender todo lo que podía a duras penas. Pero la noticia que más me alegraba era que no estaba loco.

-Respóndeme otra duda ¿Cuántos de ustedes hay?-

-Empezamos siendo 24 clones, pero actualmente somos 22. A1 y A2 están muertos-

-¡¿Y porque no me dijiste todo esto antes?! Me siento muy traicionado como tu mejor amigo-

L5 tomo la palabra -[Respuesta]: Como menciono A3 anteriormente, todavía no se logra descubrir la tecnología para llevar acabo la clonación. Que conocieras esta información pondría en riesgo tu integridad-

Al escuchar eso me tranquilice un poco, tenía sentido la respuesta. Pero de todos modos estuvo muy mal hacerme pensar como un loco, aunque… Solo haya… Querido seguir relacionándose conmigo.

-¿Alguna otra pregunta?-

-No, por ahora no, A3-

-¡Hey! No me digas así. Yo soy Julián, ¡Entendiste! Soy Julián-

-Cálmate che, ya entendí-

Acto seguido todos los clones se levantaron de sus asientos de una manera tan sincronizada que llegaba a dar miedo.

-Si nos disculpas nos tenemos que retirar-

-Espera, pero ¿Cuál era la necesidad de clonarte?-

-Ya no es hora de preguntas- Me contesto A3, digo Julián. Y lo hizo con una sonrisa hecha para hacerme la contra.

-Vos te vas a tu casa, ¿Pero qué harán el resto?-

-[Respuesta]: Bueno cada uno continuara con lo que estaba haciendo antes de venir para acá- Me contesto L6.

Luego de eso todos abandonaron mi casa. Supongo que era lo mejor, todavía debía seguir procesando todo esto por mi cuenta. Sinceramente se sentía muy raro tener muchas copias de mi mejor amigo, pero bueno.

 

Interior de la red.

[Replicante]: ¿Y cómo resulto todo?

[A3]: Mucho mejor de lo esperado.

[L2]: Si llamas a eso casi matarme no estoy de acuerdo.

[L5]: Pero no lo hizo.

[L4]: Es verdad, solo estuvo cerca.

[L2]: Que malos que son.

[I1]: Ahora cada uno vuelva a su respectiva tarea.

 

 

 

Se podía sentir la calma de Julián mientras caminaba de vuelta a su casa por una calle de tierra, era como si por fin se hubiera logrado sacar un gran peso de encima. Eso hacía que su viaje de regreso a casa se sintiera mucho más corto atravesando todas las casas a su derecha, las cuales eran todas casi iguales. Lo único que lo seguía hasta su destino era el alambrado a su izquierda, el cual separaba su barrio de un gran baldío de pasto seco que ya llevaba mucho tiempo sin cortar.

Cuando ya le faltaban solamente tres cuadras para llegar a su casa se detuvo como resultado de un agradable encuentro. Era Noah, quien lo había detenido para saludarlo. Desde la distancia él ya lo había reconocido, después de todo Julián no conocía a nadie más que tuviera un ojo azul y otro rojo. Y ya que ambos vivían relativamente cerca era normal que se cruzaran.

-¿Paso algo Julián? Hoy te ves mucho más feliz-

-Si, hoy por fin pude contarle a mi mejor amigo sobre el Proyecto Doppelganger, aunque no se lo dije como tal-

-¿En serio? Por fin, ya me parecía que era hora. Ya debe haber pensado que se estaba volviendo loco-

-Sí, justo como lo predijiste ¿Y vos como estas? ¿Te estas adaptando bien a tu nueva casa?-

-Es mucho más cómoda que la anterior-

-¿Y dónde está L1?-

-Para que me preguntas a mi si igual lo vas a preguntar por tu red-

-jajaja bueno me atrapaste-

-Se quedó a limpiar los restos de sangre que todavía quedan en la casa- Le contesto Noah de todas formas.

-¿Le gustaron los guantes negros que le di?-

-¿Eso tampoco lo dijo por la red?-



Supra K

Editado: 27.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar