Proyecto Doppelganger

Tamaño de fuente: - +

Capitulo tres - Parte Uno:

Lunes 16 – 9:00 AM – Recreo.

 

Sobre la pared se encontraba apoyado Noah, a su derecha estaba Julián, a su izquierda Sebas y frente a él estaban Iris y Azul. Entre todos se encerraban en una ronda de la cual se ponían a hablar de cualquier cosa hasta que termine el recreo.

-¿Qué materia sigue ahora?- Pregunto Sebastián.

-Ingles- Le contesto Iris.

-¿Por qué tenemos que seguir teniendo inglés? Si los traductores auditivos que fabrico Onyx hacen todo el trabajo- Dijo Julián soltando sus quejas al aire, sonaba como alguien decepcionado de la humanidad.

Noah se paró firme, eso significaba que estaba algo molesto –Que vos no entiendas una mierda no significa que deban dejar de enseñarnos eso-

En ese momento Iris tomo la palabra para defender a Julián -Pero bueno Noah vos fuiste a clases aparte-

-Déjalo, solo está enojado porque perdería más horas para poder dormir en clase- Dijo Julián mientras le arrojaba una mirada furiosa a su mejor amigo.

En respuesta Noah se le acerco y bajo un poco la voz –Con tu “método” podrías aprobar re fácil al igual que en el resto de materias-

-Claro, pero no debo despertar sospechas- Contesto Julián devolviéndole el susurro.

Azul intervino y los separo a ambos -¡Bueno ya! Dejen de pelear-

-¿Qué hora es?- Pregunto Julián cambiando drásticamente de tema.

-Las 9:03- Respondió Azul.

Eso significaba que solo faltaban dos minutos para que acabara el recreo, entonces ya sin perder más tiempo Julián le guiño el ojo a Sebas, lo que significaba que era momento de llevar en marcha su plan. Para su suerte la preceptora estaba pasando cerca de ahí, supervisando lo que hacían los alumnos.

Cuando ella se acercó lo suficiente al círculo que formaban entre todos Sebastián empujo muy fuerte a Julián lo que provocó que se diera un golpe seco contra el suelo en frente de la preceptora. Esta puso una cara de sorpresa y confusión al ver al chico pellirrojo caer repentinamente al suelo frente suyo.

Esta misma expresión apareció en las caras de sus amigos, pero antes de que estos pudieran recriminarlo lo que hizo la preceptora tomo hablo.

-¡¿Cómo vas a empujarlo de esa forma?! Pero que desubicado- Dijo furiosa mientras ayudaba a Julián a levantarse -¡Vas a venir conmigo a la oficina de la directora! Necesito que vos también me acompañes querido-

El chico pelirrojo asintió con la cabeza, el apenas podía mantenerse de pie así que la preceptora lo ayudaba a pararse. En cambio, Sebastián estaba ahí con la cara en blanco como si nada le importara.

Antes de que acabara el recreo ambos fueron a la oficina de la directora y sus amigos despidieron a Sebas con una cara de decepción y frustración impresionante.

El recreo acabo y todos comenzaron a entrar a sus cursos, pero Sebas, Julián y la preceptora entraron a la oficina de la directora. Al hacerlo esta última saludo muy feliz a la preceptora, pero al vernos esa felicidad se desvaneció como un chasquido.

-¿Qué fue lo que sucedió?- Pregunto la directora.

-Este chico lo empujo al re feo en pleno recreo- Contesto la preceptora colocándose detrás de Sebas.

La directora se horrorizo al escuchar eso –Que desubicado, esas cosas no se hacen en esta Institución- Sebas solo quedo callado - ¿Vos estas bien querido?-

-S si pero ¿Podría sentarme?- Respondió Julián.

-Claro, sentate en mi silla-

El joven obedeció y se sentó en el lugar de la directora, luego ambas mujeres se pusieron a discutir sobre cuantas amonestaciones debería darle a Sebas y en medio de eso Julián empezó a toser. Al escuchar eso Sebas se dio media vuelta y comenzó a toquetear las diferentes cosas que había sobre un estante mientras soltaba preguntas como -¿Qué es esto? ¿Y esto para qué sirve?-

-¡Hey! No toques eso- Exigió la preceptora. Pero como el alumno ignoro lo que dijo, ambas mujeres se dirigieron frente a él. Aprovechando esa distracción Julián saco de su bolsillo un pendrive y lo coloco en la computadora de la directora.

-Este chico sí que está muy desubicado deberíamos…- Antes de que la directora terminara su oración fue interrumpida por el alumno pellirrojo.

-Disculpen el malentendido, pero en realidad yo me caí solo. Él no tuvo nada que ver-

-Imposible, yo vi cómo te tiro- Dijo la preceptora sorprendida de que tales palabras salieran de mi boca.

-Creo saber lo que me pasó a mí-

De repente su sorpresa se transformó en enojo –Mira más vale que no me estés haciendo una broma o te voy a amonestar a vos también-

Mientras tanto la directora se encontraba muy confundida, ya no sabía ni en quien creer así que tomó la decisión más lógica –Cálmense ambos, voy a pedir el video de la cámara de seguridad para ver que paso en realidad. Hasta eso ustedes vuelvan a su curso y vos seguí con tu trabajo-

Todos asintieron con la cabeza y obedientemente nos retiramos de la oficina. Al caminar de vuelta al curso le dije a Sebas –Te dije que tenías que ser más disimulado con el empujón. Va a ser difícil sacarte de esta-



Supra K

Editado: 27.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar