Proyecto Doppelganger

Tamaño de fuente: - +

Parte Extra: Otra perspectiva de Julian

 

Yo seguía practicando tal como se lo había prometido a I3 hasta que de sorpresa él apareció a mi lado de nuevo sin que me diera cuenta.

-Rápido, necesito que me des la notebook-

-Pero la estoy usando-

-Por favor, surgió algo importante-

Yo acepte y se la entregue, él la apago y se fue sin decirme nada <Que raro>

 

 

 

Los cinco nos encontrábamos sobre el muro que separa los límites de la ciudad. Era una noche muy linda.

-Es una noche muy linda ¿no creen?- Dijo Kuon maravillado por como las estrellas bañaban el cielo nocturno, yo sabía que era por eso, después de todo somos clones.

-Y debemos seguir con esto para poder mantenerlo así- Respondió Supra.

-Es verdad, otros lugares como Europa ya no tienen la posibilidad de tener tan linda vista- Agregue, luego me fije en la hora –Ya son las 00:33 así que iniciemos la operación-

Poniéndose de pie sobre el gran muro Kuon hizo el gesto de lanzar algo, cualquier persona diría que no tiro nada, pero estarían muy alejados de la realidad. La luz de la luna reflejaba los hilos que Kuon engancho entre el muro y un árbol en el exterior.

Todos los demás nos pusimos de pie y aseguramos nuestros ganchos para comenzar el descenso. Como siempre, primero fue Supra y una vez que hizo la señal de que estaba todo despejado baje seguido de cerca por los dos primeros modelos P. Ya en el árbol nos bajamos y esperamos a que Kuon llegara, una vez que lo hizo corto los hilos.

-Ahora sigamos adelante- Dijo Supra mientras se movía como una sombra, yo lo seguía de cerca junto a P1 y P2 a mi lado mientras Kuon cubría nuestra retaguardia.

En ese orden nos movimos hasta que Supra, quien iba a la cabeza, se topó con la cerca de seguridad con un cartel colgado que decía “Prohibido el paso a todo personal no autorizado, propiedad privada de Onyx”. Pero eso no era ningún problema, simplemente saco su guadaña de su espalda y la corto para que pudiéramos pasar.

Una vez dentro pude ver unas cuantas luces, era guardias acercándose a nuestra dirección.

-¿Puedo encargarme?- Me pregunto Supra, emocionado.

-Lo siento, necesitamos el sigilo de Kuon esta vez-

Este último asintió con la cabeza y fue corriendo hacia los objetivos sin hacer ni el más mínimo ruido con los pies. Pude ver como su largo tapado se movía con el viento antes de desaparecer en la oscuridad de la noche.

Seguido a que Kuon se fuera las luces de las linternas de los guardias fueron apagándose una a una hasta no quedar ninguna visible, esa fue nuestra señal para seguir avanzando hasta llegar a nuestro objetivo.

Mientras corría por ese baldío de tierra seca y muerta pude ver los cadáveres de los policías como si estuvieran flotando en la noche. Pero, aunque muy poco, aún se podían ver los cables de Kuon, el cual los había colocado alrededor del cuello de cada guardia para consecutivamente levantarlos en el aire para ahorcarlos hasta que murieron.

-¿Puedo?- Me pregunto Supra.

-Pero ya están muertos-

Aun con mi respuesta, él seguía manteniendo su cara de perrito suplicante, así que tuve que aceptar. Posteriormente, él salto muy alto y con su guadaña corto las cabezas de todos los policías que colgaban en el aire provocando que fuertes chorros de sangre comenzaran a salir del interior de los cuerpos.

-¿Mejor?-

-Sí, muchas gracias-

Después de que Supra saciara su hambre seguimos hasta reencontrarnos con Kuon, el cual observaba una gran máquina parecida a una locomotora de tren, pero más mecanizada.

-[Duda]: ¿Eso es el objetivo?- Pregunto P1.

-Así es- Conteste – Ahora cúbranme-

De los antebrazos de ambas unidades salieron flotando unas placas hexagonales de las cuales se formó un escudo de fuerza que me rodeo y cubría a P1 y P2. En cambio, yo saque de mi bolsillo un cable USB que conecte a mi cuello y a la máquina.

-Tenes 420 segundos antes de que venga la siguiente ronda de guardias- Informo Supra.

-Esto solo tomara unos segundos-

En el interior de mi cabeza comencé a cambiar los datos del sistema de la maquina mientras el resto vigilaba los alrededores. Tuve que haber previsto esto antes, al ser máquinas de la nueva generación tendrían un firewall más complicado de traspasar por lo que costaría reemplazar más líneas de código de lo que esperaba.

Sorpresivamente todas las luces del lugar se encendieron dejándonos al descubierto, una alarma comenzó a sonar y se podía escuchar a varios perros aullar.

-[Informe]: Solo han pasado 239 segundos- Dijo P2.

-Tal vez no planeamos la parte de que los guardias se reportaban cada cierto tiempo- Especulo Supra.

Forzosamente tuve que salir de mi cabeza unos segundos -Mierda. Kuon, Supra, ya saben qué hacer. Ustedes dos síganme cubriendo-

Ambos asintieron mientras una sonrisa brotaba en sus caras, su modo sádico estaba activado. Como si de un baile se tratara ambos modelos, únicos en su clase, comenzaron a masacrar a todos los guardias y perros que se acercaban a la distancia. Kuon utilizaba sus irrompibles hilos de audenio a la par que Supra su guadaña.  Teníamos la ventaja en movilidad y estrategia, pero sabía que eso no nos duraría para siempre.



Supra K

Editado: 27.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar