Proyecto Doppelganger

Tamaño de fuente: - +

Epilogo

“Ya paso una semana desde que sucedió el desafortunado incidente en un laboratorio de Onyx ubicado en las Malvinas. Los altos mandos de la compañía no hicieron comentarios mientras que los científicos con los que logramos hablar solo nos dijeron que no logran comprender del todo que sucedió, pero que hacen lo posible por resolver este problema.

Nunca antes se había visto algo como esto, una gigantesca cúpula blanca apareció repentinamente sobre las islas. La comunidad esta desconcertada al preguntarse qué otros secretos puede estar escondiendo la corporación Onyx.”

Tome el control y apague la televisión, estaba cansado de escuchar todas esas tonterías que soltaban los noticiero.

-Ya es hora- Dijo L1 saliendo de su cuarto. Yo estire el cuello de mi remera y observe mi pecho, varias manchas de color blanco se estaban formando de nuevo.

Me levante del sillón y me dirigí a la cocina, L1 abrió la caja que R me mando desde Buenos Aires y saco una caja con varias pastillas. Repentinamente el clon de mi amigo cerró los ojos y cuando los volvió a abrir estos se encontraban de un color verde brillante.

-Tienes que preocuparte más por tomar esas pastillas a tiempo. O sino podrías arruinar todo tu tratamiento- Explico L1, pero claramente ese ya no era L1, era R hablándome a través de TCC.

-Estaba esperando a que me hables. No me interesan esas pastillas ahora ¿Me contaras que paso en las Malvinas? A3 no volví a su casa y Noah tampoco- Le exigí de forma muy seria y directa.

R se sentó sobre la mesada de la cocina –Lo siento muchísimo- Dijo llevándose sus manos a la cabeza –Te prometí a ti y a los otros que esto no se repetiría, pero está volviendo a pasar-

Me acerque a él para intentar calmarlo –Al menos esta vez fue solo en las Malvinas y no en todo el continente. A parte no fue tu culpa-

-Pero si es igual que la última vez entonces se expandirá de a poco- El dejo salir un suspiro –Como antes-

-En más de una ocasión te demostré que las cosas son diferentes esta vez. No te pongas así. Lograron recuperar el cubo, ese era el objetivo-

-No lo valió Noah, y no te lo ocultare, los hijos de puta de Onyx hicieron copias del cubo y no sabes dónde se encuentran. A parte A3…- Sentí su voz quebrarse –A3 murió en la misión-

Los siguientes tres segundos se sintieron como 3 años, no podía creerlos, A3 se estaba volviendo un factor imprescindible -¿Y qué le paso al otro Noah?- Grite muy alterado.

-No son buenas noticias, pero no te preocupes. Él está…vivo, supongo-

La cosa se estaba poniendo fea, pero ambos ya pasamos por cosas peores. Con esperanza podríamos superar esto. Intente recuperar la compostura -¿Y cuál es el plan ahora?-

-Todos estamos muy enojados por esto, no te gustaría saber lo que se está hablando por la red ahora- El tono en el que lo dijo me dio a entender que intentaba reírse de la situación, el solo quería verle el lado bueno aunque era muy difícil, yo no dije nada para dejarlo continuar –Viajaremos a Europa-

Me sorprendió mucho escuchar eso -¿Por qué?- Pregunte.

-Creemos que allí se encuentran las 7 copias del cubo. Pero principalmente, asaltaremos los laboratorios que se encuentran ahí para buscar una cura para Noah-

-Van a ir con todo ¿no?-

-La última vez no lo hicimos y ya sabes cómo termino. Esta vez será diferente-

Me gusto esa idea, me gustó tanto que sin darme cuenta una sonrisa apareció en mis labios. Parece que esa sonrisa le dio un empujón a R, él se levantó de la mesada y tomo mi mano para acto seguido poner algo en ella –Por favor no vuelvas a ser impuntual- Me dijo antes de cerrar los ojos, cuando los volvió a abrir ese verde brillante desapareció.

-Estoy confundido- Dijo L1.

En la palma de mi mano se encontraba una pastilla –Pásame el agua por favor- Pedí.

El clon coopero y me acerco un vaso con agua.

 

 

 

Oficinas Centrales de Onyx LATAM.

 

Uno pensaría que como la oficina se encontraba en la parte más alta del edificio esta sería la más iluminada de todas gracias a la luz del sol, pero era totalmente lo opuesto, todo se encontraba totalmente a oscuras. Pero una ráfaga de luz ingreso al lugar en el momento en que las puertas se abrieron.

-Señor ya paso una semana, tiene que volver a concentrarse en su trabajo-

Pospuse varias veces hacer esto, pero ya no podía más, El director de Onyx en Latinoamérica era una cara muy importante. El público no podía verlo así.

Una gruesa y ronca voz me respondió -¿Por qué?-

No logre escucharla bien –Disculpe ¿Qué dijo?-

-¡¿Porque esos malditos le lavaron el cerebro a mi hijo?!- Grito el director alterado y sobre todo furioso.

Yo me asuste tanto que deje caer los papeles que llevaba entre las manos.

-Discúlpame- Me dijo -¿Ya se sabe cuál fue el catalizador que provoco ese cambio en las Malvinas?-

-Lo siento mucho señor. Los científicos siguen investigando el asunto, pero no sabíamos que el cubo podía reaccionar de esa forma- Explique.



Supra K

Editado: 27.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar