Quédate Conmigo

Tamaño de fuente: - +

Explosión de emociones

Estoy preocupado

Enojado

Frustrado

Y a punto de matar a alguien

 

 Camino de un lado al otro con Alice en la sala, la impotencia que tengo no puedo comparar con nada, no hay noticias de Kate, ni una pista que indique en donde se pueda encontrar. Lo primero que hice fue llamar a su teléfono, lamentablemente lo dejo en su habitación, proseguí a contactar a Nick, nada, así que a lo único que llegué como conclusión es que sigue con Adam, lo sé, era evidente porque se fue con él, pero sinceramente creí que iban hablar por algunos minutos, bueno talvez una o dos horas, pero no cuatro o incluso hasta anochecer.

 

Reviso nuevamente mi celular, no hay llamadas, ni mensajes que me avisen que ella está bien, iban hacer las 8 de la noche, 15 minutos para ser exactos. No pude detenerla, cuando decidí salir de la casa ella subió al auto y el carro arranco con velocidad, me preocupaba más el hecho de que Adam cometiera alguna estupidez, estaba molesto, sus facciones tensas lo expusieron y por experiencia puedo decir que cuando nos encontramos en un estado de enojo múltiple es mejor alejarse, respirar y pensar con mente fría, porque podemos acabar cometiendo muchos errores que a la final solo nos acabamos arrepintiendo. 

 

Estaba consciente de que Adam y yo no teníamos una relación agradable, también sabía que yo tengo gran parte de culpa, la inicié yo, simple. Cuando entre al instituto estaba en una fase en donde todo me valía, en donde las cosas me parecían bastante irrelevantes, así que tome decisiones que llegaron a herir a muchas personas, como a Adam. Nunca pensé que él iba hacer una persona rencorosa que me iba a pagar de la misma manera, lo hizo, pero debo confesar que no me dolió tanto como quizá él quería, me gustaba Mily, pero no era más que solo un gusto físico, sin embargo, lo que realmente desato el odio y la ganas de golpearlo fue el primer semestre de universidad, fue Kate.

 

Sigue siendo Kate.

 

Y a diferencia de Adam, yo en ese entonces me obligue aceptar su relación, Kate lo quería, mucho y aunque dolía, su felicidad pesaba mucho más que cualquier rivalidad, y ahora me siento bastante molesto de que Adam no pueda aceptar de que entre Kate y yo sucede y sucederá algo.

 

—Juro sacar sus testículos si le llega hacer algo —pronuncia Alice con mucha seguridad en sus palabras —. No puede ser que actué como un animal celoso, es un .... —Aprieta sus labios para no decir palabrotas. Esta igual o más desesperada que yo

 

Mi celular vibra y lo saco tan rápido de mi bolsillo que casi se resbala de mis manos y cae al suelo.

Número desconocido

 

Alumbra aquella palabra una y otra vez en la pantalla de este. Contesto esperanzado

***

 

Manejo rápidamente a Kerstan Street, es la calle que Kate me indico. Mis manos se encuentran apretados al volante, pienso que es el cuello de Adam, es lo más cercano a lo que voy a estar cerca de él por esta noche, no lo perdonare, si alguna vez existió esa posibilidad, hacerla llorar elimino todo y aumento sentimientos muy insanos a mi persona

 

Al llegar estaciono el auto y bajo tan rápido como puedo, al frente mío se encuentra una pequeña tienda con un nombre con letras lo suficientemente grandes que incluso una persona sin lentes pudiera ver.

 

PEACE LOVE

 

Un nombre bastante peculiar.  Al entrar lo primero que me doy cuenta es que el lugar se encuentra un poco deshabitado, hay un hombre comprando cerveza, una mujer con leche y cubetas de huevos y por último un niño comprando dulces, sin embargo, esas personas desaparecen en cuanto mis ojos llegan a ella, a la niña convertida en toda una mujer que ha puesto mi mundo patas arriba. Se encuentra sentada en una silla con la cabeza recostada en la pared, jugando con sus pies.

 

A paso lentos voy hacía allá, al parecer se encuentra tan inmersa en su pensamiento que ni siquiera se da cuenta de mi presencia y que me he sentado a lado suyo. Aprovecho el momento para detallarla, su cabello castaño cae a ambos lados de su cara, su piel es blanca con unos ojos mieles impresionantes, son tan deslumbrantes y llenos de vida que con tan solo ver hacia ellos puedo identificar su estado de ánimo, y aunque ahora su mirada se encuentre cabizbaja, sé que está teniendo una lucha interna por la forma en la que permanece en silencio y juega con sus pies y manos.

 



XOAN

#308 en Novela romántica

En el texto hay: amor amistad juvenil

Editado: 19.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar