¿quien dice que no existimos? Ojos Violeta

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 14. Las camaras del departamento

Seguía siendo lunes 1 de Mayo. Eran las 17:34 de la tarde, todos los niños se habían ido a su casa con sus padres y abuelos, estaban a punto de cerrar cuando la directora la llamó.

—¿Quería alago?—Preguntó abriendo la puerta del despacho, una compañera también estaba citada ahí.

—Sí, pasa Maia, la semana que viene me voy a () a pasar una semana con mi hija y mis nietos, entre tú y Lidia os encargáis de la guardería, seréis la máxima autoridad, por eso quiero que estéis muy atentas y en esta semana os diré lo que tenéis que hacer como directoras por una semana.

—¿Nosotras? ¿Directoras?—Preguntó Lidia.

—Por una semana. Sois las mejores de este centro y por eso quiero confiaros mi guardería, claro que también, podéis hacer turnos en algunos días si alguna de las dos no puede venir. Pero cada día tiene que haber una de vosotras vigilando el centro y si se necesita ayuda, ejerceréis como apoyo. Como hago yo.

—Es un honor ayudar.

—¿Entonces puedo confiar en vosotras?

—Por supuesto—Dijeron las dos a la vez.

Terminaron de hablar y salieron del centro. Maia caminaba alegremente.

—Buenas noticias supongo—Dijo Joyce apoyada con un pie en la pared.

—Pues si, tengo buenas noticias para mí. ¿Y tú? ¿Como estáis todos?

—Estamos preocupados—Dijo acercándose a ella.

—¿Por Andrea?

—Dicen que es la mejor, si nos encuentran tendremos que irnos a otro lugar. Pero parece que a ti no te importa.

—¿Por qué dices eso?

—Tu amiga está implicada, vives con ella y te arriesgas mucho a que te descubran.

—No sospechan de mí.

—Yo no estoy tan segura.

—¿Por qué dices esto ahora?

—Porque se como son los humanos.

—Estas muy equivocada—Dijo yendo hacia su apartamento con pasos ligeros. Llegando a la puerta de su casa.

—No estoy equivocada Maia, esa agente no va a descansar hasta que la misión que le han encomendado este hecha.

—¿Y que nos va a hacer? ¿Matarnos?—Preguntó entrando. La alerta de Carlo y Kelly se activó y vieron lo que pasaba ahí. —Escúchame bien Joyce, no tengo por qué esconderme, yo…

—Ssssh—La interrumpió. —Nos vigilan.

—¿Que dices?

—Ven conmigo—La agarro de la muñeca.

—¿Qué? Espera, para, Joyce—Dijo siendo arrastrada por ella.

—Maia…—Pensó Kelly.

—Lo sabía, sabía que ocultaban algo— Dijo Carlo.

—¿Qué haces?—Pregunto ya estando fuera.

—Tienes cámaras por toda la casa, escucha, se que crees que no lo saben, pero tienen sospechas de ti, yo sé reconocer cámaras y micros cuando los noto, tengo tecnopatía, los puedo localizar, pero no utilices tus poderes en tu casa. ¿Me has oído?

—Si…

—Bien, avisare al resto, tu procura no hacer nada que levante sospechas.

—No me lo puedo creer… Kelly…

—¿Si? Puede venir, tenemos grabado una cosa que puede ser una prueba para comprobar que Maia Martínez es una eyepow.

—Espera ¿Y si no es ella si no su amiga?

—¿Esa tal Joyce? Puede ser también, ella se ha dado cuenta de algo.

—Se habrá dado cuenta de las cámaras.

—Entonces se lo hablara dicho a Maia, de todos modos tenemos la prueba.

—Maia… ¿de verdad eres una eyepow?

—Como has podido desconfiar de mi Kelly…—Pensó en la entrada de su casa.



Heart Moon

#3152 en Thriller
#1772 en Misterio
#5649 en Fantasía
#1206 en Magia

En el texto hay: poderes magicos, secretos, venganza

Editado: 06.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar