Quiéreme

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 38

 

Logan estaba preocupado por lo nerviosa que había oído a Emmy antes de cortar la llamada, si bien ella sonó demasiado amable, no creía que eso fuera la realidad, ella mantenía un tono de voz firme y constante, seguro, en pocas ocasiones se filtraba algo de nerviosismo. Y esta vez, era real, lo pudo sentir a través de las palabras, de un modo que alteraba al lobo. No ayudó la punzada de celos cuando escuchó que estaba con Evan, o como sus compañeros de clan le apodaron “cariñosamente” el joven gato alfa.

«Idiota. No somos nada para ella... Todavía» la última vez que se vieron, ese beso fugaz que se grabó en su memoria de forma permanente, fue un enorme avance que reafirmó sus sentimientos, de algo parecido al cariño a un afecto intenso, que crecía más y más con cada brecha que los separaba.

Y mientras caminaba rumbo a la base subterránea para hablar con Derek, la brisa del atardecer atrajo un aroma dulce a su olfato. Pero no era ella, la necesidad le estaba jugando bromas y no era el momento adecuado para perder los estribos.

Abajo las luces cambiaron al modo nocturno, siendo más brillantes, el aire olía a tensión y estaba cargado de humedad, un trasfondo furioso. Logan siguió ese rastro emocional y dio con su alfa en el sector de interrogatorios, estaba hablando en el pasillo con Seth y Shira, a medida que se acercaba, Derek detuvo la conversación y giró para saludarlo. Sus ojos estaban levemente hundidos, el alfa siempre arrastraba un cansancio que no parecía abandonarle nunca.

— ¡Logan! —El grito angustiado de su hermana lo detuvo—. Oh, gracias al cielo justo estás aquí, necesito tu ayuda.

Dando media vuelta, Logan se acercó a Raven, y el lobo saltó alerta al ver la desesperación en sus ojos verdes.

— ¿Qué pasa?

Sus pequeños labios rosas temblaron, y sentía una débil estela de temor abandonando su cuerpo.

—Yulian....—Murmuró con la mirada baja—. Está en problemas, puedo sentirlo.

Confundido, Logan sacudió la cabeza.

— ¿Yulian? ¿Cómo lo sabes?

Raven bajó la mirada, todavía más, como evitándolo, luego la desvió a los demás oyentes que prestaban total atención a la charla, el alfa principalmente.

—Yo... —Carraspeó para aclarar su voz y luego lo miró a los ojos, fuerza y determinación, junto con una ferocidad nueva en su mirada verde—. Yulian es mi pareja, ayer sellamos nuestro vínculo.

El suelo pareció moverse debajo de sus pies, tambaleante, Logan retrocedió con la mirada baja, se tomó el puente de la nariz en un intento por comprender la magnitud de esa declaración.

— ¿Qué hiciste qué?

Raven bufó molesta.

—Me vinculé a él, Yulian es mi pareja, un gato Ice Dagger, pero no es momento de que te escandalices, ahora mismo siento que...

Su voz se quebró en un instante y Raven cayó de rodillas al suelo, doblándose de dolor.

— ¡Yulian! —Exclamó desesperada—. ¡Lo están lastimando!

—Raven...

Logan rodeó a su hermana, Seth y Shira se acercaron, esto era malo, no solo tenía un gato por cuñado, sino que, lo estaban lastimando y también a su hermana, con un vínculo de apenas horas ellos no podían crear un bloqueo para evitar que el otro sintiera dolor si uno de ellos estaba herido.

—Tranquila, todo estará bien.

Pronto, lo que Emmy le dijo en la llamada atravesó su mente, desatando la desesperación del lobo, y le hizo actuar.

—Los están atacando, oh no.

Logan se levantó, Seth tomó su lugar al lado de Raven, acercándose a su alfa lo miró de frente, casi suplicando con la mirada.

—Tenemos que ayudarlos.

Derek mantuvo el contacto, sin agresión, tan solo un intenso análisis que le hizo creer que su alma estaba desnuda ante los ojos del lobo.

— ¿Por qué? —Cuestionó de manera seca.

Logan retrocedió un paso.

—Porque debemos ayudar.

Una sonrisa afilada, supo que el lobo de Derek estaba cerca, se movió un paso al frente y la luz de las lámparas arrancó destellos dorados a su cabello castaño claro.

—Ya no son un clan de quince miembros, Logan, son más de cien, y creo que tienen la fuerza para lidiar sus propias batallas.

Logan sintió decepción, pura y nítida, dentro del corazón del lobo. Pero, antes de soltar cualquier imprudencia, se dio cuenta de que Derek en realidad no sabía sobre la verdadera gravedad del asunto.

—Emmy me llamó, dijo que su clan estaba bajo amenaza de ataque y que los lobos Red Stone, intervenidos por un alfa Blue Storm, querían destruirlo en menos de cuarenta y ocho horas para tomar sus tierras. Y está sucediendo, ahora mismo, nos necesitan.

Un nuevo grito de dolor mezclado con rabia le erizó la piel, pero nada podía hacer, a menos que Yulian estableciera un bloqueo alrededor del vínculo, Raven seguiría sufriendo sus heridas hasta caer inconsciente.

—Los Blue Storm son de Francia ¿dices que intervinieron un clan local para acabar con los Ice Daggers?



Jaqueline. S

Editado: 24.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar