Realidad soñada

Tamaño de fuente: - +

Realidad soñada

 Uno… la escalera crujía por cada peldaño que subía…

Dos… lentamente abría la puerta, como con cuidado de no despertarme…

Cualquiera pensaría que es un padre ejemplar.

El miedo me invadió, me escondí bajo las sabanas.

No… de nuevo…

Delicadamente se acostó a mi lado.

Otra noche más.

Como si fuera una preciosa muñeca de cristal, tocaba mi piel, desde mis hombros hasta el final de mi columna; una y otra vez.

Tantas noches y aún no lograba hacerlo…

Su respiración en mi cuello, cada vez más cerca. Ahora sus labios,pausadamente,casi con ternura besaba mi piel expuesta.

Nauseas,solo eso podía sentir.

Ahora empezaba lo peor.

Sabía que una vez que iniciara no se detendría.


Mi mente, cuerpo y alma me gritaba que debía hacerlo.

 

¡DENTENLO!, SABES QUE HACER, ES AHORA O NUNCA.


Demasiado tarde, ya tocaba mis pechos, los besaba...mordía... observaba.


Siempre lo mismo, ya era una estúpida rutina.


¡Shhh!... ahora su frase...

¡PRECIOSA! TIENES UN PECHO MÁS GRANDE, PERO SIGUES SIENDO
ENCATADORA, DELICIOSA MÁS BIEN.


¡Puaj! vomitaría.


Lentamente bajaba a mis muslos, los acariciaba frenéticamente, y a su vez, con su lengua
hacía un camino hacia mi vagina.

¡QUE ASCO! ME ODIABA.


MI MENTE ME REPETÍA UNA Y OTRA VEZ QUE ERA UNA COBARDE.


Afuera cinturón, botón y cremallera abiertos. Mira por última vez mi cuerpo y se adentra.


Gimo, lo disfruta.


Lo hace con más intensidad.


¡COBARDE!

Su pecho sube y baja rápidamente.


Sonríe, sabe que me duele y le fascina, lo motiva.


Gimo.


Su lujuria aumenta y lo hace con más rapidez.


¡VAMOS HAS ALGO!


¡COBARDE!


¡COBARDE!

Miro su rostro, ojos cerrados y expresión de satisfacción.


¡¿VAS A PERMITIR QUE TE LASTIME DE NUEVO?!


Muerde mis labios, repetitivas veces, como si eso aumentara su placer.


¡COBARDE!

Acomoda mis piernas alrededor de su cuerpo, aprieta mis muslos. Probablemente dejara
nuevos moretones.


¡ME RINDO!


¡NO PUEDO HACERLO!


Tira de mis cabellos, murmura cosas que no logro oír.


Puedo sentir como mi cuerpo se acostumbra. Todo se escucha y siente tan lejano.


... inhala...
... exhala...


Era una técnica que había aprendido con los años, una forma para poder soportar todo esto.
Dejaba mi mente en un estado de relajación, como si estuviera durmiendo y luego cuando
ya acababa su acto, estaba tan sumergida en esta fase, que para Morfeo no era difícil
envolverme en sus brazos.

... .... ....
... ... ...
... ... ...


Pero... NO, ESTA VEZ NO.


¡LO HICE! ¡LO HICE!


Exhausto cayó sobre la cama, su última respiración y su corazón se detuvo.


Orgullosa observe mi trabajo, lo había hecho perfecto.
... ... ...


¡LO HICISTE! ERES LIBRE.ERES FELIZ!...

 

Me removí entre las sabanas.

Sentí como un leve olor a metal invadía mi nariz.


Había tenido una horrible pesadilla, ¿o debería decir sueño? Después de todo ese siempre
fue mi plan. Nunca logre llevarlo a cabo, fui demasiado cobarde. Pero ya no importaba. Ian,
ahora mi prometido, me protegía.


Me di vuelta, nada me alegraba más que verlo todas las mañanas al despertar.


Abrí mis ojos al tiempo que mis muslos tocaban algo húmedo.
... ... ...


¡RESPIRA! ¡RESPIRA! ¡RESPIRA!


Lagrimas caían sobre mis mejillas, ¿qué había hecho?.



Akua

Editado: 02.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar