Red Hood

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 29

Ayudas poco comunes
Demian
🏹🏹🏹

La manada entera se encuentra en mi sala hablando intercambiando ideas de cómo recuperar a Angelic y deshacernos de una vez por todas de Leo Haider y su locura. Mis padres intentan calmar la situación pidiendo ideas razonables o si alguien había visto a Angelic antes de desaparecer. Hasta que por fin todos guardaron silencio cuando el timbre de la casa sonó haciendo que nos miráramos entre todos ya que no faltaba nadie de la manada. Bailey camino hasta la puerta donde todos estábamos mirando y tras esta ser abierta pudimos ver al alfa de la manada Moon Black.

– sabemos dónde está Angelic – con voz gruesa hablo Diego que con el pasar de los años había cambiado mucho. Músculos bastante marcados, cabello algo crecido y barba de algunos días. Mirando a mi padre este dio un paso dejando a la vista que no venía solo y parte de su manada estaba fuera.

– pasen – los lobos entraron en la casa mostrando que ya no cabía un alfiler más y los murmullos ya no estaban presentes esperando que el alfa diera la información que tenía.

– con mi manada tuvimos una pelea con mi padre y su grupo están escondidos en la misma casa donde años atrás secuestraron a Angelic – silencio reino en la sala donde todos giramos a ver a mi padre que tenía su rostro escondido entre sus manos.

– antes que nada, debemos crear un plan no podemos perder gente ante una manada hostil si otros lobos se enteran que protegemos a una cazadora se nos vendrán al cuello. Esto debe ser un secreto y por la Luna no debe salir de aquí – miro a cada uno esperando que alguien afirmara su petición. La manada asintió con la cabeza estando todos de acuerdo y miramos a Diego que también asintió.

Cuando el joven alfa abrió la boca para hablar el timbre lo interrumpió nuevamente. Bailey abrió la puerta por donde sin esperar a ser invitados ingresaron tía Sofía, la madrastra y el padre de Angelic. Todos cargando sus vestimentas de cazadores y varias armas que pusieron nerviosos a más de uno.

– ¿qué hacen aquí? – pregunto con enfado mi madre viendo a los cazadores. Que sin mirar a nadie más que a mi madre respondieron de forma tranquila.

– vinimos a rescatar a mi hija – el señor Miller señalo a mi madre que lo veía de brazos cruzados. – Winter hablo con Brooklyn Franttini que le informo que la ex prometida de su hermano estaba desaparecida – la pose de dura de mi madre cayo y agachado la cabeza apretó los puños a sus costados.

– cariño cuanta más ayuda tengamos es mejor – mi padre tomo la mano de mi madre que levanto la cabeza un poco más decidida.

– bien pueden ayudar, pero no pueden tocar ni un solo pelo de las personas que están aquí presentes son mi manada y aliados no son un blanco de caza – los tres asintieron relajando un poco más el ambiente.

La cosa duro poco porque de inmediato la peste inundó el lugar indicando que Valius estaban cerca. Estos no se tomaron la molestia de tocar el timbre, sino que pasar directamente desde la cocina. Los padres de Carter aparecen liderando al clan donde todos volteamos a verlos.

– queremos ayudar – mi padre asintió con una sonrisa teniendo aliados a especies que jamás imaginamos que pudieran estar en un mismo cuarto sin matarse. El plan comenzó a tratarse teniendo los pros y contras de diferentes puntos de ataque.

Hasta que la puerta fue tocada por tres bebiles toques que captaron la atención de todos. Bailey nuevamente se acercó a la puerta donde abrió y su mirada fue cayendo hasta que la vimos agacharse.

– hola linda ¿estas perdida? – pregunto de forma dulce la castaña. La niña del otro lado de la puerta negó y entregándole una cajita negra en las manos salió dando saltitos a la calle. Donde un auto negro freno y ella subió para luego despedirse con la mano. – me dejo esto – Bailey le entrego la caja a mi padre que con sumo cuidado la dejo sobre la mesa. Bajo la mirada de todos removió la tapa encontrándose con un CD que ponía reproducir.

Rápido pusimos el CD en la computadora donde nos abrió una carpeta conteniendo un único video titulado.

Para la familia Black Bloodgood.

En la pantalla vimos a Angelic sentada en una silla con solo su ropa interior y el cuerpo sucio y temblando. Leo Haider apareció en pantalla con una enorme sonrisa plasmada en su horrendo rostro.

– saluda a tu mami y papi Angelic ellos te extrañan mucho – hablo Leo mirando a Angelic y poniendo sus sucias manos sobre ella tomo su mentón apretando su mandíbula para que sonriera. Ella mantenía su rostro sin expresión, pero desviaba su mirada hacia el costado. – lo siento parece que la pequeña Black no quiere hablar – soltando su mandíbula Leo la abofeteo con fuerza dejando a mi pequeña con su pómulo algo hinchado.

No conforme con eso volvió a golpearla, pero con su puño cerrado sacándole un fuerte quejido de dolor a Angelic. Tomando su cabello la tiro hacia atrás dejando a la vista su collar de luna roja.

– Cristal te gusta ver como tu tesoro al que siempre mantuviste al margen de todo sufre – mi madre cubrió su rostro cayendo de rodillas al suelo mientras mi padre se colocó a su lado intentando consolarla.



Danny Baladon

Editado: 23.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar