Red Hood

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 6

Reunión familiar
Angelic

🏹🏹🏹

Si movía mi mano la luz se reflectaba en la enorme piedra que tenía en mi dedo suspire y me acomode mejor en el pecho de Carter. Aun no caía en la realidad de que me casaría con Carter es como sentirme en una nube donde aún soy una despreocupada chica recién graduada.

– buenos días ángel – el rubio beso mi frente acercando mi cuerpo al suyo con algo de cuidado. Anoche cuando volvimos de la cena recordé que olvidé las llaves de la casa y los empleados estaban durmiendo por lo que se me ocurrió la idea de entrar por mi balcón. Yo pude subir sin problemas, pero cuando fue a subir Carter se resbalo y cayó al suelo rompiendo algunas plantas en su caída. Me sentí muy mal porque él se lastimo la espalda, pero logró subir y dormimos juntos en mi cama.

– buenos días darling – me senté en la cama estirando mis brazos tronando cada hueso de mi espalda. Unos dedos subiendo con delicadeza por mi espalda me hicieron cosquillas, me estremecí bajo las caricias de Carter. Gire para hacerle cosquillas a Carter, pero no parecía surtir efecto el tomo mis manos y me hizo girar para quedar sobre mí. Mis manos se aferraron a sus fuertes brazos recorriéndolos hasta llegar a sus hombros y seguir su curso hasta enredarse en sus cabellos rubios. Carter siempre tuvo una mirada que lograba erizar cada parte de mi cuerpo hasta llegar al extremo de no poder tener control sobre este. Lento fue acercando su rostro al mío y mis ojos por instinto viajaron a sus labios que estaba entre abiertos apenas húmedos.

– Angelic – la voz de Win del otro lado de mi puerta me asusto causando que tirara a Carter de la cama. Estúpidos nervios. Me acerque a la orilla de la cama donde me disculpe con el rubio para luego salir de un salto de la cama colocándome su camisa que me quedaba un poco por debajo de los muslos. Espero que Winter no se dé cuenta, pero teniendo diez años uno se da cuenta de muchas cosas.

– un segundo – grite acomodando las sabanas de mi cama para que se vieran un poco más arregladas y deje que Carter se escondiera debajo de mi cama para que mi hermana menor no lo vea. Tomando los primeros pantis de mi cajón me las coloque saltando para abrir la puerta.

– lindo trasero – escuche decir a Carter entre risas apenas audibles. Baje la camisa para que me cubriera mejor y verme un poco más presentable frente a mi hermana menor. Al parecer mi dignidad se quedó tirada bajo el balcón de mi habitación porque al abrir mi puerta no solo estaba Winter con una sonrisa.

 

Las cosas no podían ir mejor o esperen si puede ir peor. Debajo de mi cama se escuchó el claro estornudo de Carter seguido de un quejido porque partió su cabeza contra mi cama.

– rayos – me aparte de la puerta dejando entrar a mi papa que tenía la cara más roja y sus venas parecían querer estallar en su frente. Winter capto la indirecta y salió corriendo por el pasillo dejándome con la furia de Steven. Caminé hasta llegar a mi cama donde me senté cruzada de piernas tapándome con las frazadas. Mi prometido salió debajo de la cama cuando mi padre vocifero furioso que saliera.

– pueden explicarme que hacen ustedes dos en la misma habitación y….

– vamos a casarnos – mostré el anillo de compromiso a mi padre que casi le da un ataque, pero no sé si al corazón o de felicidad. Nos abrazó a ambos felicitándonos por la noticia y ya estaba a los gritos llamando a Maggie para organizar una cena de compromiso. – papa todo será celebrado en Portland donde ambos pertenecemos nuestra familia y amigos están allí. Lo siento, pero esto nos pertenece a nosotros dos ¿entiendes eso? – note como la desilusión crecía en la mirada de mi padre, pero tenía que comprender que este no es mi lugar. Jamás lo fue ni creo que lo sea tampoco nunca.

– está bien hija solo que pensé que bueno nada…. – Maggie tomo su mano acariciándolo con suavidad. Culpable. Así es como me siento por haber hecho sentir mal a mi papa.

– eres parte de mi familia papa, pero siempre soñé casarme en Portland en la pequeña capilla del pueblo con un vestido de novia traído exclusivamente de New York – sonreí para Maggie que con un brillo en sus ojos miro a mi padre que acepto con la cabeza – pero se hará a mi modo papa nada de cosas muy extravagantes eso no es lo mío más bien no es lo nuestro – me senté en la cama sintiendo la mirada de Carter en mi espalda por suerte tenía su bóxer puesto sino habría ardido Troya en mi habitación.

– ahora con respecto a lo que paso en esta habitación…. – el hombre de la casa recorrió la habitación con su mirada y lo único que parecía estar desordenado era mi cama. – que no vuela a repetirse mientras tu no contraigas nupcias con este joven recuerden que Winter vive en esta casa – la pareja se fue cerrando la puerta. Caí de espaldas en mi cama conteniendo la risa una corriente eléctrica recorría mi cuerpo. Carter puso su rostro encima del mío y beso mis labios.

– buenos días mi ángel – acaricie su rostro viendo mejor sus facciones la barba de dos días de Carter me gustaba. Él es lo único que me queda de mi antigua vida y me aferro a la idea de que si nos casamos podamos volver a Portland extraño mi vida haya. Sé que Carter también extraña su vida antes de venir aquí la carne cocida no es lo mismo que comerla cruda, muchas veces tuve que escabullir carne cruda a su habitación.



Danny Baladon

Editado: 23.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar