Reglas

Tamaño de fuente: - +

8

- Hola falsa Annie, ¿Te gusta mi nuevo auto?

 

- Mierda, me has dado un susto de muerte...

 

- ¿Ya olvidaste mi nombre? - Dijo algo ofendido.

 

- Claro que no.

 

- A ver.

 

- Clark, obviamente.

 

- ¿Qué rayos? ¿De dónde sacaste ese espantoso nombre? Soy Ashton, ¿Me dirás tu nombre?

 

- Creo que sería lo justo, Hayley.

 

- Suena a actriz porno, deberías intentarlo. - Musito mientras subía y bajaba las cejas, supongo que intentando verse sensual.

 

- Lo pensaré.

 

- ¿Realmente? - Dijo ilusionado.

 

- No, maldito pervertido.

 

- Oh.

 

- Oye, ¿Puedes llevarme a mi casa?

 

- ¿Podré pasar?

 

- No.

 

- Entonces disfruta de ir a pie.

 

- ¡No! Espera, sí, podrás entrar. - Dije antes de que encendiera el motor de su nuevo y lujoso auto.

 

- En ese caso, ¿Qué esperas? Sube.

 

Luego de una muy entretenida media hora, estábamos en mi casa.

 

- Iré a ducharme, puedes ver una película en mi habitación.

 

- Claro. - Dijo mordiendo de forma seductora su labio inferior. Haciéndome sonrojar.

___________________

- Aquí estoy, espero no me hayas extra... - Deje la palabra en el aire al verlo con aquel cuaderno, mi lista.

 

- Con que no eres muy diferente a una actriz porno, solo te falta subirlo a Internet, oye, me gustaría estar en esta lista. - Dijo acercándose rápidamente.

 

Tomo mi cintura con sus manos y acerco su rostro al mío. La tensión, sexual, es tanta que podría cortarla con un cuchillo.Su aliento se fusionaba con el mio. Lamió sus labios y los acerco más, rozando los míos, pero cuando iba a besarme, moví mi rostro.

 

- No... No puedes estar en esa lista.

 

- Entonces estarás en mi juego.

 

- ¿Qué juego? - Susurré cuando el coloco su rostro en la curva de mi cuello.

 

- El de reto o reto, sabes, eres lo que buscaba, una chica con una mente muy corrompida, con una amiga igual de desequilibrada para poder jugar en equipos, mi amigo y yo, contra la chica con la que compites y tú.

 

- No quiero.

 

- Por la buenas, o por las malas, me estas obligando a publicar esa sucia lista.Apoye mis manos temblorosas en su duro pecho e hice fuerza para apartarlo.

 

- Imbécil.

 

- ¿Qué? ¿Dijiste publícalo? Enseguida.

 

- ¡Bien! Jugaremos.

 

- Así me gusta, adiós estrellita. - Musito con una sonrisa macabra mientras se marchaba de mi cuarto.

 

Tome mi teléfono, y con las manos temblorosas la llame.

 

- Lea, te veo en diez en el café del centro. Código negro.

 

Tome mi abrigo y me encaminé a aquél lugar.

___

- ¡Hayley! ¿Qué ocurre?

 

- Lo sabe, él lo sabe. ¡Todo!

 

- ¿Quién? ¿Cómo? y ¿Qué?

 

- Ashton, encontró el cuaderno, nuestra competencia.

 

- Mierda, primero dime quién es él.

 

- Lo conocí en una fiesta, luego de que viera mis senos por un reto y que le rompiera el móvil a una idiota me iba. El se dio cuenta de que no me llamaba Annie y me siguió, y me llevo a casa, me pidió el teléfono para enviar un mensaje a un amigo y en realidad se llamo y guardo mi número. - Dije muy rápido.

 

- Bien, ¿Cómo es que encontró el cuaderno?

 

- Estaba perdida y lo llame a él, me llevo a casa y le dije que viera una película mientras me daba un baño, y supongo que rebusco y apareció.

 

- ¡Maldición! ¿Te dijo algo?

 

- Sí, dijo que nos uniéramos a su juego, y después de que me chantajeara le dije que sí, dado a que ahora estamos en una competencia de equipos, su amigo y él, tú y yo, y muchos retos.

 

- No suena algo tan malo.

------------------------------------------------------------------------------------------

Una canción de Lana del Rey me despertó a las dos de la madrugada.- ¿Sí? - Un gemido de cansancio sonó seguido.

 

- Oye, espero no estar interrumpiendo nada. - Dijo, oh, sorpresa, Ashton.

 

- De hecho sí, idiota, déjame dormir. - Dije colgando.

 

Me recosté y cerré mis ojos, buscando caer nuevamente en los brazos de morfeo, pero esa tranquilidad no duro.

 

- ¿Puedes dejar de llamar?

 

- No estrellita, te dije que estabas en el juego, y eso pasa cualquier día, a cualquier hora, por ejemplo ahora, y tenemos serias reglas que luego sabrán, pero de momento una de las mas importantes es; Nunca, pero nunca faltar a un reto, tú y tu amiga, traigan sus tacones mas altos, las esperamos en el edificio abandonado. - Y colgó.



D-dangerouss

Editado: 16.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar