Reina de Corazón [saga griegos#7]

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 21

Eileen

—  ¿Cómo estás? — Dimitri acaricia mi cabello y luego besa mi mejilla — me muevo en la cama para que él pueda acomodarse junto a mi.

— esto es un caos Dimitri, nunca esperé vivir esto — él me atrae a su pecho, suspira y con mucho cuidado comienza a contarme lo que estaba pasando. Cuando termina me he quedado en shock.

— cielo — la mirada de Dimitri está puesta en mi — di algo.

No respondo por que tengo un nudo en la garganta, lo único que puedo hacer es abrazarlo, buscando su calor y su apoyo.

— Lo siento — susurra, mientras lloró por la noticia, no deseaba que papá sufriera y lo iba a hacer al saber que existia una prueba de paternidad.

— papá creera que yo sabia de la prueba — mi esposo me mira a los ojos.

— dejame hablar con él — niego — cielo, tú estás afectada para hablar con él, le explicaré como pasaron las cosas con Alek.

— No quiero que papá sufra, él ha sido el único padre que conozco, el hombre que sabiendo que no era su hija, luchó por mi, aún antes desde que naciera.

— lo sé, no tienes que recordarmelo.

Se pone de pie y me mira con ternura.

— cuando llegué tu padre se dirigia al salón, iré a hablar con él.

Mi corazón se estaba desangrando por la noticia que recibiria papá.

Dimitri

— ¿Me concedes unos minutos? — Matias estaba leyendo un libro, junto a la ventana y con una taza de café.

— ¿Qué deseas Dimitri? — la hostilidad seguia en él y era comprensible.

— hablar — me siento frente a él — debo compartirte algo de lo que me enteré el dia de hoy, sé que será difícil pero no me interrumpas por favor.

Y asi comence a relatar la conversación con Alek y el motivo de su visita, el rostro de Matias cambio a varias emociones, al final la aflicción no se apartó de él.

— su hija — pasó su mano por su cabello — un simple papel le dice que es su hija y se cree ya su padre ¿Dónde estaba cuando a  Eileen le salió su primer diente? — la voz de Matias se alzó — un papel no le dará los recuerdos de las etapas que uno vive con los hijos.

Me puse de pie y puse mi mano en su hombro.

— tú eres su padre — él levantó la mirada — tu hija está sufriendo en la habitación por que tiene miedo de que tú creas que te traicionó.

— ella no tiene la culpa — se puso de pie — te agradezco que inmediatamente que te enteraste me has compartido lo sucedido, sabes que siempre te he querido mucho pero estoy molesto por la manera en que te casaste con ella, tenia sueños para mi pequeña.

— fui yo quién lo obligó — ambos nos giramos — le pedi que me demostrará que deseaba estar conmigo realmente, que me amaba por que no deseaba estar lejos de él, por que no lo hubiera soportado estar viendo a Dimitri por unos instantes.

— Eileen... — susurró Matias — mi niña, estabas llorando — abrio sus brazos en donde mi esposa corrió para refugiarse en ellos.

— papá yo no sabia de la prueba, te lo juro, primero iba a consultarlo contigo.

— lo sé mi niña — acarició su mejilla para secar sus lágrimas — ahora a protegerte.

— no tengo ningún interés en ser una reina.

— aunque no lo desees Eileen en tus venas corre sangre de la realeza y eso te pone en peligro. Debo reunirme con Alek y saber de su primo.

— no... — Matias puso su dedo en sus labios.

— debemos conocer al enemigo Eileen

— quizas nunca se entere que Alek tiene una hija.

Matias sonrió y la estrechó entre sus brazos.

— estoy seguro que cada paso que ha dado Alek ha sido estudiado.

— papá — me abrazó.

— hablaré con Xander, él está protegiendo a Katerina, debe saber bien quién es el primo de Alek.

— ¿Katerina? — las mejillas de Eileen se habian puesto rosas, en el fondo me alegraba saber que ella sentia celos por mi.

— la princesa Katerina.

— habla con ellos Dimitri, iré a hablar con tu padre y llamaré con Mika.

Matias se apartó mientras besaba a Eileen, cuando nos quedamos sólos.

Me acerque a ella y la sujete de la cintura.

— no sé como lo hiciste pero papá no ha reaccionado como lo esperaba.

— le dije la verdad cielo y no lo dejé hablar hasta que terminé de contarle la historia.

Besé la punta de su nariz y luego ella rodeó mi cuello con sus brazos.

— gracias mi querido esposo — me encantaba la ternura con la que Eileen hablaba conmigo.

— no tienes que agradecer, eres mi mayor tesoro Eileen — descendi y bese sus labios lentamente... la amaba con todo mi corazón y tenia la esperanza que ella me amaria.

———————————— 🍁


 



Kgerals

#128 en Otros
#22 en Acción
#386 en Novela romántica

En el texto hay: amor mafia venganza, saga griegos

Editado: 18.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar