Relatos

Tamaño de fuente: - +

Nota 2

Estar viendo televisión y recibir una noticia que no esperabas.

Me eche a reír como una foca epiléptica, porque nunca había visto a mi hermano en ese estado. Hoy sería mi primera vez en que lo vería de esa forma.

Pero, ¿que pasaría si vez eso que no te esperabas y que te caiga como un balde de agua fría?.

Me paralice.

El estaba ahí inconsciente. Acostado en una camilla. Sin abrir sus lindos ojos   que casualmente brillaban sin ninguna razón en especial.

Fue ahí que me di de cuenta que las personas no eligen el momento en el que se van.

No está muerto. Tiene una intoxicación etílica por tomar, la sangre se le envenena.

Necesitaba estar sola, pedirle a Dios por el.

Si el se iba, dejaría a su hijo y esposa.

El y yo no teníamos esa relación de hermano y hermana que muchos tienen.

Se preguntarán que sentía yo...

Sentía una extraña opresión en el pecho.

Es difícil necesitar a esa persona que creí que estaría en mis malos y buenos momentos, él esa persona que me hizo tanto daño.

A él que creí que era mi mejor amigo, el que nunca me iba a decepcionar. Lo hizo. 



Carmelia Rolo

#6162 en Otros
#2309 en Relatos cortos

En el texto hay: emociones, desilusion, tristeza y soledad

Editado: 25.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar