Relatos y Poemas

Tamaño de fuente: - +

Piedrita

La cornisa es lo que sostiene el final de todo, el vacío será su compañía, paso a paso, se va acercando el final.

¿Quién diría que sería él el último de todos, de todo? Él no se imaginaba que, al final de todo, nada funcionaría y esa roca sería el juez, jurado y verdugo de la tierra y de todos sus habitantes pecadores.

Pecaminoso el deseo de la humanidad de tener esperanza donde, al final de todo, nunca hubo cabida, de creerse invencibles y decir "El hombre encontrará la manera", al final no llegó esa manera de salvación y está él sólo, en la conclusión de milenios de humanidad.

Soledad. Es rara la soledad, es pacífica y silenciosa, pero en el interior, él, ese último hombre, está gritando por compañía, inquieto y deseoso por un final.

"Oxígeno al 40%" marca el medidor en su muñeca y también el HUD que se proyecta en su casco. Es demasiado tiempo y sufrimiento, como hora y media de agonía.

Quiere apresurar las cosas. Ve aquella cornisa y camina a ella, sube la empinada cuesta hasta el abismo.

El el borde, mira aquella lejana nube de roca y polvo que alguna vez llamó "hogar", aunque nunca lo sintió como casa. Ahora, en esa cornisa, está cómodo y sereno.

Flexiona sus rodillas y las extiende con fuerza, se siente ligero.

Ve aquella piedrita luna alejarse y el horizonte extenderse. Ya la humanidad se extinguió aunque aun sigue con vida un espécimen en su culminación, pero respirando.

La presión en su cabeza aumenta al ya no sentir control de su rumbo, ver las estrellas. Hermosas, pero el salto hizo que diera vueltas y no puede fijarse en una.

Su plan era pasar sus últimos momentos admirando la bastedad del cosmos y la belleza de las estrellas, pero ahora sólo ve pasar todo rápidamente.

Se arruinó su final. Ahora extraña la cercanía de esa piedrita.



Breigner Torres (Palabras Borrosas)

#7195 en Otros
#2809 en Relatos cortos

En el texto hay: relatos, poemas, frases

Editado: 29.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar