Royalty

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 8

*Narra Liam*

Las cosas no se calmaron ni un poco, pero ya eran los adultos los unicos que asistieron al parlamento. Solo nos presentabamos, muy de vez en cuando, solo para la prensa.

El asunto ya había dado la vuelta al mundo, CNN no paraba de hablar de nosotros. Obviamente los Cambridge eramos los primeros en recibir la atención aunque nadie dudó en mencionar a los Windsor de nuevo como parte de la historia.

Así que básicamente mis hermanos (y la esposa de mi hermano) y yo pasabamos la vida escondidos de las cámaras, en nuestra casa. Jugábamos cartas o poker aunque mi papá crea que es de mal gusto.

- Y les gané! – exclamó Ely – por milesima vez

- ¿sabes qué? – empezó a hablar la esposa de Louis – escuché que los Windsor se reunen de vez en cuando allá con tu novia – me miró – para pasar el rato, ellos son más – ladeó la cabeza

- Si, tu eres el de los escandalos, hagamos uno con ellos – opinó Louis

- Ja ja , si como no – dije, entonces Ely me lanzó mi celular. Todos me miraron esperando que organizara algo, como solía hacerlo. – bien

- Yey – exclamó mi hermana

Llamé a Harry, que es al que menos le preocupa este asunto de la corona; de todas maneras, a él nunca le va a tocar ser rey... y en cuestión de media hora y unas cuantas llamadas, organizamos una reunión con los Windsor para jugar Polo.

- Vamonos – grité tomando las llaves de mi audi.

- Esto va a ser genial – dijo Ely y corrió hacia fuera de la casa, hacia mi auto.

- Nos vemos allá – dijo mi hermano cuando salimos, ellos se fueron en su auto y yo me llevé a mi hermana para recoger a las princesas.

*Narra Layla*

Me la he pasado estudiando todos los días, voy cada dos días a la escuela para tomar ciertos apuntes y entregar un par de tareas, al menos las más importantes. He podido socializar un poco, intentado ser la misma de antes... nada de populares.

Lo unico que quiero es terminar la preparatoria, pasar esos exámenes y poder estudiar bien la universidad, con mis amigos, como una persona normal.

Me distraigo cuidando a Iker, enseñándole un poco de números y abecedario, a colorear dentro de las líneas. Nos la pasábamos bien solos. A veces las mujeres que ayudaban en la casa se divertían con él, lo llevaban a jugar, lo peinaban y vestían como todo un príncipe y le daban todo lo que quería; claro que él era feliz.

- Hola princesa – escuché esa familiar voz desde la puerta

- Hola – contesté sin dejar de ver el libro

- Oh si, bienvenido a la alcoba real Liam – dijo, levanté la vista con una sonrisa

- Bienvenido jóven principe – él sonrió y entró

- Bueno, hoy tenemos planeadas una serie de actividades muy cool, como dicen en América - sonrió de nuevo

- No gracias, mañana tengo exámen y...

- No – me interrumpió, me quitó el libro de las manos y lo llevó a una de las mesas de noche de mi habitación - hoy, aprenderás a divertirte como la realeza - caminó hacia mi y me ofreció la mano. Lo miré pensando. Le dí la mano - muy bien - sonrió 

 - Ufff - empezó Rose - te divertirás muchísimo - ella estaba sentada en el  asiento de copiloto junto a Liam, atrás íbamos Iker, Elysia y yo.

- Si! - exclamó Elysia emocionada - y tu también - le dijo a Iker.

No había tenido la oportunidad de conocer a otro Cambridge fuera de Liam, pero al parecer... todos son amables y agradables.

Cuando llegamos al lugar había bastante gente vestida de manera elegante y una que otra cámara de televisión.

- Liam - Rose lo miró al notar a la prensa

- ¿qué? Mi hermano dijo "escándalo" para eso necesitamos a la prensa presente 

- en primera plana - dijo Elysia poniendo la manos en el aire representando el título - Los Cambridge y los Windsor, juntos de nuevo para un épico juego de polo

- exacto - concluyó Liam; estacionó el auto - vamos señoritas y... príncipe - miró a mi hermano y luego me sonrió.

Ahora mi preocupación más grande era: cómo jugar Polo. 

Claro que la prensa no dudó en tomarnos cientos de fotos mientras entrábamos a la gran casa. 

- Liam... pss pss - llamé su atención mientras Rose estaba distraída siendo una diva frente a las cámaras 

- ¿qué?- susurró también

- no se jugar Polo - seguí susurrando 

- eso es obvio - lo miré mal - okey ven 

Subimos al segundo piso dónde había aun más gente, pero más jóvenes, vestidos con los típicos uniformes.

- Hola - saludaba Liam con educación, yo solo sonreía y bajaba la cabeza como señal de respeto, ya que, aunque se supone que son mis primos, no  los conozco, solo he tenido la oportunidad de hablar con unos cuantos. 

Liam habló con una encargada acerca de un uniforme nuevo y luego me invitó a entrar a una de las tantas habitaciones.

- no, ni creas que voy a jugar. Me voy a limitar a ver



Aby López

Editado: 19.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar