¿sabes quién soy? [saga Griegos #1]

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 10

Dario

Sonreí cuando Effie abrió la puerta, era una mujer muy sensual, hacia honor a su nombre que significaba "cara bonita".

_ que sorpresa_ me acerque y deposité un beso muy apasionado, a tientas cerramos la puerta, aprese su cuerpo en la pared mientras la devoraba con mi boca, mis manos recorrían su voluptuoso cuerpo.

Ella se soltó, me miró y empezó a bajar los tirantes de su vestido, mis ojos se deleitaban con aquel delicioso cuerpo, mi cuerpo estaba ya ansioso por enterrarse en ella.

Cuando quedó sólo en ropa íntima, se pasó la lengua por sus labios pero me señaló.

_ siempre eres apasionado Darío pero hoy es diferente,¿dime que es?

Frunci el ceño no sabia de lo que hablaba Effie.

_ no sé de qué hablas, lo único que deseo es poseerte, aquí en la alfombra, derramarme dentro de ti y escucharte gritar mi nombre cuando te haga llorar de placer_ su mirada se oscureció Effie era una deliciosa griega que sabía cómo complacer a un hombre,  su anterior matrimonio la había marcado tanto que no deseaba volver a casarse nunca mas menos enamorarse, por esa razón siempre volvía a Effie porque sabia que con ella no corría el riesgo de caer en ninguna trampa sentimental.

La besé hasta dejarla sin aliento y ahí en la alfombra la poseí salvajemente, su cuerpo y mi cuerpo se daban tanto placer que caimos rendidos al amanecer.

_ maravilloso Graco_ rápidamente se tapó la boca_ lo siento Darío.

Estaba tan cansado que no discutí sólo me límite a cerrar los ojos.

Inés

Volví a tocar mis labios y cerré los ojos para recordar ese casto beso que me había dado Matías para demostrarle a Darío que eramos pareja, sólo que a Darío no le importó así que sonreí, quizás lo del compromiso era algún rumor en la empresa pero me sentía feliz porque me daba la oportunidad de estar con Matías.

_ sueñas con Darío, nunca será tuyo_ abrí los ojos para encontrarme con la antipática de Ana.

_ honestamente ve a beberte la pastilla Ana_ ella frunció el ceño.

_ ¿cuál pastilla?

_ la de la locura, vives obsesionada con Darío y él ni cuenta se da que existes.

_ tampoco se da cuenta que tu existes, a diferencia tuya Darío me ha llevado a su cama Muchas veces y es un hombre tan apasionado... _ la callé.

_ ahórrate los detalles Ana, no me interesa Darío, estoy comprometida con Matias_ me sobresalte al escuchar vidrio estrellarse en el piso, me giré y Georgina estaba avergonzada buscando a recoger los pedazos de vidrio.

_ lo siento Srta. D'Angelo, fue un accidente_ sonreí y me agaché para ayudarla a recoger_ no sé molesté puedo hacerlo yo_ trató de apartar mis manos pero no lo permití.

_ quiero ayudar Georgina_ ella dejó de luchar contra mi y dejo que la ayudará a recoger.

_ puedes sacarla de la barriada pero la barriadad sigue en ella_ miré molesta a Ana.

_ ayudarla no es un delito ni tampoco es malo_ Ana se examinó las uñas.

_ eres corriente Inés,  hay un ejército de empleados contratados para esto_ señaló el suelo.

_ eres tan vacía Ana, todos los empleados son humanos y no está de más ayudarlos.

_ Srta se ve que usted es una gran mujer quizás por eso él joven Matías desea convertirla en su esposa_ fruncí el ceño al ver a Georgina desviar la mirada,¿sentía algo por Matías? ¿En tan poco tiempo?

_ no tienes clase Inés pero sigue así que esa forma de ser tuya alejara siempre a Darío, él odia ayudar a la servidumbre sabe darles el lugar que merecen pero bueno tu eras igual.

No respondí al ver llegar a Darío con el cabello revuelto y con la ropa arrugada.

_¿dónde dormiste anoche Darío?_ el aludido se detuvo ante la pregunta de reproche de Ana.

_ mi madre está en Grecia y las explicaciones las deje de dar a los 18 años_ iba a avanzar pero se detuvo para reparar en mi que seguía en el suelo recogiendo los vidrios pequeños.

_ ten cuidado de cortarte Inés, tú también Georgina_ avanzó y Ana soltó una patada en el suelo.

_ nunca te ha importado la servidumbre Darío_ él se giró con fastidio pero los ojos de Ana se posaron en su cuello, avanzó furiosa y sujetó su cuello _ ¡ lápiz labial! Pasaste la noche en brazos de otra mujer... _ Darío la interrumpió molestó.

_ con quien pase la noche es cosa mía de nadie más, deja de joderme la vida que empecé mi día magníficamente como para que tú vengas a arruinarlo.

Ana miró con furia a Darío.

_¿por que salir si me tienes a mi?_Georgina y yo nos quedamos de piedra, definitivamente Ana no tenia dignidad.

_ me gustan voluptuosas, pechos generosos..._ se giró para seguir su camino, inconcientemente dirigí mi mirada a mis pechos que no eran muy grandes ni muy pequeños.

Desvíe la mirada hacia la espalda ancha de Darío, él no dijo nada cuando Matías me besaba porque quizás él no deseaba honrar el contrato porque yo estaba lejos de ser el tipo de  mujer que le gustaba a Darío. Suspiré y me sentí más relajada al darme cuenta que en lo que a Darío se refería a él no le interesaba el contrato.



Kgerals

Editado: 18.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar