Saga El ángel

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 15: “No toques”

Luke
 

Un extraño viento nocturno entra por la ventana, algo que daba miedo en su presencia. Era algo oscuro y llamativo, pero de igual modo supe que no era para nada bueno; lo lograba sentir en el aire, en el ambiente.

—Hola, chicos. —Jenna se hace presente.

Mi ceño se frunció inmediatamente al visualizar aquella abominación y negué con la cabeza tan solo una vez.

— ¿Qué haces aquí, Jenna?

—Lo mismos que tú, también porque quiero matar a Rubby. Aunque eso ya lo saben todos ¿No es así?

— ¿Por qué quieres matar a Rubby? No te dejare. No te mestas con nosotros, yo maté a Lucifer, puedo hacerte papilla si eso es lo que quiero hacer contigo.

—No lo mataste. —De los labios de Jenna se logran oír carcajadas sonoras.

— ¿Qué? —Agregó Rubby a la conversación.

No me había dado cuenta que se había hecho presente hasta que logré oír su hermoso tono de voz.

—Si lo maté.

—Claro que no, en realidad mataste a Julieta, mataste a La Muerte.

—Pero era hombre... él era Lucifer.

—No ellos se cambiaron de cuerpo y te hicieron creer eso, pero nada es real, Luke.

—Dime que es una estúpida broma, una simple broma que salió mal.

—Ay, no Rubby. Todo es real.

Observé como Jenna se acercó a mí y acarició con una de sus manos mi pierna.

—No lo toques... —Dijo Rubby con el ceño fruncido sacando la mano de Jenna que se encontraba aún sobre mi pierna.

— ¿Te dan celos? —Preguntó Jenna con una sonrisa maliciosa sobre su rostro.

—Mmm... No, ¿Por qué me darían celos?

—Es muy graciosa esta situación, ¿Preferirías qué fuera tu pierna? —Jenna tomó la pierna de Rubby.

—No quiero pelear. —Dijo Rubby.

—Oohh, vamos, se vería muy sexy ¿No crees, Luke?

—No. —Respondí—. Ya basta, vete ahora, Jenna. —Fruncí el ceño al ver la situación y chasqueé mis dedos enviando a Jenna a otro lado del mundo.

— ¿Dónde la enviaste?

— ¿Es verdad que te dieron celos? —Pregunté.

— ¿A dónde la enviaste? —Preguntó nuevamente.

—Dime y te responderé.

—Okay... si me dieron, pero solo un poquito de celos ¿Dónde la enviaste?

—La envié a mi casa.

— ¿Por qué? —Frunció el ceño.

—Sigue dándote celos. —Sonreí sexy acercándome a ella para tomarla de la cintura—. ¿No es así? —Alcé una de mis cejas y la acerqué para lograr alcanzar sus labios.

—No. —Rubby respondió haciendo que la suelte.

— ¿Por qué hiciste eso?

— ¿Qué?

—Retroceder.

—Porque diste un paso al frente y agarraste mi cintura.

— ¿Y si quería besarte? —Pregunté con el ceño fruncido.

—No... ya no más.

— ¿No? ¿Por qué?

—Porque no, Luke. Por...

Asentí con la cabeza comprendiendo sus palabras.

— ¿Por la marca? —Pregunté.

—Exactamente. No me toques nunca más.

—Bueno... si eso quieres.

Rubby negó con la cabeza.

—Claro que no es lo que quiero, pero...

—Si, lo sé.

—Okay...

—Debo irme Rubby, llámame... —Desaparecí de un simple chasquido de dedos.



Byther

#155 en Fanfic
#130 en Paranormal
#51 en Mística

En el texto hay: angeles y magia, dios, oscuridad y luz

Editado: 13.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar