Saltando al amor

Tamaño de fuente: - +

Sueño

Se escuchó dentro del sueño mágico y misterioso de Marie, una gran voz de tenor lírico, algo sutil y con tono angelical y complaciente, que Marie escuchaba, no sabía como lo hacía pero podía, la voz decía:

-Al parecer has de llegar a tu destino final, has demostrado de que eres capaz.

-¿Quién eres? ¿por qué me dices eso?

-No importa saber quien soy yo, ahora dime pequeña ¿Qué deseo quieres?

-Quiero revivir al hombre de mi vida y estar junto a él.

-Revivir a un muerto tiene su precio... ¿Estás dispuesta a pagarlo?

-Sí, cueste lo que cueste...

-Está bien... lo cumpliré, tu condición será... *Fin del sueño*

..................................................................................................................

Y Marie regresaba en el tiempo 10 años atrás. En el momento de la muerte del amor de su vida.

Antes de que él muriera, le dio el tan ansiado beso que nunca le pudo dar.

El chico no sabía que estaba pasando. Ya no tenía herida en su pecho, y estaba recibiendo el beso del amor de su vida.

Era perfecto todo, y él correspondió el beso.

Marie con una gran sonrisa de satisfacción, le dijo:

-Vamos mi vida, párate de ahí, y seamos felices juntos.

Y así fue.

Fueron muy felices, durante las próximas semanas. Era maravilloso.

Estaban juntos, por toda París. Visitando todos los grandes sitios: tomándose fotos, riendo juntos, comiendo lo que se les antojara, y disfrutando de su amor tan precioso y tan único.

Ellos eran felices por doquier, y todo el mundo los observaba tan alegres y celestiales que los contagiaban con su amor de ensueño.

Y Marie, a las tres semanas le dio una gran sorpresa a su chico...

-Adivina querido.

-¿Que sería? Amor de mi vida.

-¡Estoy embarazada!

-¡¿Qué?! no lo puedo creer... ¿Voy a ser papá?

-¡Sí! ¡Vas a ser padre!

-¡¡Ay amor!! te amo con toda mi alma y mi ser... ¡es el día más feliz de mi vida!

-Me alegra tanto amor... ¡el mio también lo es!

Era todo alegría y felicidad, algo indescriptible, un lazo que perduraría por todas las vidas que pasarán.

De ahí fue el momento justo en el que Marie recapituló...

Solo le quedaban tres días de vida.

Y se largó a llorar a lágrimas derrumbada, pero con una sonrisa de regocijo que lo era aún más.



Eduardooo96

#14491 en Novela romántica
#1121 en Paranormal
#353 en Mística

En el texto hay: amor, almas, saltar

Editado: 22.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar