Salvame

Tamaño de fuente: - +

1

Kaleb

 

Mire a la mujer que iba caminando desnuda hacia el baño. Realmente no había valido la pena esa cena de 500 dólares en La Rosa. Solo había comido una insípida ensalada verde y había chillado literalmente cuando el camarero dijo que el aderezo tenia 60 calorías en ves de las 45 que ella había ordenado.

Solo había hablado de que su agente estaba consiguiéndole un gran contrato en una empresa de cosméticos importante y que ya estaba cansada de salir como cualquier otra en los desfiles sin ser distinguida. No había preguntado absolutamente nada sobre mi, quizás porque ya sabia lo único que le interesaba. Que era el Ceo soltero mas codiciado y uno de los hombres mas ricos de América según la revista Forbes de este año.

Cuando el camarero nos ofreció postre miro horrorizada y espero con cara de aburrida y parloteando hasta que yo terminara mi mousse de chocolate. luego mientras su pie huesudo acariciaba mi pierna bajo la mesa sugirió que fuéramos a mi casa por una copa.

¡ Si claro! como si fuera a llevar a una mujer que me follare a mi casa. Eso nunca pasara. Mi casa es mi templo y mi cama un lugar sagrado. La única a quien llevaba de vez en cuando era a Mercedes y no a mi cuarto.

Le dije que tenia invitados ( mentira por supuesto) y le sugerí que fuéramos a su casa o lo dejáramos para otro día. Entonces se apuro a decir que no había problema y fuimos hasta la puerta para ir en mi Aston Martin negro hasta su apartamento . Por supuesto ella se aferro a mi brazo mientras salíamos del restaurante para que los fotógrafos hicieran sus tomas. En el auto estaba eufórica diciendo que eso seria una gran publicidad para ella. Lo mismo que para todas las demás . Yo ya estaba fastidiado y esperaba que la noche valiera la pena.

Cosa que no lo fue. En cuando saque el vestido de su delgado cuerpo no hizo mas que mirarse al espejo frente a la cama para ver si se veía bien. Se quedo debajo mío como si fuera una muerta dejándome hacer todo el trabajo y se que lo disfruto, hay cosas que las mujeres no pueden fingir, pero yo sinceramente solo quería terminar e irme.

Mientras ella estaba en el baño busque mi ropa apresuradamente y me vestí. Ella salió envuelta en una bata de seda y al verme hizo un mohín con su boca, bastante ridículo

_Cariño creí que te quedarías a pasar la noche..._ dijo acariciándome el pecho con sus unas rojo sangre. ¿ que diablos me atrajo de esta mujer en primer lugar?

_ tengo una reunión mañana temprano, te llamare en la semana_ sí mentí otra vez descaradamente. Ella no pareció contenta pero no podía importarme menos. Esquive su beso y salí de allí lo mas rápido que pude.

Mientras iba en mi auto escuchando Lana Del Rey y su canción Bel Air me pregunte si alguna vez encontraría a una mujer que me sorprenda...


 



Oscura Galatea

#1027 en Novela romántica
#253 en Chick lit

En el texto hay: amor doloroso, deseo, traumas

Editado: 17.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar