Salvame

Tamaño de fuente: - +

Jane / Kaleb

Mi sangre hervía. No podía creer que Eric hubiera invitado a Jane a cenar y ella hubiera aceptado sin miramientos. La horrible sensación de celos me carcomía por dentro.

Necesitaba saber si Jane había olvidado lo que habíamos tenido en Paris. Necesitaba sentirla. En el auto Jane le dio una tarjeta a Dylan diciéndole que Sierra le pidió dársela junto con el mensaje que estaba escrito detrás.

Entramos a la mansión después de dejar a Dylan con una sonrísa que hacía años no le veía.

Salude a Jane sin mirarla y me fui a dar una ducha, no podía sacar de mi mente la idea de ella y Eric juntos. Creí estar tranquilo cuando lo de ella y Dylan solo siguió en una amistad pero Eric era otra cosa. Lo conocía. Era despiadado bajo su sonrisa amable, si la quería para el haría lo que sea para tenerla.

Salí de la ducha sin una gota de calma, enrolle una toalla a mi cintura y baje a buscar una copa. Entonces pase por la habitación de Jane, su puerta estaba entreabierta. Ella estaba  secándose el cabello con una toalla alrededor de su cuerpo y lo perdí. Entre ante su mirada de sorpresa. La tome en brazos y la bese con todas mis fuerzas. Poco a poco se entrego a mi y caimos desnudos en su cama amandonos otra vez con fuerza apasionada 

Jane

Desperté sola en mi cama, solo el perfume de Kaleb era la revelación de que había estado aquí en la noche. Cuando lo vi entrar envuelto en su toalla mi cerebro se desconecto. Toda la pasión que habíamos vivido en Paris resurgió en cuando su boca atrapo la mía. Otra vez me ato a la cama y para cuando terminamos mi cuerpo temblaba. Me abrazo y me dormí en sus brazos. Todo sin decir una palabra.

No me sorprendió no verlo a mi lado en la mañana. Kaleb no es bueno hablando de sentimientos porque no los entiende, simplemente no lo hace. Y no voy a enredar mi cabeza pensando en los cómo y los porque. No voy a buscar razones que no van a llegar. Me enamore de él desde el momento en que lo vi arrodillado a mi lado la primera vez. Ya acepte dentro de mí que lo amo. Pero también acepte que probablemente para el solo sea una aventura. Quizás pueda ser algo más pero no me lo dejara saber. Se siente cómodo en su mundo. En su soledad parca, en su omnipotencia sintiendo que él lo controla todo. Pero mi corazón piensa diferente. Lo amo. Lo deseo pero sé lo que quiero y es más que a un hombre que me tome cuando ya no puede controlar su pasión por mí.



Oscura Galatea

#1026 en Novela romántica
#254 en Chick lit

En el texto hay: amor doloroso, deseo, traumas

Editado: 17.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar