Salvame

Tamaño de fuente: - +

Kaleb

Cuando Jane bajo a desayunar me prepare para la bomba nuclear. Me prepare para las preguntas, para los porqué, me prepare para una catarata de palabras sobre sentimientos y sentirse usada.

Sin embargo no hubo nada.

Ella entro con su sonrisa matutina. Nos saludo a james y a mí como todos los días y comió su desayuno mientras me repasaba la agenda del día. No hubo una mirada de más, una sola insinuación sobre la noche que pasamos juntos. Nada. Y me sentí perdido.

Podía lidiar con los reclamos, estaba acostumbrado. Podía lidiar con una mujer ofendida y enfurecida. Pero no sabía lidiar con la indiferencia. El alivio que creí sentir se convirtió en preocupación y tensión.

Estábamos en viaje a los Ángeles cuando su teléfono sonó.

_ buen día Eric…_ se escucho una voz del otro lado y ella rio_ aun no llegue a la oficina pero te las agradeceré de antemano, no sé como averiguaste que eran mis favoritas supongo que tu tío hizo bien su trabajo_ él dijo algo mas y ella respondió_ el sábado es la cena benéfica para el museo de arte, si iremos _ el dijo algo breve y ella respondió si mirarme_ Kaleb siempre lleva una cita a esas galas así que estaré libre para acompañarte, será un placer, nos vemos_

Me quede mirando la nada. Ella había dado por sentado que saldría con otra mujer sin inmutarse.

_ ¿qué te hizo pensar que el sábado iría con otra mujer a la gala?_ pregunte tratando de ocultar sin exito mi enfado

_ Kaleb jamás en nueve meses que hace que trabajamos juntos fuiste solo conmigo a una gala, siempre invitaste a alguien más y después de las presentaciones quede por mi cuenta el resto de la noche, no tengo opción de no ir así que por una vez al menos disfrutare de la compañía de Eric_ dijo tranquilamente

_ Eric no es el hombre encantador que crees_ dije con rabia

_ Se perfectamente que clase de hombre es Eric Prat, sé que es un playboy incluso más despiadado que tu, se que tiene una prometida con la que rompió hace unos meses que es una arpía descarada, sé que no se llevan bien porque en el instituto competían por las mismas mujeres y varias veces cruzaron amantes Mercedes una de ellas, no soy tonta Kaleb ya deberías saberlo, nunca camino a ciegas_

_ ¿y si sabes todo eso cual es el punto de recibir sus atenciones?_ dije mientras llegábamos a la oficina.

_ no espero nada de él ni de nadie, solo pasarla lo mejor posible hasta que encuentre al hombre de mi vida, sé que no será Eric, ni tú, pero mientras tanto me limito a disfrutar ilimitadamente_

Nunca pensé que sus palabras me dolerían así.



Oscura Galatea

#1030 en Novela romántica
#255 en Chick lit

En el texto hay: amor doloroso, deseo, traumas

Editado: 17.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar