Samurai de 8 mundos

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 3 - Aurora Nostrum

Eran las 4 de la mañana, cuando Olympia despertó a Kenichi. con un balde de agua fría, el reaccionó sobresaltándose lleno de euforia y frio

-¿Q.... Qué demonios pasa contigo? estaba durmiendo, y el agua está muy fría, ¿estás loca? - Dijo el con una expresión de sorpresa en su cara aun con el shock del frio, temblando y sacudiéndose la cabeza

-Olympia se rió con una carcajada suave y le dijo - Ya, niño, no seas llorón, la verdad es que te diré un secreto sobre los seres del Avalon, somos muy bromistas entre nosotros, ya te acostumbrarás, se que te reirás de esto después

-¿E..so eso es  es... en serio? por favor ¿Aa quién se le ocurre despertar a alguien así ?Olympia, ya verás que la próxima me vengaré - dijo tiriitando de frío Kenichi

-Ella se rie de manera jovial y le dice - Bueno, primero tendrás que aprender a sorprenderme, y para eso necesitas aprender a camuflarte, hacerte invisible, crear distracciones y sobre todo aprender a evadir las defensas de un mago, como la habilidad para ver el alma y esas cosas no las sabes hacer aún, pero tranquilo, todo a su tiempo

-Eso no me parece nada justo , yo entonces no puedo hacerte bromas porque tus poderes mágicos te protegeran .

-Ya no seas llorón, te dije que todo a su tiempo, cuando aprendas a manejar las artes mágicas tal vez me podrás hacer un par de bromas, pero no te lo pondré facil novato, -Dijo Olympia con actitud traviesa

-Bueno...¿ y ahora que?

Te desperté para que pudieras conocer esto, quiero que vengas conmigo a Aurora Nostrum, me encanta esta Tierra, de todas es mi favorita - en ese momento Olympia dice unas palabras magicas - ¡Aetrium Fost Trier Aurorus! ,- En ese momento Kenichi y Olympia desaparecieron  y reaparecieron en una lugar fuera de los límites de la imaginación, Kenichi miró con expresión de asombro, estaban literalmente sobre el aire, el cielo era color azul de diferentes tonos, y parecia que... estaban flotando, aqui no existia la ley de la gravedad, podían moverse a voluntad por el aire, a lo lejos vio como unas pequeñas criaturas que parecían elefantes en miniatura, pequeños peces multicolores, plantas que parecían hilos, medusas y sinfin de otras criaturas volaban en libremente, a lo lejos vio como una aurora boreal de colores amarillo, azul y naranja se veía en el cielo a lo lejos, despues se dió la vuelta y vio y se dio cuenta que estaba dentro de una nube de vapor fino color jade, y mientras Aurora volaba a unos metros encima de el, el volteó abajo y la sensación de vertigo lo inundó, empezo a gritar y a patalear pero no caía hacia abajo, de hecho se dio cuenta que no habia un suelo bajo sus pies, parecia un cielo infinito-

-Esta , es Aurora, novato, disfrutala, - dijo mientras ella reia y volaba hacia el ,

- Woow, esto es increíble, AYY, no se como moverme - dijo mientras se intentaba mover como Olympia pero solo lograba dar unos ridículos vuelcos en el aire, como si estuviera girando en círculos, Olympia no pudo contener la risa y se echo una carcajada, fue y le dijo con actitud de una maestra que enseña a leer a su alumno de kinder

-Kenichi, pareces un ave enferma tratando de volar, así no debes hacerlo,,  te enseñaré

Olympia dijo unas palabras y los dos aparecieron sobre una especie de isla flotando en el aire, con arboles alrededor

-Primero, fuera esa actitud de bebé llorón, para aprender a volar necesitas perder el miedo y el miedo a que te caigas, así que debes de practicar, repite conmigo No tengo miedo

-Eh.... no estoy seguro de poder hacerlo.... todo es muy nuevo para mi

-Creo que te quedaría muy bien el apodo de Ramu, es algo así como bebé lloron en idioma elemental- dijo ella echándose a reir

-¡Oye!, bueno ya está bien, lo intentaré- 

-Repite conmigo, y liberate de miedo mientras lo dices, si no no sirve de nada, di conmigo "No tengo miedo"

-Vale está bien, "No tengo miedo"

-Muy bien, ahora debes sentirlo en lo profundo de ti, Kenichi, quiero que lo sientas de verdad, di otra vez la misma frase desde tu interior

.Bueno, dejame concentrarme un poco... .*En qué me estoy metiendo, esto es muy raro, bueno no pierdo nada lo intentaré*,- pensó dentro de sí, y se sentó en posicion de flor de loto en el pasto de la pequeña isla flotante mientras una graciosa criatura que parecia un pato lo observaba curioso

-No tengo miedo.... No tengo miedo

-Eso es , un poco mas tu puedes, ¿o será que sigues siendo Ramu?, Dijo riendose

-NO, no soy un cobarde, no tengo miedo

En ese momento sin darse cuenta se comenzó a elevar por el aire, en posicion de flor de loto

Muy bieeen Kenichi, ahora abre los ojos y por lo que mas quieras concentrate para no perder la calma, no te dejes llevar por el miedo, dijo ella desde el aire comoa  2 metros encima de el

- El abrio los ojos y se dio cuenta que estaba flotando, ahora podía moverse a voluntad, no tan rapido como Olympia, pero podia ahora moverse hacia arriba, abajo o hacia donde quisiera , estaba con una sonrisa enorme en su cara, había pasado su primera prueba en el Mundo de Aurora Nostrum-

Bueno novato, te podré al tanto ya que no sabes nada de este mundo, ven acá,- mientras los dos aterrizaban en la isla flotante



Hector Jainz Aguiñaga

#4225 en Fantasía
#1889 en Personajes sobrenaturales
#881 en Magia

En el texto hay: aventura, aventura y magia

Editado: 02.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar