Samurai de 8 mundos

Tamaño de fuente: - +

Guerra

Zaphira escribió en un pergamino la traducción de lo que había leído en la roca, sudaba frio y pensaba lo peor "si no nos apuramos a descifrar esto probablemente la sangre entera del Avalon este en nuestras manos" Recordó las veces que veía a su padre combatir a las sombras, la había llevado a la batalla de Los Estanques cuando las sombras atacaron emergiendo desde el fondo de los estanques cristalinos, los magos Avalon ganaron ese día con mucho esfuerzo, ella recordaba los gritos, los rayos oscuros y azules enfrentandose entre ellos, las sombras deshaciendose entree gritos espantosos y algunos magos que morian, tuvo miedo de que la batalla estuviera yendo mal, su padre le había dicho que ultimamente habia sido mas dificil derrotar a las sombras a pesar de que estaban preparandose dia y noche prefeccionando sus ataques y defensas magicas, era un hecho que estas sombras estaban decididas a presentar un mayor problema que lo que habian resultado anteriomente, y le cruzó por la mente un pensamiento que le heló por un momento las expresiones si su padre moría.... no, no podía morir, el habia dirigido exitosamente como comandante del Avalon las fuerzas en batalla contra las sombras mas de diez veces... esta no sería la excepcion, mientras pensaba esto trataba trabajosamente de descifrar el contenido del mensaje cifrado, "vamos... no debe ser tan dificil ya desciframos los jeroglifos en forma de espiral, tenemos un alfabeto, solo falta descifrar el mensaje y traducirlo, -Keni, ya descifré los glifos en forma de espiral necesito que te apures a hilar las oraciones, ya casi terminamos el destino de la batalla depende de nosotros- y se apresuró para averiguar mas estaba visiblemente nerviosa veia la roca  segundo e inmediatamente volteaba a ver la hoja de traduccion y anotaba una frase en un pergamino usando una pluma y tintero que cargaba a todas partes, el pergamino olía a papel viejo, luego de un rato consiguieron descifrar el mensaje oculto la roca decía explícitamente un mensaje de advertencia, una profecía, y revelaba un lugar secreto al que se podía acceder siguiendo unas instrucciones precisas, decía que había un arma que solo un guerrero de buen corazón podría portar, y que esto sería la única manera de derrotar al ataque final de las sombras, para acceder a este lugar secreto tenía que portar una llama de Fuego Ancestral, decir un hechizo que estaba encriptado en las runas, (pedía descifrarlo las instrucciones), y especificaba que solo 4 más el guerrero elegido personas podrían desactivar la magia para entrar al otro lado de la roca, era en realidad un escudo mágico que encubría una caverna excavada en la roca, de la cual no se podía entrar apareciendo dentro de ella (ya lo había intentado Zaphira) pero no pudo entrar, ya que se tenían que seguir las instrucciones al pie de la letra, porque la entrada a las ruinas estaba protegida por escudos mágicos poderosísimos que ni la magia de una ninfa tan experimentada como ella podía quebrar.

 

Zaphira terminó de escribir todo y se transportó deprisa a donde seguía entrenando Keni y Olympia

 

Les dijo lo que había encontrado, de manera nerviosa y eufórica

 

-Esta es la razón por la cual los ataques de las sombras son cada vez más fuertes, me lo ha contado mi padre, comandante del ejército de los tres poblados del Avalon, las sombras nunca habían luchado tan fieramente porque se acerca el ataque final, estaba escrito en la roca , era el lenguaje de los antiguos primigenios, ¡debemos hacer algo pero ya!, especifico que hay una manera de salvar al mundo de ese ataque final, debemos conseguir el arma que solo un noble soldad puede portar, más la magia de otras 4 personas, somos los 4 más Keni, las condiciones las tengo aquí escritas en este pergamino , tendremos que reunir muchas cosas para poder lograr entrar a la caverna que decía la encriptación, además debemos descifrar un hechizo encriptado para desactivar los escudos mágicos , no es posible aparecer dentro de la caverna nada mas así, -dijo Zaphira visiblemente aturdida y llena de euforia y miedo

 

-Zaphira, tranquilízate, ¿estás segura de eso? sabes que podría tratarse de algo falso o de algún error de interpretación, casi nadie sabe leer el idioma de los primigenios Frei, algunos piensan que son solo leyendas cuentos viejos que los padres de las aldeas le cuentan a sus hijas para dormir- contesto con dudas Olympia

 

-NO NO, estoy segura que es real, se leer el idioma de los primigenios, mi madre me enseño a hacerlo hace años, sabes que nunca digo mentiras y nunca me equivoco en la traducción Olympia, ya deberías saberlo -dijo ella con impaciencia-

 

Nunca habìa visto a Zaphira tan agitada ni tan llena de impaciencia, ella normalmente era apacible y tranquila , jamás buscaba llamar la atención ni tratar de impresionar a los demás "en base a su actitud es probable que lo que diga es cierto" juzgò Olympia, mientras Keni se limitaba a observar a unos 5 metros, tratando de oir y entender algo de lo que pasaba, pero no lograba entender la mayoría de lo que decía, solo a juzgar por las expresiones corporales de Zaphira no debía ser nada bueno

 

-Novato ven acà, tal vez nos seas útil Olympia los teletransportó a la cabaña

 

-Busquen a Delfos, A Merlìn y a Athenas, debemos trabajar en esto para poder detener el ataque final de las sombras, Keni, necesito hablar contigo a solas- dijo Zaphira



Hector Jainz Aguiñaga

#4245 en Fantasía
#1881 en Personajes sobrenaturales
#883 en Magia

En el texto hay: aventura, aventura y magia

Editado: 02.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar