sangre de un Phoenix

Tamaño de fuente: - +

capitulo 1

tres meses antes

Mansión Queen 8:00am

Westmount Canadá.

 

A mi pesar me tuve que levantar de mi hermosa cama. Un poco de sol atravesaba el visillo de la ventana, aunque el frío que habrá afuera debe ser terrible. Me dirijo hacia mi baño, deprendiéndome de todas mi prendas para poder sumergirme en la bañera dejando que el agua me reconfortara. Enrollo una toalla en mi cuerpo y en mi cabello rubio claro natural en la cual tenia unas mechas de color fucsia y violeta.

Me acerco al espejo para poder alistarme, escojo la opción mas fácil, que consiste en una sombra de ojos dorada clara haciendo un efecto precioso en mis ojos color gris con toque de azul, o azules con toques grises. No lo se, en realidad es raro el color de mis ojos. Me coloco un delineado fino y me encrespo mis largas pestañas haciendo un efecto Mariposa y me coloco mascara de pestaña, y un poco de brillo en los labios. Salgo del baño, y me dirijo hacia mi gran closet, donde encuentro prendas de las distintas tonalidades del negro y del plomo, y algunas son de color rojo y otras Moradas; Que puedo decir me encanta el negro. Al final termino escogiendo una blusa blanca con una chaqueta de cuero y unos pantalones negros del mismo material.

Bajo la escalera principal para llegar a la segunda planta de la casa. Si. Dije segunda planta por que es una mansión que cuenta con tres pisos, quince habitaciones (algo claramente exagerado) que solo diez tiene su  baño propio, una biblioteca junto con una sala de laboratorio, dos salas de estar, cuatro baños de visitas, un comedor enorme que se encuentra en la segunda planta en conjunto con un living enorme que cuenta con sillones, puf, unos estantes con algunos libros, y el odioso piano. Y mas la escalera principal y la de atrás.

Después nos dirigimos a la primera planta donde lo mas enorme que uno divisa cuando entra es la enorme puerta, con unos bloques de mármol que cumple la función de sujetar la segunda planta luego nos dirigimos noroeste en un gran pasillo y nos encontramos con el arco de la puerta que nos dirige a la enorme y moderna cocina americana con una puerta de vidrio para salir al exterior, y en unas esquina había una escalera con un ascensor que guiaba al comedor asi se hace mas fácil transportar la comida. En la dirección Noroeste de la primera planta, se encuentra con un pasillo enorme donde nos guía a una casa aparte donde se encuentra las habitaciones de los empleados, que son unos seis. El odioso mayordomo Bardwell, Rosy la cocinera, Steven el que verifica que este en orden todo y el cuidador, el chofer de Harry mi tio,  Belliston, y dos sirvientas que se encargan del aseo de la mansión. Monserat y Lou.

Me dirijo hacia el comedor, y como suponía estaban tomando desayuno Harry y mis primos; Mateo un chico de veintidós años, tez tostada ya que se a quemado con el sol, y sus ojos medios rasgados de color cafes brillantes como si fueran la viva imagen de un sol y Felix mi primo de la misma edad aunque el me gana por cinco meses, su cabello negro, estilo surfista, y sus ojos cafés. Y el mas molestoso.

—Hulala —dijo Felix agregando un silbido—. La mujer de negro, se despertó de su cueva.

—y el estúpido nuevamente esta comiendo —le digo con una falsa sonrisa.

—Gracias.

—Como dormiste anoche?— ese es Harry.

—Bien —le digo mientras sacaba un rebanada de pan, mientras que Lou, agregaba agua a mi café.

—Mentirosa.

—No estoy hablando contigo— le digo a Felix mientras le pegaba una pata debajo de la mesa.

—Aush!!!!!.

Harry nos miro con advertencia, para que dejáramos de pelear. Felix me saca la lengua y yo nuevamente estiro mi pierna para pegarle haciendo que lanzara otro grito.

—El sueño nuevamente— dijo Mateo acercando su silla alado mío para que solo yo escuchara.

Asiento con la cabeza. En comparación con Felix, Mateo era mas cercano a mi de todas las formas a parte de ser mi primo mayor es mi mejor amigo, el me entiende y compartimos lo mismo gustos.

—aunque fue mas raro que los sueños anteriores, esta vez vi a un ave con fuego, fue raro — le digo, haciendo que se atragantara con el jugo de naranja, empezó a toser con fuerzas—. Estas bien?

—Si solo que me apresure por tomar el jugo— me digo pasando por sus labios una servilleta —Padre vas a la empresa hoy?

—Si, tengo una reunión— digo Harry tomando su jugo —Por que?, o acaso por fin decidiste en estar en el negocio.

—Ja. Por supuesto que no.

—Cuando vas a tener conciencia.... es el negocio....

Y aquí vamos, nuevamente con la discusión del día. Harry mi tio es unos de los empresarios mas famosos en Canadá y en el resto del mundo, maneja una gran codena de Hoteles QUEEN y entre otras cosas que desconozco. Harry esta empeñado en que Mateo siga con el negocio familiar, igual como el hizo cuando cumplió veinte años, pero mi primo por una razón que desconozco no quiere involucrarse con el hijo del diablo, o ese fue el termino que el utilizo cuando los escuche discutiendo en el despacho de Harry.

Felix me entrego una mirada de irritación y me mostro la puerta. No necesitamos telepatía para saber que era lo que me quería decir, nos levantamos de la mesa y caminamos hacia la puerta dirigiéndonos hacia a las escaleras para bajar a la primera planta e irnos de aquí.



Paradis24

Editado: 16.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar