Sangre Púrpura © (saga Westhampton Libro #3)

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 26

 

Robert se quitó el saco y lo limpió con la mano; este tuvo que reprimir una sonrisa. Las cosas habían dado un giro que tenía que aceptar que le favorecía en todos los aapectos de su vida.
Lady Georgia era la mujer que el necesitaba, tenía que aceptar que aparte de gustarle iba ser una buena madre para sus hermanos y no sólo eso, era la hermana del duque de Westhampton. Con ayuda de este él podía destruir las fabricas inglesas e implantar las suyas propias. 
Tuvo que reprimir una sonrisa mientras se colocaba el saco de nuevo.
---Georgia---comenzó a decirle este---Tú familia está esperando que me rechaces 
---Exactamente---le dijo ésta con una sonrisa
---¿Piensas atarte a alguien de por vida sólo para no darles el gusto?
Ésta alzó la barbilla---Asi es 
---Estás loca
---Te prefiero a ti que a esos insípidos y gracias a este matrimonio cesarán las habladurías de la razón de mi soltería, posterior a eso te aceptarán en la sociedad. Es un buen acuerdo ¿No crees?
Él le sonrió---Así que estamos negociando
---Por supuesto, no estoy enamorada de ti así que no espero amor de ti. Hablaré con Westhampton, le pediré que te ayude en lo que sea que estás trabajando
---Me ofreció su ayuda de una forma tan sutil, muy propio de él claro está, y lo  mande a freír a espárragos
Georgia abrió los ojos como platos.
---¿De verdad? ¡Oh Dios! ¿Por qué no estuve allí? ¡Daría lo que fuese por ver la cara de Wolf!
---¿Quién es Wolf?
---Wolfram es mi hermano, es su nombre de pila
---Parece de mujer
Georgia se echó a reír---¡Claro que no!
Robert le sonrió---Bién, no insistiré. Supongo que tenemos que hacerlo oficial, así que haré uso de lo que traje
Georgia alzó las cejas---¿Me compraste un anillo?
---¿A ti Georgia? ¿Algo tan convencional? La verdad no---este sacó un pequeño cofre de madera rectangular de color cobre, con textura de flores y lo abrió. 
Los ojos de ella se abrieron de par en par y por primera vez Lady Georgia Westhampton se quedó sin palabras.
---Una cadena en forma de herradura para una amante de los caballos como tú, sostén esto---le pidió este mientras le daba el cofre---Te lo colocaré
El collar era de oro y en cada agujero de la herradura tenía diamantes. Absolutamente todo el diseño fue idea de Freyja, los mellizos se tomaron con agrado la noticia y ésta le había dicho: "A ella le gustan los caballos, además perdió a uno ¿recuerdas? Hazla sentir mejor". 
Este se colocó frente a ella---¿Te gusta?
Ésta tomó el dije y lo acarició con los dedos.
---Me encanta, gracias
Este la atrajo hacia él y la besó. Le gustaban los besos de ella, porque a pesar de que no era una experta le permitía tomarse libertades. Los labiod de ella eran suaves y delgados; pero siempre procuraba responderle con la misma intencidad con la que la besaba.
De repente escucharon unos silbidos y aplausos; éstos miraron en dirección a las voces y vieron a los hermanos de Georgia junto con sus cónyugués en uno de los balcones.
---¡Hay niños aqui presente! ¡Más repeto jóvenes!---les gritó la condesa mientras reía.
Georgia la imitó. A continuación Robert miró a Lord Marsias y este le hizo un asentimiento de cabeza y este le correspondió; luego miró a Lord Uriel y este le hizo el típico saludo militar y Robert se lo devolvió. No vio al duque ni a la duquesa, aunque era de esperarse.
---¡Oye Harris!---le gritó Uriel---¡Mi mas sentido pésame!
Todos se echaron a reír, Robert incluido. Pero la mirada de Georgia le hizo saber que a ella no le daba ni pizca de gracia.
---¿Te parece gracioso Robert?
Él se puso serio de inmediato.
---No bonita
Ésta miró en dirección a Lord Uriel---¡Sólo espera a que te coloque las manos encima!---le gritó mientras caminaba hacia la casa.
Ésta se detuvo y lo miró---¿Vienes?
Este la miró. Nunca había pertenecido a una familia y se sentía extraño, porque sus padres habían sido una mierda y no había conocido ni primos ni tíos.
Este la siguió y entrelazaron sus manos.
---Uriel siempre está molestándome ¿sabes?---le explicó ella---Es un idiotal
Él la miró---Eres molestable, yo disfruto de ello
---Tú también eres un idiota 
---Cariño ¿Podrías encargarte de todo? Me refiero al baile de compromiso y la fecha de la boda, de verdad me urge ir a América
Georgia se detuvo y lo miró---Está bien pero ¿Cuánto tardarás?
---No lo sé, quizá un mes
---¿Un mes? Robert eso es mucho tiempo
---Si quieres hacemos el baile en una semana sólo para que todos lo sepan y luego...
---Hacer un baile no es fácil---lo interrumpió ésta---Tenemos que hacer lista de invitados, repartir invitaciones, organizar menús , además tengo que hacer mi vestido ¡Son muchas cosas Robert!
---Está bien, pero mi amor yo tengo que viajar si o si ¿De acuerdo? Esto no tiene discusión alguna
Georgia puso las manos en jarras. Robert alzó las cejas, si pensaba discutir le dejaría claro que él era el hombre y por ende tenía la última palabra. Posterior a eso se protegería los testículos.
---Está bien, supongo que puedo tomar este mes para hacer todo---le dijo ésta
Él le sonrió---Muy bién
En ese instante se encontraron con el mayordomo y este hizo una reverencia.
---Mi lady, su excelencia la está esperando en el estudio---le informó.
---¿A mí también?---quiso saber Robert
---No señor, me informó que se reunirá con usted luego de que preparé algunas cosas
Robert asintió---Bién
---¿Me esperas en el salón?---le preguntó su prometida y este asintió---Marco acompáñalo a Westhampton Room
---Sí mi lady---le dijo este---Acompáñeme señor Harris
---Muy bién---este la miró y le dio un pequeño beso en los labios---Nos vemos luego



Rosmery AH

#918 en Novela romántica
#323 en Otros
#60 en Novela histórica

En el texto hay: gay, nobleza, novela historica

Editado: 11.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar